Septiembre, empieza el cosquilleo

3 septiembre, 2012 • Pluma invitada

Para muchos cazadores, la media veda es un aperitivo sabroso de lo que espera.  Pero por múltiples causas, cada vez son más frecuentes las decepciones y la sensación que se tiene es que se deberían tomar medidas, pero nadie las toma para que ese período sea ya no solo más fértil, sino más divertido.  Es cierto, que el clima actual de incertidumbre no ayuda al optimismo general más al contrario, nos ha vuelto a todos más pesimistas.

caza

Supongo que porque la temporada es más larga y se pueden realizar salidas más espaciadas, además de que se pueden practicar más modalidades, Septiembre produce un cosquilleo especial en el estómago.  Hoy día 3, que muchos se incorporan al trabajo, ya han hablado suficiente de sus vacaciones y empiezan a pensar en lo que les espera.

Aunque la temporada anterior no se hayan cumplido las expectativas, la caza comercial no haya sido muy positiva, etc., el cerebro tiene esa capacidad de centrarse en lo positivo, en esas sensaciones únicas que permanecen inalterables en nuestras neuronas y que cada año desafían a nuestro raciocinio.

En la serie de entrevistas a los verdaderos héroes de la caza, vosotros, los cazadores, se aprecia como los inicios de la caza son imborrables y forman parte de los mejores recuerdos de cada uno de los cazadores.

Así como la vuelta al cole y la venta de coleccionables forman parte del imaginario colectivo de este mes, la berrea es sinónimo de caza, campo, naturaleza y disfrute de una forma de entender la vida.

Con los medios de comunicación dándonos malas noticias día sí y día también, aprendiendo nuevos vocablos como prima de riesgo, déficit estructural, etc. y sin una salida clara del túnel, creo que tenemos que utilizar la caza como terapia curativa, desestrasante y generador de energía para afrontar el duro día a día que nos toca.

Desde Cazaworld queremos desearos a todos los cazadores una buena entrada en Septiembre, que podáis disfrutar de vuestra pasión, por poco que sea y que no olvidéis porque lo hacéis.



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *