Una mujer denuncia un robo en su vivienda y los policías encuentran una sorpresa

11 junio, 2019 • Vídeos de caza

Varios agentes de policía rodean la vivienda armados con pistolas y deciden entrar por la fuerza.

La situación da un vuelco cuando los policías descubren al intruso y cambian pistolas por sillas.

Redacción | Varios agentes de policía armados rodean una casa tras el aviso de un asalto a la vivienda. El operativo se ha puesto en marcha por la llamada de una mujer que afirma que un delincuenta ha entrado en su domicilio.

Varios agentes de la Policía de de Texas llegan a la vivienda y confirman que la casa está ocupada porque oyen ruidos. Con las pistolas en la mano, la rodean y se disponen a entrar. Avisan con gritos de su presencia y uno de los policías entra con una linterna en la mano izquierda y la pistola en la otra. 

«¡Es un ciervo!»

La escena está llena de tensión. Nadie sabe qué hay dentro de la casa mientras varios agentes armados la rodean y entran en ella. De repente, uno de los agentes advierte a sus compañeros del motivo de los ruidos y la causa del aviso: «¡Es un ciervo, es un ciervo, es un ciervo!».

Una de las alarmas de la vivienda salta y entre los agentes intentan que el ciervo, que parecer ser una hembra de cola blanca o ciervo de Virginia, encuentre una salida.

«¡Abre la puerta, abre la puerta!», dice uno de los agentes a un compañero mientras agarra una silla de la casa para tratar de empujar al ciervo hasta la salida.

Los policías, que han cambiado las pistolas por sillas, logran finalmente que el ciervo encuentre la puerta y salga al exterior.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *