Sancionado por no haber precintado una cabeza de corzo

28 abril, 2016 • Información de interés

En el marco de la Operación Vareto, de la que días atrás os informamos del comienzo de su realización por parte de los Servicios de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil de Castilla y León, ha sido expedientado un vecino burgalés que había abatido un corzo macho (Capreolus capreolus) y no había puesto el correspondiente precinto para su transporte.

Imagen Corzo

Según informa burgosconecta.es, la colaboración ciudadana fue clave para que los agentes abriesen una investigación sobre posibles prácticas furtivas en un coto concreto de la provincia, en el cual, tras horas de vigilancia, se localizó a tres personas sospechosas y se procedió a interceptar el automóvil en el que circulaban.

Después de identificar a los ocupantes del automóvil y registrar el vehículo, se encontraron dos rifles con la documentación en regla junto con un precinto de corzo hembra, aunque se pudo comprobar que no habían abatido ningún animal de ese tipo en esa jornada.

Sin embargo, al ser interrogados sobre la posible existencia de una cabeza de corzo macho abatido horas antes en dicho coto y no precintado correctamente, del cual resto del cuerpo ya estaba sirviendo de alimento a los buitres, las tres personas reconocieron estar en posesión de la misma y tenerla guardada en el lugar donde se hospedaban. La cabeza ha sido intervenida y será entregada al Centro de Recuperación de Especies de Burgos.

El precinto legaliza la caza del corzo, puesto que determina el terreno en el que ha sido abatido y autoriza su transporte de manera legal. En este caso, la infracción ha sido puesta en conocimiento de la administración ya que está catalogada como incumplimiento de la Ley de Caza de Castilla y León.

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *