V Montería Social del Real Club de Monteros

22 noviembre, 2016 • Caza mayor

El Real Club de Monteros convocó a sus socios en la V Montería Social que en esta ocasión se celebró en el coto «Tercerías Bajas», en el término de Anchuras. La jornada de montería fue organizada estrictamente bajo las tradiciones monteras, en finca abierta y con la seguridad como principio elemental, abatiéndose un total de 15 venados, 15 cochinos y 11 ciervas.

Desde hace cinco años el Real Club de Monteros tiene instituida anualmente la celebración de la Montería Social del Real Club de Monteros, en la cual se observan estrictamente las tradiciones y se lleva a cabo en una finca que cumpla con ciertos requisitos, como que sea abierta, que cuente con unas posturas en su gran mayoría naturales, en las que la seguridad de las mismas sea impecable y que se eviten manejos ganaderos en la fauna.

Foto grupal. El Real Club de Montero celebra su V Montería Social.

En las últimas ediciones hemos puesto también como norma, el que se recabe la colaboración de la Asociación Española del Perro de Sangre (AEPES), para que nos ayude en el cobro de las reses heridas, dado que esta actividad eleva el sentido ético y moral de la caza.

Por quinto año consecutivo el Real Club de Monteros convocó a sus socios a celebrar su Montería Anual, el pasado 30 de octubre de 2016, esta vez en el coto «Tercerías Bajas», en el término de Anchuras, Ciudad Real.  Miguel Ángel Perlado y Jaime Fernández, junto a Desarrollos Rurales El Dehesón y la propiedad de la finca, colaboraron en propiciar las mejores condiciones para la jornada.

Bajo la atenta mirada del presidente del Club, la noche anterior se celebró el sorteo seguido de la cena, preludio para el día de caza, y que compartimos más de 30 personas destacando la gran afluencia de Socios Junior. Después de saludar tanto a socios antiguos como algunos de reciente incorporación, a los que desde aquí saludamos especialmente y agradecemos su participación, se procedió al sorteo de posturas.

Los comentarios sobre las expectativas monteras se sucedieron durante la cena, condicionados por el optimismo de la guardería y la incertidumbre del efecto de los recientes cambios climatológicos que podrían haber condicionado los encames de las reses en la mancha.

El domingo amaneció radiante, prolegómeno del sofocón de calor que enmarcó un gran día de caza, protagonizado por los socios y acompañantes, que cubrieron 32 posturas, a los que se añadieron otras 4 de rehalas y otras 4 de la propiedad, divididos en cinco armadas para cerrar convenientemente la finca.

La orografía de la finca sin ser quebrada ofreció un gran espectáculo de la montería, sucedido por rápidas carreras de reses al atravesar velozmente la mancha y salir a las rañas que vetean la finca, y que distribuyeron suerte de forma proporcional entre casi todas las posturas, quedando muy pocas sin lance.

Terminada la montería, los comentarios de los monteros durante el aperitivo y almuerzo ofrecidos reflejaban satisfacción, y en algunos casos también cierta frustración por la falta de puntería, atribuida a la falta de entrenamiento en el comienzo de la temporada. A la junta llegaron más de una treintena de reses, incluyendo 15 venados, 15 cochinos y 11 ciervas.

Una vez más, y en representación de la Asociación Española de Perros de Sangre AEPES, nuestro amigo Abdón Cabeza de Vaca dirigió a sus alanos para colaborar en el rastreo de varias reses heridas, con éxito en el caso de un venado.

Informa: Real Club de Monteros

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *