Un niño de 4 años fallece alcanzado por un disparo en una cacería

19 enero, 2019 • Actualidad

El mortal accidente ha sucedido en la finca «La Lapa» de la Sierra Norte de Sevilla durante la celebración de una jornada de caza

Entidades animalistas como Pacma están empleando el trágico suceso para solicitar la prohibición de la caza.

Redacción | Un niño de 4 años ha perdido la vida este sábado en Sevilla. El menor ha recibido un disparo durante la celebración de una montería que se celebraba en la finca “La Lapa”, situada en el término municipal de Guillena. Los servicios de atención médica acudieron al lugar del suceso y trasladaron al niño aún con vida al centro de salud más cercano, en Burguillos, pero los intentos de reanimación no tuvieron éxito.

El menor se encontraba en una montería que se celebraba en la citada finca, a las puertas de la Sierra Norte de Sevilla. Tras producirse el grave suceso, el 112 ha recibido una llamada sobre las 11:30. Los efectivos médicos se han personado para atender al menor, decidiendo trasladarle a un centro de salud.

Burguillos era la localidad con centro de atención médica más próximo. Una vez en el centro, el personal sanitario ha intentado reanimar al menor sin conseguirlo, teniendo que certificar su fallecimiento.

Reacciones inmediatas

Las reacciones tras el trágico suceso se han producido de manera inmediata. Los mensajes de consternación desde el sector cinegético ya se están difundiendo.

«Sin palabras nos deja esta triste noticia. Nuestro más sincero pésame a sus familiares. DEP», afirma un texto publicado en redes sociales por la Real Federación Española de Caza (RFEC). La entidad recuerda que no se han de olvidar las normas de seguridad durante el ejercicio de la caza para «evitar lamentables accidentes como este».

Por su parte, la Federación Andaluza de Caza ha difundido un escueto mensaje: «A falta de conocer todos los detalles, terriblemente afectados y sobrecogidos por esta noticia. DEP». Su homóloga extremeña ha empleado las redes para lanzar un mensaje incidiendo en el cumplimiento de las medidas de seguridad que mencionaba la RFEC. «Lo primero es enviar nuestro pésame a esa familia rota por el dolor. Los cazadores debemos seguir trabajando para que estos sucesos no se repitan y nunca olvidemos que la seguridad debe ser la prioridad cuando estamos en el campo. DEP».

Por el contrario, desde sectores animalistas se está aprovechando el fallecimiento del menor para atacar a la caza. El partido animalista Pacma ha escrito en un mensaje  difundido por RR. SS. lo siguiente: «Hoy hay que lamentar la muerte de otro niño en una cacería. La caza es violencia y como tal, no sólo debería mantenerse alejada de los niños, ‘si no’ (sic) de toda la sociedad». Los anticaza solicitan la prohibición de la caza a raíz de este incidente afirmando que debería ser «una actividad ilegal».

Investigación

Según han confirmado fuentes de la Guardia Civil, se ha abierto una investigación sobre el suceso y, si bien el juzgado de guardia de Sevilla ha decretado el secreto de sumario, las primeras hipótesis apuntan a un accidente.

El cuerpo del menor ha sido trasladado al Instituto Anatómico Forense de la capital andaluza para practicarle la autopsia.


2 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Silvia dice:

    Un niño tan pequeño no debería estar ahí. Terrible imprudencaia.

  2. Luis dice:

    Qué dolor, lamentable accidente. Me imagino el dolor de esos padres…y también del infortunado cazador.
    Gran pérdida de una vida, un niño.
    Un fuente abrazo y ÁNIMO, todos lo sentimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *