Un jabalí de 155 kilos anima la temporada de caza en Chantada

6 noviembre, 2018 • Caza mayor

Cuadrilla de cazadores de Chantada con el jabalí / Roi Fernández

Este temporada no estaba siendo buena para los cazadores de este municipio lucense, pero abatir un ejemplar tan grande ha supuesto un motivo de satisfacción.

Al menos hasta el pasado fin de semana, y por lo que a jabalíes se refiere, la temporada cinegética no había sido muy provechosa para los cazadores de Chantada. «Otros años, por estas mismas fechas, llevaríamos casi el doble», dice Manuel Gotriz. El domingo, pese a todo, logró abatir un ejemplar de 155 kilos de peso. En su pandilla de caza, que lleva el nombre de Ribeira Sacra, llevan cuenta de varias piezas de récord. «Se han cobrado algunos de más de 160 kg, pero cada vez es más difícil que lleguen a eso tamaño. Se caza mejor y hay más medios», señala el presidente de la peña, José Antonio Telecher.

La batida en la que fue abatida este gran ejemplar se desarrolló en Podente, en Santo Tomé de Merlán, una zona situada por encima del embalse de Belesar en la que abundan las praderías. En medio de una de ellas, oculto en un pequeño matorral, estaba encamado el jabalí que abatió Manuel Gotriz. Se puso a tiro cuando trataba de huir adentrándose en una carballeira. «Donde hay castañas y bellotas hay jabalíes», dice el cazador que acabó con su aventura.

La abundancia de soutos (parcelas de castaños) explica en parte la proliferación de jabalíes en Chantada, a pesar de que el monte no es tan abundante como en otros municipios del sur lucense. Pero no solo de castañas vive este animal. Esta cosecha hubo más daños que nunca en los maizales. En cierto modo, Manuel Gotriz ajustó cuentas el domingo. «Este año estropearon 500 kilos», apunta.

Informa Lujis Díaz para lavozdegalicia.es


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *