Un conductor evita un accidente al esquivar a cuatro jabalíes en la autovía, en Cazanes

5 Octubre, 2016 • Información de interés

Los cazadores y conductores de Villaviciosa (Asturias) están desesperados. Ya no saben cómo decir ni qué hacer para que el Ministerio de Fomento o la empresa encargada del mantenimiento de la Autovía del Cantábrico les hagan caso y revisen el cierre para evitar el paso de fauna salvaje. Temen que se produzca un accidente grave y haya que lamentar una desgracia. Por falta de advertencias no será.

jabali

El maliayés Borja Berros, de Poreñu, se llevó un enorme susto en la madrugada del sábado cuando cogió la autovía en dirección Gijón para ir a trabajar a Granderroble (Quintueles). Al poco de incorporarse, a la altura del campo de golf y el puente de Cazanes, se encontró con un coche en el arcén que acababa de atropellar un jabalí. Lo que no imaginaba era que había otro tirado muerto en la calzada derecha, que tuvo que esquivar sin casi tiempo para reaccionar. Tampoco contaba con que en el carril izquierdo hubiera otro suido más, igualmente inerte. El susto fue monumental y su pericia al volante fue lo que le libró de arrollar al animal. Cuando pensaba que ya había superado todos los peligros se topó con otro jabalí, éste vivo, cruzando la autovía. Eran las 5,15 horas de la mañana, por lo que la visilidad era escasa, pues aún no había amanecido.

“Tuve que hacer un zigzag y ¡vaya susto porque no te lo esperas!”, destacó Borja Berros. Opina que “es una vergüenza porque no es la primera vez que ocurre. Tienen que tomar medidas porque va a matarse alguien. Es un peligro. Cuando pase algo grave de verdad, se acordarán…”.
El problema es que hay agujeros en la malla por los que se cuelan los jabalíes.

Un compañero suyo se topó con la misma escena y también tuvo suerte de reaccionar a tiempo. “Es un peligro constante”. Así que los días siguientes pasó por esa zona con los ojos como platos. Destaca que “no es una carretera convencional por la que vas a 50 por hora, ahí vas a 120”.

“Esto es una vergüenza. No sabemos ya a quién acudir. Estamos avisando todos los días y no toman medidas”, critica Chema Pezón, presidente de la Sociedad de Cazadores El Portal. “Nos estamos planteando denunciar a la empresa que lleva el mantenimiento porque nos afecta no sólo como cazadores, pues como vecino de la Villa no me siento seguro circulando por allí”, insiste. Teme también que acabe ocurriendo una desgracia.

El alcalde, Alejandro Vega, informó de que ayer enviaron un escrito al Ministerio de Fomento para que la Demarcación de Carreteras “tome las medidas necesarias para garantizar la seguridad, revisando todo el cierre de la autovía y arreglándolo en aquellos puntos donde esté abierto”. Reconoce que estos últimos accidentes con jabalíes “son muy alarmantes”.

Informa: lne.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *