¿Se puede cortar un camino para celebrar una jornada de caza?

26 noviembre, 2018 • Miscelánea

Un ciclista protesta porque «no puede entrar en el campo» creyendo que todo es de acceso público y un abogado explica que hay casos en que los caminos se puede cerrar temporalmente.

«La gente se confunde mucho al pensar que está en una camino público, cuando en la inmensa mayoría de los casos transita por un camino privado, no teniendo en este caso el derecho que creen tener».

Redacción | «No puedo entrar al campo». Esto dice un ciclista que se encuentra un camino con una advertencia que prohíbe el acceso temporal. «Es la primera vez que veo un campo cerrado para que los señores de la caza cacen», continúa diciendo este vecino de Paracuellos del Jarama. Es un tema que genera mucha confusión y desconocimiento entre parte de la población urbana, que considera que todo el campo es público.

La Plataforma NAC No A La Caza ha compartido por redes sociales el vídeo de este ciclista para protestar por lo que consideran una limitación de “sus libertades”, pues este colectivo considera que “el campo” es de todos.

El Código Civil establece en su artículo 334 que los caminos, al igual que los edificios o construcciones, son bienes inmuebles. Luego establece la distinción entre bienes de uso público y aquellos que son de propiedad privada. «La gente se confunde mucho al pensar que está en una camino público, cuando en la inmensa mayoría de los casos transita por un camino privado, no teniendo en este caso el derecho que creen tener», explica a Cazaworld Nicolás David Piñeiro, de Juris Caza Abogados.

Corte de caminos

Los caminos de propiedad privada, así como aquellas inmuebles rústicos como fincas o parcelas, no tienen carácter de uso público. Aquellos otros caminos que sean de uso público y que recorran propiedades privadas pueden ser cortados de manera temporal. Un propietario, titular del acotado o gestor cinegético pueden solicitar ante el órgano competente (Consejería de Medio Ambiente o titular del camino) el cierre temporal de un camino público con el fin de evitar daños a terceros, como pueda ser durante la celebración de una cacería.

Los caminos de propiedad privada no son, por tanto, de libre tránsito, como una propiedad privada no es de libre acceso, y los de uso público o las servidumbres de paso no pueden cerrarse al tránsito público. De forma excepcional, se puede limitar el acceso por estos últimos en determinadas situaciones.

La solicitud de cerramiento de un camino para la celebración, por ejemplo, de una montería, no implica la concesión automática por parte de la Administración, pero Piñeiro indica que su denegación haría responsable civil subsidiaria —en caso de accidente— a la Administración que no diese la autorización cuando la solicitud estuviera «perfectamente motivada».

Cada una de las comunidades autónomas tiene su regulación en este sentido, por lo que «en muchas provincias vienen recogidos por la propia Consejería de Medio Ambiente competente formularios amplios para dirigirse a la Administración con distintos objetos o intereses (siendo obligatorio ya en casi todas hacerlo mediante la sede electrónica), pudiendo remitir escrito solicitando el cerramiento a los órganos competentes siempre con suficiente antelación a la realización de la actividad cinegetica que se pretende proteger (ganchos , montería, batidas, etc.), cuenta el abogado de Juris Caza.

Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. Carmelo dice:

    Entonces la solicitud de corta de caminos para la rehalizacion de una cacería , ante quien debe solicitarse, agricultura y medio ambiente , ayuntamiento, etc..?????

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *