Una lanza a favor de Cinegética

7 marzo, 2018 • Pluma invitada

Una feria de caza es sencillamente el lugar de reunión de personas, amigos, compañeros de afición, etc., que comparten un día de experiencias, de batallas, de historias que contar.

La temporada de caza ha llegado a su fin. Para muchos, el último día de temporada fue el último día que salieron al campo a disfrutar de nuestra pasión. Para mí, el broche final de cada temporada  lo pone la feria Cinegética, la feria de caza más importante del país. No es importante porque sea en la capital de España, porque sea la más grande. ¡No!, es la más importante porque es capaz de reunir a cazadores de todas partes de España y de fuera de nuestras fronteras.

Para muchos, incluso para mí misma, Cinegética es una feria de caza que flojea en ciertos aspectos ya que falta, como cada año, la esencia de la caza mayor, como son las rehalas, los carros, la caza más común y la caza más de pueblo. Pero teniendo presente esto, tengo que romper una lanza a favor de Cinegética.

No sólo es una feria a la que acudes a comprar. Para muchos cazadores, entre los que me incluyo, una feria de caza (Cinegética, Almazán o cualquiera de las muchas que tenemos en España) es sencillamente el lugar de reunión de personas, amigos, compañeros de afición, etc., que comparten un día de experiencias, de batallas, de historias que contar. Es un lugar de reencuentro con todas aquellas personas con las que durante todo el año mantenemos contacto por RR. SS. y que incluso llegan convertirse en grandes amistades.

Y qué es si no la caza… más que unión, amistad, risas, historias, comidas, almuerzos… En definitiva, unos locos que comparten la misma locura, la caza.

Bea Alcoya


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.