Un búfalo mata a un cazador profesional y le insultan en las redes

30 mayo, 2018 • Noticias de caza

«¡Muerte a todos los cazadores de trofeos! fue una de las supuestas respuestas que se lanzaron tras la muerte del cazador profesional.

Redacción | El conocido cazador profesional Claude Kleynhans murió la semana pasada atacado por un búfalo. Este cazador de 54 años se encontraba a orillas del río Levubu cuando un búfalo cafre le embistió golpeándole y le produjo una muerte casi instantánea.

Kleynhans era dueño de Guwela Hunting Safaris y, según indica su esposa, Corina van der Merwe, había batido un búfalo en la provincia sudafricana de Limpopo cuando se disponía a cargarlo en su todoterreno. Era el martes 22 de mayo. En ese momento, otro macho de la manada apareció repentinamente y produjo al cazador profesional una herida en la arteria femoral que le causó la muerte de manera inmediata.

Al día siguiente, su amiga y cazadora Marsha Schearer se lamentaba en su muro de Facebook de la trágica noticia, pero su propia hija Marina Cherisé Kleynhans ya había anunciado la muerte el mismo día 22. «Mi gran papá… No hay palabras que puedan describir lo tristes y rotos que estamos. ¡Papá era una leyenda! Vamos a extrañar a ‘papi’ taaaantooo!!!! Papá era un hombre que tenía tanto respeto por todos. La mayoría de nuestros amigos vieron a papá como su propio padre, pero también como un héroe. Mucha gente miró a papá».

Pero no todo el mundo mostró desolación ante la muerte de Kleynhans y parece que hubo reacciones de alegría ante el triste suceso. «Una gonorrea menos» o «Una cucaracha es más útil en este planeta que un cazador de trofeos. ¡Muerte a todos los cazadores de trofeos!» fueron algunas de las respuestas que pudieron leerse tras el anuncio de su noticia y que han sido borradas de la cuenta.

Al parecer, Kleynhans era un ferviente cristiano. Creció en Duiwelskloof y se unió a la policía antes de dedicarse al mundo profesional de la caza. Conocía bien el entorno y la gestión que hace la caza en el medio natural. Ese en el que, en este caso, le ha hecho perder la vida.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *