Solicitan una montería en un concejo gallego por la «alarma social» que causan los lobos

18 agosto, 2017 • Noticias de caza

El alcalde de Castro de Rey afirma que varios lobos llegaron hasta el polígono industrial y que nadie quiere verlos cerca de sus casas.

El Concejo de de Castro de Rey solicitó este miércoles, y por primera vez, una montería en las inmediaciones del núcleo de Castro de Ribeiras de Lea para frenar los ataques de lobo en la zona.

Ante la creciente «alarma social» que existe actualmente entre los vecinos, y después de los últimos incidentes registrados en las proximidades del núcleo urbano, la administración local decidió actuar para tratar de buscar una solución.

«Recibimos numerosas quejas vecinales y hay mucha alarma social. No son sólo los daños económicos que generan los ataques en las explotaciones, nadie quiere ver al lobo cerca de las casas», indica el regidor de Castro de Rey, Francisco Balado, que este miércoles por la mañana registró un escrito en la Consellería de Medio Ambiente para pedir que se autorice a la mayor brevedad una montería en un radio de cuatro kilómetros en los alrededores del núcleo de Castro de Ribeiras de Lea.

«En el escrito que presentamos hacemos un repaso por los últimos ataques registrados en el municipio», indica Balado, que recuerda algunos casos como el último, ocurrido el pasado sábado, cuando el lobo mató a dos ovejas e hirió a otra en una finca cerrada perteneciente a una explotación situada a 200 metros del casco urbano de Castro de Ribeiras de Lea.

La semana anterior una oveja resultó muerta y otra herida en otro ataque de lobo en otra finca próxima al parque empresarial de Castro. Los hechos ocurrieron por la tarde, a plena luz del día y a escasos cien metros de las viviendas según relataron los propietarios del rebaño atacado.

«En junio hubo otro caso en la parroquia de Matodoso, donde el lobo mató a un poni y a una oveja, y ya era el cuarto que sufrían en esta explotación, y hay otros casos en la parroquia de Arcos, ya en el concejo de Otero de Rey, pero limítrofe con Castro. Hay una explotación que perdió 40 reses en los últimos años», explica Balado, que asegura que su siguiente paso será ponerse en contacto con el regidor de Otero de Rey, José Pardo Lombao, para buscar apoyos y conseguir que Medio Ambiente autorice la montería «para tratar de sacar al lobo de estas zonas».

«Hay presencia de varios lobos, y vecinos que aseguran que los vieron y que llegaron al polígono industrial», dice el regidor de Castro de Rey, que muestra su preocupación ante un problema que crece y deja indefensos a los ganaderos de la zona.

Buscar aliados y ponerse en contacto con el regidor de Outeiro de Rei no será la única medida. Los vecinos de Castro de Ribeiras de Lea y de otras parroquias del municipio de Castro de Rei iniciarán estos días una recogida de firmas para presentar en la Xunta con el objetivo de hacer una mayor presión social y respaldar la petición del Concejo.

Otras batidas

«Es la primera vez que desde el Concejo de Castro de Rey solicitamos una montería para tratar de alejar al lobo del núcleo urbano y los alrededores, pero no es la primera vez que la pedimos. En el mes de junio se solicitó una de jabalí y Conservación de la Naturaleza la autorizó. Sirvió para ahuyentar al jabalí de la zona», valora Balado, que explica que en aquel caso también se adoptó esta medida después de que se acumulasen muchas quejas por parte de los ganaderos, que sufrieron importantes pérdidas económicas en sus cultivos de maíz.

Informa Cristina Arias para elprogreso.com


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.