Shilba Gold Medal I6X 2.5-15×50 B4A IR: prueba, análisis, precio y utilidad en caza

El visor Shilba I6X montado en el Blaser R8 que se utilizó en las pruebas.

El visor Shilba I6X montado en el Blaser R8 que se utilizó en las pruebas.

 

Solo cuesta 379 euros y posee control de paralelaje, un potente zoom y una retícula especial que permite compensar la caida del proyectil cuando se utiliza a grandes distancias. Es el visor multipropósito más económico y completo del mercado.

Juan Francisco Paris | El Shilba Gold Medal i6x 2,5-15×50 B.4A IR se presentó en IWA 2018 y, como todos los productos marca Shilba, lo distribuye en España El Calden Outdoor.

Se comercializa con batería y tapas para las lentes de buena calidad.

Se comercializa con batería y tapas para las lentes de buena calidad.

Pertenece a la serie de visores Gold Medal, que engloba a las miras Shilba de mayor gama y, teniendo en cuenta su precio, su diseño óptico y mecánico y sus prestaciones, considero que es posiblemente el visor multipropósito más potente y con la mayor relación precio-calidad del mercado. Y con seguridad, que es el más económico y al mismo tiempo más completo que he tenido la oportunidad de probar porque puede utilizarse para cazar a rececho prácticamente a cualquier distancia, lo que no me sorprende porque todos los productos de óptica marca Shilba que he evaluado se caracterizan por su alta relación precio calidad.

Nítido, ligero y compacto

Si lo comparamos con otros visores de precio similar, su óptica, fabricada en Japón, sorprende por su buena calidad y aceptable transmisión de la luz.

E igual sucede con su diseño, moderno y completo. El cuerpo, de 30 mm para anillas posee una generosa longitud de montaje para que se pueda montar bien en cualquier rifle con acciones cortas o largas, y sin embargo, el visor es sorprendentemente compacto. Solo mide 357 mm de longitud, menos que otros visores más caros que tienen su misma relación zoom de 6x y aumentos 2,5-15x, e incluso que otras miras menos potentes, por ejemplo, del tipo 3-12x.

También sorprende que no sea pesado, teniendo en cuenta su potencia y que tiene mando de paralaje y unidad de iluminación: 737 gramos. 

El mando que controla el paralaje se encuentra situado en posición central, a la izquierda del de ajuste en altura que, como el de deriva, corrige a razón de 0,7 cm por click a 100 metros –1/MOA–. Es una rueda provista de una escala, que al girarla anula el error de paralaje entre 10 yardas e infinito. Posee marcas para las posiciones de uso intermedias de 15, 20, 30, 60, 100, 200 y 500 yardas.

La unidad de iluminación, con mando convencional tipo rueda, está situada sobre el ocular, pero ladeada hacia la izquierda para que no moleste al observar a través del ocular ni al girar el selector de aumentos que, aunque está estriado, carece de apoyo para el dedo, apoyo que por otro lado conviene matizar que suele faltar en muchísimos visores, incluso mucho más caros.

Posee tecnología IRG, lo que significa que ilumina el centro de la retícula –tipo Ballisctic 4A ó B.4A– con un punto de luz de color rojo o azul, a elegir, que se puede ajustar cada uno con 5 niveles de intensidad para que sea visible de noche o de día con poca luz.

Retícula B4A Shilba i6x probada en 8 calibres a 10 aumentos.

Retícula B.4A. En 10x compensa caídas hasta 500 metros de los calibres más usuales.

Estimación de la caída

Pero, sin duda, la retícula que monta el nuevo i6x es lo más útil e interesante de las prestaciones de este potente visor. Consiste en una tipo 4A que lleva en el poste vertical inferior 4 marcas que, cuando se ajusta el visor en 10x –previamente regulado con el centro de la cruceta para que haga blanco a 100 metros–, se pueden utilizar como referencias de puntería adicionales para disparar a 200, 300, 400 y 500 metros, respectivamente, siempre y cuando se utilicen los siguientes cartuchos y pesos de bala y, además, disparemos siempre con la retícula en 10x porque está en segundo plano y su tamaño permanece constante mientras que la imagen aumenta  o disinuye: .223 Rem. 55 grains; .243 Win. 95 grains; .270 Win. 130 grains; 7 mm. Rem. Mag. 150 grains; 7×64 140 grains; .300 Win. Mag, 180 grains; .308 Win. 150 grains y .338 Win. Mag. 200 grains.

Ahora bien, la retícula también se puede utilizar para compensar caídas con cualquier otro calibre o peso de bala procediendo como sigue: se pone el rifle a tiro a 100 metros y luego se dispara utilizando siempre el mismo aumento apuntando al centro con las demás referencias para averiguar dónde impacta (alto, lógicamente) con cada una de ellas. Por último, con la altura en centímetros sobre el centro de los puntos de impacto obtenidos con las referencias adicionales –sub-extensiones­–, estimamos con la ayuda de la tabla balística de la munición utilizada a qué distancias de tiro corresponden, aproximadamente, cuando se apunta con cada una de las referencias.

Un vez que han obtenido las caídas, las sub-extensiones se deben utilizar en caza con los aumentos que se han utilizado para obtenerlas.

Análisis: utilidad en caza

La principal utilidad de un visor de 2,5-15x con mando de control de paralaje y con una retícula como la descrita, es sin duda el rececho de animales de caza mayor, incluso a grandes distancias. Pero, dado que tiene 15x, también podría utilizarse perfectamente para cazar a distancias considerables predadores y, por supuesto, para practicar el tiro informal.

Igualmente, puede ser útil para realizar esperas de noche utilizando luz artificial o con algo de luz del día.

Y todo ello montado en rifles de cualquier tamaño y calibre, pues no desequilibraría el arma ya que es compacto y no pesa mucho.

El visor se probó a 100 metros con cartuchería Winchester 8 mm. Mauser.

En el campo de tiro

A medida que iba conociendo las características del visor y de su retícula y, sobre todo, después de realizar las primeras observaciones y pruebas “en seco” a diferentes horas, antes de montarlo en un arma, comenzó a gustarme tanto que incluso pensé que no me importaría comprármelo.

Tras dudar entre utilizar el visor con un calibre testado para la retícula Shilba o en un arma de otro calibre, egoístamente elegí hacerlo en un Blaser R8 calibre 8×57 JS porque lo utilizo mucho y me encanta pero no es cómo para recechar a mucho más de 200 metros no porque no tenga energía suficiente para dejar pata arribas lo que toque, sino porque la caída del proyectil es considerable y no es fácil calcularla más lejos.

Así que pensé algo así, “como funcione el invento y pueda tirar fácilmente a 200 o más metros, igual me compro el Shilba”. Y dicho y hecho: le cambié el cañón del .300 Win. Mag al R8, le monté el de 8 mm y me fui a “mi” campo de tiro (Club Deportivo Centro Madrid) con un resto de cartuchos antiguos Winchester 8 mm. Mauser cargados con bala Power Point de 170 grains, que es un proyectil muy preciso en todos los calibres.

Puesta a tiro a 100 metros con el centro de la retícula.

Esta munición, que ya no se distribuye en España, es intercambiable con la original 8×57 JS que es la que utilizo para cazar con este calibre, pero es notablemente más lenta y tiene, por tanto, una caída algo más acusada que la europea, que era también el efecto que buscaba para que las agrupaciones quedaran separadas del centro y poder verlas bien.

Primero lo puse a tiro a 100 metros, lo que me sirvió para comprobar que los mandos de ajuste son precisos y que con 15 aumentos podía apuntar con precisión al parche blanco de 20 mm que siempre pego en el círculo interior del 10.

Con la segunda referencia, 10 cm alto: blanco a 200m.

Luego comprobé el punto de impacto utilizando las tres primeras. Comencé con la segunda y descubrí que compensaba una caída de unos 10 centímetros, que con este cartucho equivale a una distancia de tiro de 200 metros. Apuntando con la primera raya el punto de impacto era intermedio y equivalía a unos 150 metros aproximadamente y con la tercera se compensaba una caída de 14 cm a 100 –que equivale a una distancia de unos 250 metros–. Y con la cuarta referencia solo pegué un par de tiros y no hice pruebas porque la caída es demasiado acusada y no es munición para disparar tan lejos.

Comprobación apuntando al 7 alto: impactos de nuevo centrados.

Por último, comprobé que no me había equivocado y para eso elegí la segunda referencia, la que compensaba la distancia de 200 metros. Pero en esta ocasión, en vez de apuntar al centro tiré al 7 bajo, que dista precisamente 10 centímetros del centro del blanco: el resultado fue, como estaba previsto, una agrupación en el 10. Por tanto, estaba claro que apuntando con esta referencia y la munición utilizaba, mi rifle hacía blanco a 200 metros.

En suma, un visor de precio moderado muy interesante y con una retícula B.4A IR que, con limitaciones y salvando las diferencias, cumple una función similar a la de una torreta balística. 

Es un visor muy completo. Tiene mando de paralelaje y retícula iluminada.

Ficha técnica Shilba Golden Medal i6x 2,5-15×50 B.4A IR

Tipo de mira: Visor multipropósito para caza a rececho y en espera.

Aumentos: 2,5-15x.

Diámetro del objetivo: 50 milímetros.

Cuerpo: De aleación (aluminio) de una sola pieza para montar con anillas de 30 mm.

Retículas: Ballistic B.4A IR en segundo plano con subextensiones para que el usuario pueda estimar la caída del proyectil con cualquier calibre o disparar de 100 en 100 metros hasta 500 utilizando determinados cartuchos.

Unidad de iluminación: Situada sobre el ocular, ilumina con tecnología IRG el centro de la retícula con un punto de color rojo o azul, cada color con 5 niveles de intensidad.

Corrección por click: 0,7 centímetros a 100 metros (1/4 MOA).

Paralaje: Mando tipo rueda estriado situado en posición central. Permite dejar libre de error de paralaje a la mira entre 10 yardas e infinito.

Campo de visión: 13,1-3,1 metros a los 100 metros.

Enfoque: Mando estriado de compensación de las dioptrías en el ocular.

Longitud total: 357 mm.

Peso: 737 gramos.

Impermeabilidad: 400 mbar.

Accesorios: Se suministra en estuche de cartón con toallita de limpieza, instrucciones, batería CR2032 y tapas (trasparentes) para ocular y objetivo.

Precio: 379 euros.

Distribuidor: Comercial El Calden


2 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Joaquim Bonavila dice:

    Teneis algun distribuidor en la provincua de tarragona?

  2. JFParis dice:

    Le ruego me disculpe, pero no he visto su comentario antes.

    La empresa El Calden es el distribuidor para toda España de los productos marca Shilba. Su sede está en San Sebastián de los Reyes (Madrid). Si desea contactar con esta empresa, su teléfono es 917 02 45 03.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *