Un perro cae a un pozo donde había 4 jabalíes atrapados

25 abril, 2019 • Noticias de caza

Efectivos de Protección Civil de Níjar y agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía realizaron el rescate.

No es la primera vez que animales de la fauna salvaje son encontrados en el fondo de pozos o balsas de riego.

Redacción | Los hechos sucedieron en la localidad almeriense de Níjar, en los alrededores del «Paraje Cerro Lobos». Paco, un perro de 7 años de la raza pinscher, se precipitó por un pozo abandonado de unos 10 metros de profundidad y 2,5 metros de diámetro. Su dueño, al asomarse, se sorprendió al ver cómo se encontraban en si interior otros 4 jabalíes que habían caído con anterioridad.

Los dueños de Paco, angustiados, acudieron a avisar a la Guardia Civil. Los agentes, tras ubicar el pozo en las inmediaciones de la Playa Carnaje, deciden desplazar sus vehículos hasta la zona para poder utilizarlos como anclaje para fijar las cuerdas del rescate.

Al acercarse al pozo para comprobar la información dada por los dueños del perro confirmaron la escena y comenzaron a preparar el rescate.

Rescate de los animales

Para el rescate, se desplazaron a la zona efectivos de Protección Civil de Níjar y Agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

Uno de los efectivos de Protección Civil descendió al fondo del pozo ayudado de cuerdas para rescatar a Paco tras comprobar que se encontraba bien.

Posteriormente, comenzó el rescate de los 4 jabalíes. Para ello, los efectivos de Protección Civil contaron con la ayuda desinteresada de «Solo Vertical-Guías de Montaña», que aportaron el material de escalada necesario y el personal técnico para realizar descensos simultáneos y rescatar a los jabalíes, ayudándose de pértigas con lazos aportados por la Guardia Civil. Una vez rescatados, los jabalíes fueron puestos en libertad.

Denuncia al propietario del terreno

El propietario del terreno donde se encontraba el pozo ha sido denunciado por incumplir el Real Decreto 2857/1978 por el que se aprueba el Reglamento General para el Régimen de la Minería y que desarrolla la Ley 22/1973 de Minas en concordancia con el R. D. 863/1985, Reglamento General de Normas Básicas de Seguridad Minera e Instrucciones técnicas complementarias ITC 04.2.01, que indica que toda excavación peligrosa abandonada deberá quedar eficazmente señalizada, de manera que nadie, inadvertidamente, pueda entrar en ellas; así como la obligatoriedad de que en las bocas de los pozos que existan en superficie y no estén en servicio se tapen convenientemente con el fin de impedir el acceso y la caída de personas y/o animales.

El pozo fue finalmente señalizado y asegurado por los miembros de la Guardia Civil.

Pozos y canales, trampas para la fauna

No es la primera vez que animales de nuestra fauna salvaje son encontrados en el fondo de un pozo. El pasado año, agentes del Seprona rescataron un jabalí que se encontraba en el fondo de un pozo en la localidad zamorana de Fermoselle.

Los canales y balsas de riego también han demostrado ser una trampa para los animales salvajes y domésticos, e incluso para las propias personas.

Personas y animales son encontrados ahogados al no poder salir. En las redes se pueden encontrar multitud de vídeos que corroboran estos hechos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *