La famosa escopeta superpuesta de Ignacio Ugartechea, en venta

Ignacio Ugartechea mostrando su superpuesta al conde de Teba durante el Campeonato del Mundo de Tiro de Pichón de 1954, en San Sebastián.

A pesar de su pequeño calibre, esta escopeta, fabricada por el propio Ignacio Ugartechea, fue utilizada por él en numerosas ocasiones

Redacción | Ugartechea, la conocida fábrica de armas, anunciaba hace unos días la venta de la mítica superpuesta de Ignacio Ugartechea, a través de su página de Facebook.

«Los hermanos no nos dedicamos a las escopetas y la normativa no permite cerrar los talleres hasta que no estén vendidas todas», nos aclara su hija Marta, actualmente a cargo del resto del negocio.

A pesar de su pequeño calibre, esta escopeta, fabricada por el propio Ignacio Ugartechea, segunda generación de armeros de la casa, fundada en 1922 en Eibar, fue utilizada por él en campeonatos y jornadas de caza, a los que era muy aficionado.

Ignacio Ugartechea con su escopeta supuerpuesta calibre 36.

El Museo de la Industria Armera de Eibar ya cuenta con armas de esta casa y el Ayuntamiento no ha mostrado interés, «por lo que finalmente se ha decidido ponerla también a la venta», ha explicado Marta a Cazaworld.

Como curiosidad, señalaremos que, siendo la primera empresa española en realizar escopetas de cañones superpuestos, pronto se decantó por la fabricación de paralelas, pero Ignacio Ugartechea siguió utilizando esta superpuesta del calibre 36 (conocido popularmente como 12 mm o .410 —en recámaras mágnum—), incluso para ojeos de perdiz.

Detalles de la superpuesta propiedad de Ignacio Ugartechea, ahora a la venta.

Armas emblemáticas de uno de los mejores talleres armeros

Tras el cierre de la actividad de esta fábrica emblemática y la muerte de don Ignacio en 2019, los herederos pusieron a la venta 200 escopetas terminadas, así como diversas escopetas ‘en blanco’, sin acabar, y distintos componentes de las mismas, con grandes descuentos.

«El año pasado sí tuvimos bastantes ventas, pero ahora está el tema más parado, y como queremos vender todas para cerrar el taller, hemos vuelto a hacer otro recorte, rebajando al 50 % las 94 escopetas terminadas que nos quedan y unas 70 a las que solo les falta embellecer», nos comenta Marta.

Fábrica de escopetas Ugartechea.

Una oportunidad única para conseguir una de las admiradas armas de Ugartechea que, para finalizar con su actividad, según obliga el Reglamento de Armas, deberá vender todas las que están terminadas, entre ellas, también una paralela que Ignacio regaló a su hijo (igualmente llamado Ignacio) en agradecimiento por su trabajo comercial en Francia. Un arma única, de doble radio, cañón con acero Bohler Antinit, calibre 12 y grabada por un artesano austriaco que Ignacio padre trajo expresamente para decorar esta escopeta, cuyo precio actual de venta son 6.500 euros.

Paralela, calibre 12, de Ignacio Ugartechea hijo.

La mejor tecnología estaba unida a un excelente trabajo artesanal, por lo que también siguen en los talleres, según nos indica Marta, «todos los materiales y piezas para empezar y terminar una escopeta, porque en Ugartechea se realizaba el proceso completo de elaboración del arma, sin necesidad de talleres auxiliares, ¡incluso se probaban aquí!».

«Mi padre estuvo hasta el último momento pendiente de la fábrica y tenemos todos sus archivos, donde están detalladas cada una de las operaciones que hay que hacer con cada pieza. No sabemos qué hacer con ellos…», se lamenta Marta.

Esta joya histórica, la superpuesta de Ignacio Ugartechea, calibre 36, está a la venta por 40.000 euros.

Detalle de los grabados de la superpuesta de I. Ugartechea.

Fotos cedidas por Armas Ugartechea / www.ugartecheashotguns.com


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *