UPA y COAG afirman que las ovejas en Zamora sufren más de un ataque diario de lobos

20 Febrero, 2017 • Noticias de caza

El dueño de un rebaño de la localidad zamorana de Palazuelo de Sayago se se encontró hace unos días 14 ovejas muertas, 26 mordidas y 70 desaparecidas. Algunas explotaciones han cerrado en los últimos años y otras se han pasado al vacuno. Las organizaciones de agricultores y ganaderos UPA y COAG afirman que los propietarios de rebaños de ovejas en Zamora están desesperados porque afirman que en esta provincia se produce una media de un ataque diario por parte de manadas los lobos. Al sur del Duero, el lobo está protegido por una Directiva europea.

Un total de 14 ovejas muertas, 26 mordidas y 70 desaparecidas: ese es el balance del ataque causado por lobos que sufrió un ganadero de Palazuelo de Sayago, un pueblo de la zona occidental de la provincia de Zamora al sur del río Ebro.

Ovejas halladas muertas en Palazuelo de Sayago (Zamora)

Desde las organizaciones de agricultores y ganaderos UPA y COAG denuncian que no se trata de un hecho aislado, sino que se enmarca en una situación muy complicada para los propietarios de rebaños de ovejas de Zamora, de la que ya están desesperados.

Así lo explican las fuentes consultadas por El Confidencial Autonómico, que destacan que según los datos que recopilan, sólo en la provincia de Zamora hay una media de un ataque al día por parte de manadas de lobos contra el ganado.

400 ataques en un año en Zamora

A lo largo de 2016, Castilla y León registró unos 1.700 ataques de lobos: en Ávila hubo 550, en Salamanca en torno a 300, en Zamora, 400…

La situación es distinta a un lado y al otro del río Duero: al norte se permite la caza de lobos, especie cinegética, y al sur, donde en principio hay menos, está protegido por una directiva europea y sólo se matan lobos por indicación de la Junta de Castilla y León.

Además, al sur, es la Junta la que paga los costes por las ovejas muertas, y al norte lo hacen los cotos de caza donde se producen los ataques. Eso provoca que al sur del Duero, aunque los daños son más cuantiosos, se paguen últimamente de forma más rápida, mientras que al norte hay más ataques pero menos graves, y en algunos casos no se llegan a pagar.

Los ganaderos zamoranos denuncian que hay comarcas de su provincia en las que los lobos se están extendiendo de forma excesiva, por lo que piden al gobierno que preside Juan Vicente Herrera que ponga en marcha un plan de erradicación de lobos en esas zonas.

Además, aseguran que pese a las indemnizaciones que hay establecidas, nunca se les resarcen todos los gastos: «Las ovejas que sobreviven dejan de dar leche tras un ataque de lobos, muchas abortan, pierdes la mejora genética que se había conseguido con esa oveja muerta…».

De ahí que, según las fuentes consultadas, el aumento significativo de ataques de lobos está llevando a algunos ganaderos a tomar decisiones drásticas: «Algunas explotaciones han cerrado, algunas se pasan del ganado ovino al vacuno, que sufre menos ataques de lobos».

Informa elconfidencialautonomico.com

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *