Rotunda defensa de la imagen del cazador ante las acusaciones de un programa de TV

28 marzo, 2019 • Noticias de caza

Jorge Alonso se ha enfrentado con firmeza a las acusaciones hacia la imagen de los cazadores.

Como responsable de Cazadores de Canarias ha dado un ejemplo del cazador actual, ético y responsable.

Redacción | Un nuevo ataque de los medios de comunicación generalistas se ceba contra la caza y los cazadores. El espacio «Buenas tardes, Canarias», que Radio Televisión Canaria (RTVC) emite de lunes a viernes, abordó este miércoles el supuesto caso de un maltrato de perros de caza. «Un caso de maltrato animal que se ha hecho viral a escala internacional», afirmaba en la presentación Rebeca Paniagua, que presenta este magazine de tarde. Ante la reiterada ofensiva de acusaciones, el cazador Jorge Alonso ha defendido la imagen de los cazadores y ha recriminado cualquier acto de maltrato animal.

Desde la Asociación de Cazadores de Canarias, de la que Alonso es máximo responsable, quieren dejar claro que están «totalmente en contra» del maltrato animal, pero no solo en el sector de la caza sino en cualquier ámbito. «Maltrato cero», afirma el representante de esta asociación, que atendió al programa para responder en nombre de los cazadores y ha contado a Cazaworld este suceso de manera exclusiva.

El caso surge a partir de un vídeo del Partido Animalista Pacma, difundido por redes sociales, sobre unos perros en el Barranco de Fataga, en Las Palmas de Gran Canaria. Un hombre que conoce al dueño de los perros ha respondido al programa afirmando que «no hay maltrato» y que no tienen sitio para guardar a los animales. El hombre asegura que los perros comen todos los días y que las instalaciones se limpian diariamente.

El propietario de los perros no responde a la llamada del programa, pero el cazador Jorge Alonso responde para defender la imagen del cazador. La propia presentadora del espacio dice que en «Buenas tardes, Canarias» han abordado muchas ocasiones «una misma realidad» al tratarse de perros de caza y eso pone en cuestión el comportamiento de «determinados cazadores». Alonso reprocha el trato incriminatorio de este medio hacia el colectivo cazador.

«Problema de educación»

Lo primero que hace Alonso es corregir los datos que ofrece la presentadora sobre el maltrato de perros en territorio insular. «Los perros de un cazador tienen que estar en las mejores condiciones  posibles siempre», puntualiza refiriéndose a un caso en el que el propietario de unos perros —en el tinerfeño barranco de El Sobradillo— se preocupaba por el estado de salud de sus perros pero descuidaba las instalaciones en las que se encontraban. «El problema en Canarias no es un problema de maltrato sino de educación», añade el responsable de Cazadores de Canarias explicando que el cazador ha de ofrecer a sus perros el mejor trato posible, por encima de lo que indica la normativa.

Sobre la acusación de que los perros «son una herramienta» para los cazadores porque los utilizan para cazar, según afirma una de las contertulias, Alonso es rotundo: «Los perros no son una herramienta; una herramienta es lo que tengo en el trastero». Este cazador hace esta puntualización ante las continuas acusaciones que se vierten contra los cazadores por parte de la presentadora y algunos participantes del programa. «Se controla más al perro de un cazador que a cualquier otro perro», recrimina Alonso, a lo que responde la presentadora que «estamos hablando de otra realidad ahora».

Alonso considera poco equitativa la forma en que la propia Televisión Canaria aborda temas de maltrato animal. Así, mientras que tratan con profusión casos puntuales de supuesto maltrato con perros de caza, ignoran otros casos sucedidos como el de una mujer que tenía desantendidos a 50 perros en Tenerife, o el de tres ocupas que mantenían hacinados y en pésimas condiciones a un centenar de perros o los repetidos abandonos de cachorros en una barriada de la isla de Gran Canaria.

Refiriéndose a los perros, Alonso mantiene que un animal ha de tenerse en las mejores condiciones posibles «ya sea como la mascota de nuestra casa, el perro guardián de la finca o el perro para ir a cazar». Argumenta así la generalización e insinuaciones que hacen la presentadora y algunos contertulios sobre el maltrato animal de los cazadores hacia sus perros.

«Me empaña a mí»

Sobre el abandono de perros de caza, el cazador insular hace mención a una idea que considera «populista», pues es Pacma la que hace la denuncia, pero no ha hecho lo propio con otros casos de abandono o maltrato animal. «Parece una caza de brujas al colectivo de cazadores», lamenta Alonso. «Los cazadores cazados», responde la presentadora, y ahí lanza el responsable de Cazadores de Canarias su acusación a los medios de comunicación que no atienden de igual manera casos similares de abandono o maltrato animal, cebándose con los del ámbito de la caza.

Paniagua, la presentadora de «Buenos días, Canarias», echa en falta la autocrítica de los cazadores y Alonso responde que hay a quienes no le daría el calificativo de cazador por cometer acciones con animales que no responden a la generalidad del colectivo. «El que se llame a esa persona cazador me empaña a mí, y como yo, miles de cazadores de nuestras islas», responde con firmeza.

Para cerrar su intervención, Alonso recuerda los actos en que han participado como asociación y en nombre del colectivo de la caza para apoyar situaciones desfavorecidas o prestando ayuda a otros colectivos, además de realizar tareas de diversa índole medioambiental que no son recogidas por medios generalistas.

Ataque a los cazadores

Jorge Alonso ha participado en este programa debido a que, por cuestiones técnicas, ningún miembro de la Federación Canaria de Caza podía intervenir en directo. La producción de «Buenas tardes, Canarias» acordó con los miembros federativos que fuera el responsable de Cazadores de Canarias el que participase. Alonso reconoce que previamente a su intervención no fue testigo de lo que se emitió ni habló previamente en plató.

El presidente de Cazadores de Canarias no hace suyo el lema de la Televisión Canaria, «la televisión de todos los canarios», porque cuando se trata de hablar de los cazadores «las cosas malas las sacan siempre y las cosas buenas las dejan en el tintero», reconoce. Ante la Televisión Canaria «siento indefensión», afirma Alonso, y considera que hay una falta total de objetividad. «Deberían tener en cuenta la posición de los cazadores al mismo nivel que tienen la posición de los animalistas», continúa diciendo.

En este sentido, Alonso también se queja de que los animalistas no hablan de «un cazador sino de los cazadores» cuando aparece un caso de posible maltrato animal, y son los propios cazadores los primeros en repudiarlo y esperar que, si ha sido realmente maltrato, las autoridades tramiten la correspondiente denuncia para su correspondiente sanción.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *