Siete carreteras de Castellón son punto negro por accidente con jabalíes

19 noviembre, 2018 • Noticias de caza

Jabali atropellado en una carretera española / Roi Fernández

Los meses de octubre, noviembre y diciembre son críticos y acaparan casi el 40% de los siniestros,  siendo el periodo más peligroso es el que va desde las 6 de la tarde hasta las 2 de madrugada.

La escena tuvo lugar el pasado 23 de octubre. A las cinco de la madrugada, en la carretera CV-10 y a la altura de la Pobla de Tornesa, un jabalí irrumpió en el asfalto, chocó con un turismo y obligó a su conductor a dar un fuerte volantazo para esquivarlo, con tan mala suerte que el coche impactó con otro vehículo. ¿La consecuencia? Tres heridos leves. Un mes antes, el 19 de septiembre, un motorista resultó herido tras colisionar con un cerdo salvaje que se le cruzó en la CV-183, en el término de Castellón.

En manada o en solitario, la superpoblación de cerdos salvajes en Castellón ya supone una amenaza y lo es en doble dirección. En la carretera pueden segar vidas. En el campo, destrozan cultivos como la almendra o la naranja y provocan daños irreparables en las tuberías de riego. Y la mala noticia es que su presencia aumenta año tras al año. Solo en el 2017 se registraron en la provincia 144 accidentes de tráfico provocados por jabalíes, y hasta octubre de este año ya son 108, según la estadística de la Dirección Provincial de Tráfico.

Los accidentes causados por esos animales van a más, y en Castellón hay unas cuantas carreteras donde las posibilidades de que un conductor colisione con un jabalí son mucho mayores que en el resto de la red viaria de la Comunidad Valenciana. Según un estudio de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente, la provincia acapara siete de los nueve tramos más peligrosos y la palma se la lleva la autovía del interior (CV-10). Le sigue la carretera N-340 en sus confluencias con los accesos a Vinarós, Peñíscola, Alcalá de Chivert y Orpesa.

El informe de Agricultura, que analizalas colisiones de vehículos con fauna cinegética ocurridos en la Comunidad entre 2007 y 2017, califica como vías peligrosas por su alta concentración de atropellos otros dos tramos de la red viaria provincial. Se trata de la CV-15, entre los términos de Albocàsser y Ares, y la N-232, en el tramo que comunica Chert con San Rafael del Río. Los otros peligrosos están en Alicante.

En Castellón hay más accidentes provocados por jabalíes que en Alicante y Valencia y la inmensa mayoría de estos siniestros se producen durante la recta final del año. Los meses de octubre, noviembre y diciembre son críticos y acaparan casi el 40% de los siniestros, siempre según el estudio del Consell. Por franjas horarias, el periodo más peligroso es el que va desde las 6 de la tarde hasta las 2 de madrugada.

Informa Elena Aguilar para elperiodicomediterraneo.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *