Una plaga de conejos afecta a varias zonas cerealistas en Valladolid

23 diciembre, 2016 • Actualidad

Los agricultores de Ataquines y de otros municipios vallisoletanos denuncian a través de la Alianza UPA-COAG los daños causados en sus cultivos por los conejos. Desde la organización agraria de Valladolid se reclama a la Junta de Castilla y León y al Ministerio de Fomento actuaciones urgentes para controlar la plaga de conejos mediante descastes y capturas en lugares donde habitualmente no se puede cazar por ser zonas de seguridad.

La Alianza UPA-COAG de Valladolid ha denunciado la plaga de conejos que está afectando a los agricultores de Ataquines y de otros municipios vallisoletanos, y urge a la administración regional a tomar medidas eficientes.

La organización reclama un control poblacional de conejos y que sea el Servicio Territorial de Medio Ambiente quien gestione las actuaciones a llevar a cabo ante un problema que lejos de solucionarse año tras año se incrementa afectando de manera severa a los agricultores. Y es que la expansión incontrolada de estos animales se multiplica dado que en muchos casos las madrigueras se encuentran en zonas  de seguridad de carreteras secundarias, autovías o infraestructuras del ADIF.

En este sentido, la Alianza UPA-COAG reclama a cotos y ayuntamientos que en cada caso urjan a la Junta de Castilla y León y al Ministerio de Fomento para que autoricen urgentemente el control de una plaga de conejos que devora cultivos y cuyas «víctimas en primera persona» son los agricultores, que ven nacer el cereal, y otros cultivos, y de inmediato sufren daños en sus parcelas.

La Alianza UPA-COAG de Valladolid reclama actuaciones para que se permitan descastes en determinadas épocas del año y capturas en zonas donde habitualmente no se puede cazar y que se convierten en auténticos focos de reproducción.

En todo caso, la Alianza UPA-COAG de Valladolid exige a las administraciones que no miren para otro lado y que se actúe de inmediato porque cada vez son más zonas en las que los conejos tienen asegurados sus refugios y se expanden de forma incontrolada dañando cultivos como cereales, leguminosas, viñedo y hortícolas.

Informa: agroinformacion.com

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *