Tras la huella del saqueador de nidos de rapaces

19 diciembre, 2011 • Noticias de caza

Durante los últimos años, se vienen presenciando las huellas dejadas tras los robos de huevos o de polluelos recién nacidos de aves rapaces, como el halcón peregrino, el azor o el gavilán entre otros.

La arriesgada técnica utilizada deja de lado la posibilidad de que quién realice estos saqueos sea un aficionado, sembrando el mercado negro como algo más que probable. Axena, una asociación de estudiantes y amantes de la ornitología se ha propuesto acabar con este tipo de robos y en colaboración con el Seprona, custodian los nidos en época de cría.

 Miembros de Axena se encargarán estas navidades de quitar las barras clavadas en los árboles, ya que, los alimañeros, no sé molestan ni en quitar las huellas dejadas tras el robo. Se pretende así dificultar los robos.

Periódicamente, los estudiantes que forman parte de la asociación ornitológica, hacen excursiones para observar los nidos y se encuentran con que los polluelos han desaparecido y no porque se los haya comido un animal, ya que, en muchos casos encuentran restos de cuerda y metales clavados cómo si de una escalera se tratase.

Las aves sobre las que se actúan, son aves que facilitan en cierto modo el robo. Crían en zonas peculiares y escasas en la región, por lo que delimitar su zona de cría es sencillo y además, suelen repetir a lo largo de los años.

Fuente: ELPAÍS.COM



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *