Un juzgado asturiano desestima la demanda de un conductor que colisionó contra un jabalí

28 marzo, 2017 • Noticias de caza

Un conductor que viajaba diariamente desde Oviedo a la provincia de León sufrió un accidente causado por un jabalí en la autopista de peaje AP-66 el 18 de mayo de 2015. El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Pola de Lena acaba de desestimar una demanda contra la empresa concesionaria de la vía y una aseguradora al entender que no son responsables del suceso. Pese al vallado que aisla la autopista de la entrada de fauna doméstica o salvaje, el jabalí llegó a la calzada donde se produjo el accidente. El denunciante recurrirá el fallo a la Audiencia Provincial de Asturias.

Un jabalí yace muerto en una carretera nacional.

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Pola de Lena ha desestimado una demanda contra Autopista Concesionaria Astur Leonesa S.A. y contra una compañía de seguros por parte de un conductor que tuvo un accidente al colisionar con un jabalí que invadió repentinamente la calzada. El denunciante ya ha anunciado que recurrirá el fallo a la Audiencia Provincial de Asturias.

El juez refleja que consta probado que el cerramiento con malla metálica que protege la autopista en esa fecha y en ese tramo se encontraba correctamente colocado y vallado en ambos sentidos.

Se basa también en la declaración realizada por los agentes de la Guardia Civil que revisaron el estado de la malla metálica en un radio de 500 metros del lugar del accidente, 250 metros de un lado y del otro, y comprobaron que la malla no estaba rota.

El conductor, que viaja todos los días a León o a Ponferrada desde Oviedo por motivos de trabajo con su vehículo Peugeot 307, el 18 de mayo de 2015, sufrió un accidente en la autopista de peaje de la Plata (AP-66) en el kilómetro 67,7 de Campomanes a Virgen del Camino, sobre las 23.00 horas, cuando un jabalí invadió la calzada y colisionó contra su coche.

El conductor durante el juicio defendió que dicho jabalí accedió a la autopista por el defectusoso estado de mantenimiento del vallado perimetral que aísla la autopista de la entrada de animales salvajes. El denunciante también reclamó daños personales por un importe de 7.615 euros.

Por su parte, los demandados no negaron el accidente pero si la responsabilidad de la concesionaria en el mismo al argumentar que en la autopista hay señalizaciones que advierten de paso de animales en libertad, por lo que el conductor debió de haber extremado la precaución.

La concesionaria señaló además el suido pudo acceder por una zona de un talud de tierra, y que incluso ese punto kilométrico está la confluencia de las vías N-630 y la AS-242, en las que el cierre perimetral se ve interrumpido.

Informa lavozdeasturias.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *