Resuelven el misterio del animal carnívoro desconocido

21 junio, 2018 • Noticias de caza

Un granjero estadounidense abatió el 16 de mayo un animal carnívoro cuyo ADN ha tenido que ser analizado para conocer la especie de que se trata.

La existencia de un animal de apariencia feroz que podría ser un híbrido de lobo y perro provocó un importante revuelo entre curiosos y científicos poco después de que se difundieran las imágenes de esta fiera cazada por un granjero de Denton (Montana, Estados Unidos) el pasado 16 de mayo.

Durante cuatro semanas se ha mantenido el misterio y las imágenes del lobo-perro feroz han dado la vuelta al mundo alentadas por comentarios en redes sociales como Facebook y Twitter.

Ante la rumorología y las fake news, finalmente se ha impuesto la ciencia. El Servicio de Pesca, Vida Salvaje y Parques del Estado de Montana ha publicado una nota oficial (18 de junio) en la que se informa de los resultados del estudio genético del “misterioso cánido” cazado en Denton.

El cadáver del animal fue analizado en el laboratorio forense del Servicio de Pesca y Vida Silvestre en Ashland, Oregón. El laboratorio comparó el ADN del animal de Denton con miles de muestras genéticas de lobos, coyotes y perros de diversas localizaciones. La conclusión del estudio no deja lugar a dudas: el animal cazado en Denton es un ejemplar adulto de lobo del norte de las Montañas Rocosas (Canis lupus irremotus), una subespecie del lobo gris (Canis lupus), que habita principalmente en el norte de la Montañas Rocosas y en los estados limítrofes de Estados Unidos y Canadá.

Esta subespecie se considera en peligro de extinción pero durante los últimos años ha registrado una rápida recuperación y su caza no está prohibida. Además de las pruebas genéticas, la inspección del animal en el laboratorio de salud de vida silvestre en Bozeman, Montana, reveló que se trataba un lobo de color marrón oscuro con aspecto normal.

El servicio de Pesca, Vida Salvaje y Parques de Montada indica en su nota oficial que “la confusión acerca de este ejemplar podría deberse a la condición del animal y las fotos, que parecían mostrar patas cortas y orejas grandes”.

Las variaciones físicas no son inusuales en este tipo de animales, ha recordado Mary Curtis, genetista del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos. “Dentro de las especies puede haber variabilidad que no es sorprendente en absoluto”, dijo Curtis.

El ejemplar cazado cerca de Denton era una hembra de entre dos y tres años de edad lobo, medía 1,15 metros desde la punta de la nariz hasta la base de la cola y pesaba 38,3 kilos.

La nota oficial asegura que “los lobos son bastante comunes en Montana”. “De acuerdo con el Informe Anual del Programa Montana de Lobo Gris de 2017, las estimaciones de población sugieren que hay aproximadamente 900 lobos en Montana. Esto marca el 13º año consecutivo en que Montana ha superado con creces los objetivos de recuperación del lobo”, indica la nota.

Defendiendo claramente la acción del granjero que disparó contra el ‘misterioso’ animal, las autoridades de Montana indican en su nota oficial que “los dueños de propiedades tienen una amplia autoridad legal para disparar contra los lobos cuando consideran que son una amenaza para su ganado, como en el caso de este lobo de Denton”.

Informa Joaquim Elcacho para lavanguardia.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *