Visor Zeiss Victory V8: precio, características, versiones y pruebas de caza y galería

4 septiembre, 2019 • Armas, munición y complementos

Visores Zeiss

Definido como «el mejor visor de la historia de Zeiss», el Victory V8 ofrece una claridad, nitidez y versatilidad fuera de toda duda.

Juan Francisco París | En marzo de 2014, la prestigiosa firma alemana presentó en IWA el Victory V8 como «El mejor visor de la historia de Zeiss», pero en realidad lo que había creado era el visor con súper-zoom más compacto, nítido y versátil del mundo.

Inicialmente, los Victory V8 aparecieron en dos versiones: V8 1,8-14×50 T* y V8 2,8-20×56 T*, pero en 2015 Zeiss introdujo otras dos que completaron la gama: 1,1-8×30 T* y 4,8-35×60 T*. Desde entonces Zeiss no ha lanzado al mercado nuevas miras V8, ya que cubren todas las posibilidades de caza en batida y la de rececho a cualquier distancia, así como la caza y el tiro a distancias extremas con el modelo más potente.

Torreta ASV de visor Zeiss V8

Torreta ASV LR- H, de serie en V8 2,8-20×56. Opcional en los V8 menos potentes.

Los cuatro visores V8 tienen en común que se ofrecen con tubo de 36 mm, lo que desde el primer momento de su introducción motivó, sobre todo por parte de la competencia, ciertas críticas que para Zeiss no están justificadas porque un tubo central de 36 mm permite que las retículas tengan un mayor rango de ajuste que la de los visores de 30 mm, lo que es especialmente importante en disparos a grandes distancias. De hecho los V8 se pueden equipar o vienen equipados de serie, dependiendo del modelo, con una torreta balística en altura —ASV LR-H— especial para largo alcance que permite hacer blanco hasta una distancia de 600 metros sin tener que recurrir a montajes especiales.

Por otro lado,  gracias al tubo de 36 mm, los V8 utilizan lentes de mayor diámetro, que las que se pueden introducir en un visor con cuerpo de 30 mm, que proporcionan un rendimiento óptico superior. Sobre todo cuando se usan con muchos aumentos porque proporcionan un mayor diámetro efectivo del objetivo, mayor pupila de salida y factor crepuscular, etc–. En particular las grandes pupilas de salida –ver características de los distintos modelos– permiten ver mejor el blanco al encarar y, por tanto, apuntar de forma más rápida usando muchos aumentos.

Además, para lo potentes que son, los V8 no son visores grandes ni muy pesados. Al revés, algunos modelos, como el 1,8-14×50 T* o el 2,8-20×56 T*, se podrían calificar de compactos teniendo en cuenta que se fabrican visores menos potentes, por ejemplo del tipo 3-12x y 3-18x, etc., que son más largos.

Máxima calidad Zeiss

Donde las críticas callan es en todo lo relacionado con su insuperable calidad y no solo por la que tienen los visores V8. Enmudecen con cualquier otro producto Victory porque este nombre es el que utiliza la empresa alemana en sus productos de alta gama y, en cuestiones de alta gama, la calidad de cualquier producto Zeiss Victory es indiscutible.

El sistema de iluminación de los visores Zeiss V8 es de bajo perfil patra facilitar su acceso

La unidad de iluminación, de bajo perfil, está ubicada en el ocular.

El cuerpo de los V8 está impecablemente anodizado en negro y no les falta nada que pueda necesitar un cazador: ocular de enfoque rápido —que permite compensar las dioptrías entre -3,5 y +2, selector de aumentos con apoyo para el dedo y finas y brillantes retículas “luminosas” cuya iluminación se controla con un mando ubicado sobre el ocular, que es de bajo perfil para que no moleste y que se puede manejar fácilmente con la mano derecha mientras se sostiene el rifle encarado con la izquierda.

Las retículas luminosas de los visores Zeiss V8 se ven a cualquier hora del día

Las retículas “luminosas” se divisan a cualquier hora, no molestan y permiten apuntar con precisión.

La unidad de iluminación posee un botón en el centro que sirve para controlar de forma precisa el fino y brillante punto de luz que ilumina el centro de la retícula y que solo cubre 3,3 mm a 100 metros, por lo que se puede usar en rececho a grandes distancias. Es visible de día y de noche, posee memoria y función de apagado automático si el rifle no está en posición de tiro.

Mandos de corrección de un visor Zeiss V8

En los V8 menos potentes, los mandos corrigen 1 cm/100 m y 0,5 cm en el 4,8-35×60 T*.

Los mandos de ajuste son reposicionables y corrigen 1 cm a 100 metros en todos los modelos, salvo en el 4,8-35×60 T* porque está ideado para que se pueda usar como visor de caza o de tiro a distancias extremas y sus mandos —o torretas balísticas ASV especial para tiro o ASV Competition— corrigen medio 0,5 cm.

Internamente están equipados con lentes FL de cristal con fluoruro HT ­—fabricado por Schott, una empresa del Grupo Zeiss— y están tratadas con el tratamiento antireflejante multicapa Zeiss T*, que proporcionan una alta transmisión total de la luz —92 por ciento— de todo el conjunto de lentes­ y también una alta resolución, lo que permite que con un V8 se puedan distinguir con el más mínimo detalle y definición los blancos, incluso utilizando grandes aumentos y con malas condiciones de luz.

Además, por supuesto, también se pueden usar con malas condiciones meteorológicas y en ambientes polvorientos porque son impermeables y sus lentes exteriores están tratadas con LotuTec, tratamiento de probada eficacia, pues lo usa Zeiss desde hace décadas, que repele el agua y la suciedad.

Visor Victory V8: Características

Las características generales, comunes a todos los modelos Zeiss Victory V8, son:

Cuerpo: De 36 mm para montar con anillas o con carril Zeiss hecho de aluminio de alta calidad muy resistente y anodizado en negro.

Ocular: De enfoque rápido, con rango de ajuste de dioptrías entre -3.5 y +2 y selector de aumentos estriado provisto de apoyo para el dedo.

Distancia de seguridad al ojo: Fija, de 95 mm con todos los aumentos.

Gran pupila de salida: Todos los modelos poseen diámetros de pupila de unos 10 mm, lo que permite una imagen relajada, sin sombras, y como consecuencia un encare más rápido.

Lentes/transmisión de la luz: Lentes FL —con fluoruro de cristal Schott de alta calidad— con tratamiento antireflejante T* multicapa y las exteriores también protegidas con LotuTec, que repele el agua y la suciedad —grasa, sangre, polvo…— para que se puedan utilizar lloviendo o nevando y en condiciones adversas, propias de la caza. La transmisión de la luz es del 92 por ciento. Ofrecen una imagen clara, contrastada y nítida.

Retícula: Iluminada en segundo plano. Todas las versiones V8 están disponible con retícula Zeiss 60 con la que se puede practicar cualquier modalidad de caza y tiro a grandes distancias. El modelo 1,1-8×30 T* se puede adquirir además con retícula 54, más específica para caza en movimiento, y el 4,8-35×60 T* con retícula 43 –tipo Mil-Dot­ más apropiada para larga distancia.

Unidad de iluminación: De bajo consumo. Ilumina el centro de la retícula con un punto de luz muy fino, pero visible tanto de día como de noche, que permite apuntar con precisión a grandes distancias y no crea destellos: solo “tapa” 3,3 mm a 100 metros. Tiene sistema de apagado automático si el arma no está en posición de tiro y memoria —al conectarse de nuevo ilumina la retícula con la intensidad seleccionada—. El mando se encuentra sobre el ocular pero es de bajo perfil y no molesta al encarar. En el centro posee un botón multifunción que controla la iluminación y se pude pulsar incluso con guantes.

Visor Zeiss V8

V8 4,8-35×60 T* con ASV Comp H –de serie– y en deriva con ASV Comp S –opcional–.

Mandos de ajuste/ASV: Reposicionables a cero. Un click equivale a 1 cm a 100 metros salvo en el modelo V8 4,8-35×60 T* cuyos mandos corrigen a 0,5 cm a 100 m por click. Los dos V8 más potentes, 2,8-20×56 T* y 4,8-35×60 T*, se suministran de serie con torreta balística Zeiss en altura ASV Long/Range-H (ASV LR-H) y ASV Competition-H (ASV Comp-H), respectivamente.

Opcionalmente, los dos V8 que no están equipados con torreta en altura se pueden pedir con ésta y los 4 también con torreta balística de deriva ASV LR-S y ASV Comp-S (en V8 4,8-35×60 T*).

Nota: las torretas ASV LR y Comp son idénticas, pero las ASV Comp corrigen a razón de 0,5 cm/100 m y las ASV LR 1cm/100 metros.

Resistente al agua y al empañamiento: Se pueden usar lloviendo (impermeables, probados a 400 m/bar) y no se empañan porque están rellenos de nitrógeno.

Paralaje: Los modelos 1,8-14×50 T*; 2,8-20×56 T* y 4,8-35×60 T* se ofrecen de serie con mando lateral de control de paralaje desde 50 metros a infinito. El 1,1-8×30 T* está libre de paralaje a 100 metros.

Fotos A, A1, B,B1, C,C1 y D,D1 en carpeta versiones. De cada versión se proporcionan dos imágenes para que podáis elegir.

Visor Zeiss Victory V8: Versiones y precio

A continuación proporcionamos las características más importantes de cada uno de los cuatro modelos y su precio según la tarifa 2019 de Excopesa, empresa que los distribuye en España. Se proporcionan los datos del diámetro de la pupila de salida y diámetro efectivo del objetivo —con el aumento mínimo y máximo— para que el lector pueda comparar, si lo desea, con otros visores con zoom similares de otras marcas pero con cuerpo de 30 mm, porque son valores que indican la gran capacidad que tienen los V8 para que el usuario pueda encarar rápido y ver mejor con poca luz.

Victory V8 1,1-8×30 T*

Aumentos: 1,1x-8x

Diámetro del objetivo: 30 milímetros.

Diámetro efectivo del objetivo: 10,6-30 mm.

Diámetro de la pupila de salida : 9,9-3,9 mm.

Campo de visión: 39,6-5,4 metros a los 100 metros.

Retícula iluminada: 54 ó 60.

ASV de serie: No.

ASV Opcional: Sí, en altura (ASV LR-H), en deriva (ASV-S) o ambos. Consultar precio a Excopesa.

Longitud total: 303 mm.

Peso: 600 gramos sin carril; 620 gramos con carril.

Precio configuración de serie/retículas:  2.395 euros con retícula 60 ó 54, tanto con cuerpo para montar con anillas como con carril.

Victory V8 1,8-14×50 T*

Aumentos: 1,8x-14x.

Diámetro del objetivo: 50 milímetros.

Diámetro efectivo del objetivo: 18,6-50 mm.

Pupila de salida: 10,3-3,7 mm.

Campo de visión: 23,0-3,1 metros a los 100 metros.

Retícula iluminada: 60.

ASV de serie: No.

ASV Opcional: Sí, en altura (ASV LR-H), en deriva (ASV LR-S) o ambos. Consultar precio a Excopesa.

Longitud total: 343 mm.

Peso: 710 gramos sin carril; 730 gramos con carril.

Precio configuración de serie/retículas:  2.745 euros tanto con cuerpo para montar con anillas como con carril.

Victory V8 2,8-20×56 T*

Aumentos: 2,8x-20x.

Diámetro del objetivo: 56 milímetros.

Diámetro efectivo del objetivo: 27,5-56 mm.

Pupila de salida: 9,8-2,8 mm.

Campo de visión: 15,5-2,1 metros a los 100 metros.

Retícula iluminada: 60.

ASV de serie: Sí (ASV LongRange en altura).

ASV Opcional: ASV LR-S en deriva. Consultar precio a Excopesa.

Longitud total: 350 mm.

Peso: 830 gramos sin carril; 855 gramos con carril.

Precio configuración de serie/retículas:  3.070 euros tanto con cuerpo para montar con anillas como con carril.

Victory V8 4,8-35×60 T*

Aumentos: 4,8x-35x.

Diámetro del objetivo: 60 milímetros.

Diámetro efectivo del objetivo: 41.8-60 mm.

Pupila de salida: 9,9-1,4 mm.

Campo de visión: 8,6-1,2 metros a los 100 metros.

Retícula iluminada: 43 ó 60.

ASV de serie: Sí (ASV Competition en altura).

ASV Opcional: ASV Comp-S, en deriva. Consultar precio a Excopesa.

Longitud total: 402 mm.

Peso: 970 gramos sin carril; 1.000 gramos con carril.

Precio configuración de serie/retículas: 3.240 euros tanto con cuerpo para montar con anillas como con carril.

Visor y macuto Zeiss

Uso en la caza del visor Zeiss V8

“Una herramienta única para alcanzar el éxito en la caza”. Con estas palabras presentó Zeiss en marzo de 2015 al V8-1,1-8×30 T*. Y, desde luego, debido a su lente frontal de 30 mm en vez de los 24 mm usuales y a su calidad óptica es un visor único. Con un gran campo de visión, de casi 40 m, es ideal para cazar en movimiento, modalidad en la que se puede usar con los dos ojos abiertos con 1,1x. Pero también permite hacer tiros muy largos en rececho debido a la calidad de las lentes Zeiss y a su objetivo, más “luminoso” que el de cualquier otro visor potente de batida.

Jabalí cobrado empleando un visor Zeiss

Cochino cobrado durante la prueba en caza del V8 1,1-8×30 T*.

Las personas que asistimos al III Día internacional del tiro en IWA, celebrado en las instalaciones de RWS, lo probamos a placer con la retícula 60 y ASV LR-H a 100 y a ¡300! metros sobre siluetas de animales que alcanzábamos fácilmente. Era un día nublado, típico de marzo en Alemania, pero, a 300 m los blancos se veían perfectamente.

Luego lo he probado en España, incluso en caza en varias ocasiones sin éxito hasta que por fin, en una de las monterías a las que asistí en mi coto de entonces, logré abatir un “navajerillo” de muy buen cuerpo. Lo había montado en mi rifle y no sé qué me contrarió más, si ver los raquíticos “piños” que tenía el guarro o pensar que, como ya lo había terminado de probar, tendría que devolverlo y seguir usando mi visor. ¡Menuda diferencia!

Probando rifle con visor Zeiss en galería de tiro

Probando en la galería de 100 a 300 m de RWS el V8 1,1-8×30 T*.

El que nunca he probado es el 1,8-14×50, el más multipropósito porque se puede utilizar en montería si no es necesario disparar muy cerca —en 1,8x el campo es de 23 m, mayor que el de antiguo Zeiss Victory 1,5-6×42 T* y con un objetivo más grande—, practicar la caza mayor a rececho a distancias superiores a los 300 metros en 14x y también hacer esperas nocturnas con luz de la luna, debido a la calidad óptica de sus lentes.

Probando rifle y visor en campo de tiro

Prueba en Sauer S404 del 2,8-20×56 T* en España –Club Deportivo Centro–.

Sí he probado, y no dudaría en comprármelo, el 2,8-20×56 T*. Es algo así como un super 3-12×56 porque tiene 8 aumentos más y mando de control del paralaje, características que lo habilitan para hacer esperas nocturnas, recechar a distancias cortas, medias y largas y además se puede usar como si fuera un pequeño y nítido telescopio para evaluar el trofeo antes de disparar. Lo probé poco después de llegar a España montado en un Sauer S 404 y a 100 metros se ve el centro de un blanco de tiro de precisión como si estuviera, exagerando un poco, al alcance de la mano.

Probando un rifle y visor en galería de tiro

Prueba del V8 4,8-35×60 T* a 300 m en la galería de RWS.

Aunque el que se puede considerar más que un visor un telescopio de alta calidad es el 4,8-35×60 T*. Lo probé en el II y III Día internacional del tiro en IWA a 300 metros y, con el selector de paralaje en 300 m, podías distinguir con 35x hasta las imperfecciones de los blancos. Increíble visor para caza mayor o de predadores a larga distancia y a distancias extremas, debido a su potencia y a que los mandos corrigen 0,5 cm. Muy nítido y luminoso incluso en 35x, también lo compraría sin dudarlo, aunque lo utilizaría más en tiro de precisión que como visor de caza.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *