Todo lo que «mueve» la caza en Puebla de Don Rodrigo

10 septiembre, 2019 • Noticias de caza

«Viviendo en el mundo rural, o apuestas por el mundo rural, por sus valores y por los recursos que tenemos a pie de casa, o estamos ‘jodíos’»

En esta localidad se permite campear a los perros de rehala antes del comienzo de las monterías para que «hagan patas»

Redacción | Unos azulejos presiden la entrada de un municipio de 1.230 habitantes en la provincia de Ciudad Real. «Cazar, pescar y tener amigos en Puebla de Don Rodrigo. Bienvenido». Así reza el saludo al visitante que llega a esta localidad enclavada en la cuenca del Guadiana, lindera con Extremadura al sur del los Montes de Toledo.

Es tanta la importancia que la caza tiene en el término que ‘cazar’ es la primera palabra que lee el viajero al entrar en el municipio. Su alcalde, Venancio Rincón Royo, lanzó un anuncio el pasado 27 de agosto en el que autoriza a los propietarios de rehalas a campear a sus perros antes de la temporada. Es una medida que se repite desde hace años para que los perros de rehala «hagan patas» y, sobre todo, para que los cachorros ejerciten los músculos antes del comienzo de la temporada. «Se estudió la idea, se buscó la forma de hacerlo… ¡y en ello estamos», explica Rincón.

Preparar los perros para las monterías

El anuncio del Ayuntamiento autoriza a los propietarios de rehalas a soltar a sus perros en el paraje «Peñaslisas» y para ello establece dos periodos, el comprendido dentro del periodo hábil de caza hasta el 21 de septiembre y otro posterior que irá desde esta fecha hasta el 8 de octubre durante todos los días de la semana.

La medida permitirá que aquellos dueños de recovas o rehalas campeen a sus perros previamente al comienzo de la temporada de caza con el fin de prepararlos físicamente para este periodo. La medida se enfoca principalmente, según precisa Rincón, a los cachorros.

La caza mayor comienza en Castilla-La Mancha el mismo día en que finaliza el segundo periodo autorizado. Hasta el 21 de septiembre, los rehaleros —entre 15 y 20 en el municipio— podrán campear a su perros los lunes, martes, miércoles y viernes respetando el periodo hábil de caza.

La caza, «mueve»

Para conocer la importancia que tiene la caza mayor en Puebla de Don Rodrigo, su alcalde comenta que se celebran entre 12 y 15 monterías cada temporada en los terrenos que gestiona la sociedad local, que rondan las 18.000 Ha. Pero no solo la caza «mueve el pueblo», sino todas las actividades que puedan desarrollarse en el medio rural. «Todo es compatible». Así, el primer edil de Puebla de Don Rodrigo habla de domingos en los que unas 100 personas —entre cazadores, rehaleros, etc.— estaban celebrando una montería mientras otras 150 practicaban el mountain bike por unas rutas que organiza el Ayuntamiento. Cientos de personas «desparramadas» por el campo que antes y después pasan por el pueblo.

«La caza es un valor añadido a nuestro territorio que mueve muchísimos puestos de trabajo, que mueve muchísimo la economía, que mueve muchísimo el pueblo, gasolineras, bares, hostales… Es un abanico grandísimo», añade Rincón.

En este sentido, el alcalde de este municipio ciudadrealeño recalca la importancia de potenciar los recursos rurales y naturales. «O aprovechamos lo que tenemos o tenemos que echar el cierre», y concluye: «Viviendo en el mundo rural, o apuestas por el mundo rural, por sus valores y por los recursos que tenemos a pie de casa, o estamos ‘jodíos’. Totalmente. Aun apostando por ellos estamos ‘jodíos’».


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *