Una decena de cazadores y sus perros se suman a la búsqueda del hombre desaparecido en La Coruña

3 Enero, 2017 • Noticias de caza

Una decena de cazadores con sus perros se sumaron en la tarde de ayer a la búsqueda de José Lamas Muiño, el hombre de 81 años que lleva desaparecido desde el día 23 de diciembre. El hombre fue visto por última vez sentado en un banco cercano a su casa en Carballo (La Coruña) y, desde entonces, no se sabe nada de él. Sus familiares se quejan de que los cuerpos de seguridad del estado no han participado durante los últimos días en la búsqueda.

Un grupo de cazadores se sumó en la tarde de ayer a las tareas de búsqueda de José Lamas Muíño, el carballés de 81 años desaparecido el viernes día 23, cuando fue visto por última vez por una vecina, sentado en el banco de una marquesina, a escasos metros de su domicilio, en el lugar de A Espanadeira, en la parroquia de Entrecruces.

Esta decena de cazadores se repartieron por dos zonas de trabajo, ambas en la parroquia donde reside el octogenario. Se tratarían de áreas boscosas de difícil acceso y cubiertas por la maleza, pero muy conocidas y transitadas por los aficionados a la caza.

Un allegado de José Lamas aseguró que estos cazadores ya habrían comentado este domingo por la tarde la posibilidad de sumarse a este dispositivo.

Sobre las tres de la tarde acudieron a la cita, con sus respectivos perros, y acompañaron en estas labores a una veintena de vecinos y familiares. Aunque sobre las seis de la tarde, cuando se dio por finalizada la jornada, debido a que se hacía de noche, no se había producido ninguna novedad sobre el paradero de José Lamas, cuya desaparición ha desatado un sinfín de especulaciones en Entrecruces.

En la Guardia civil no descartan ninguna hipótesis de trabajo ya que, a día de hoy, no se ha localizado ninguna pertenencia o prueba alguna que pueda servir de guía fiable a los investigadores.

José Lamas Muíño salió de su casa, según sus allegados más cercanos, sobre las seis de la tarde del viernes día 23 y fue visto por una vecina media hora más tarde. Se encontraba sentado en una marquesina a escasos metros de su domicilio. En el entorno familiar continúan sorprendidos por no recabar en estos once días datos fiables sobre lo que le pudo haber ocurrido a José Lamas Muíño. Un allegado llegó a decir que parece que a José «se lo tragó la tierra». Y añadió: «A día de hoy no se ha encontrado ningún tipo de prenda o zapato. Nada, absolutamente nada». Tampoco hubo movimientos en sus cuentas bancarias y el desaparecido no se llevó consigo el documento nacional de identidad. No tenía coche ni carné de conducir, según este familiar, quien insistió en que José Lamas no se llevó dinero que guardaba en casa.

Durante estos once días familiares, amigos, vecinos, personal de emergencias y agentes de seguridad de Carballo peinaron, sin éxito, la práctica totalidad de la parroquia de Entrecruces. Incluso ampliaron la búsqueda en pistas, caminos y zonas boscosas de Anxeriz, en el vecino municipio de Tordoia, aunque sin éxito. En estas tareas incluso participaron en los diferentes dispositivos cuatro perros de rastreo del Seprona y de la Axencia Galega de Emerxencias.

Desde el entorno familiar se han vuelto a quejar, ayer, de que en las últimas jornadas no participaron en los dispositivos ni agentes de la Policía Local ni de la Guardia Civil («no nos consta que vinieran», dicen) aunque en el instituto armado mantienen comunicación diaria con la familia para seguir con este caso.

Informa: lavozdegalicia.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *