Relato de Caza : Tanzania 1996

1 junio, 2010 • Miscelánea

             Por  fin  llegó  el  21 de  Septiembre  de  1996 , tras  casi  un  año  esperando  el  viaje  el  momento  de  marcharse  había  llegado. Salimos  , todo  el  grupo , desde  Madrid  a  las  7  de  la  mañana  dirección  Ámsterdam , allí  cogimos   otro  avión  que  previa  escala  en  el  aeropuerto  de  Klimanjaro ,  sobre  las  11 de  la  noche  llegó  a  Dar  es  Salaam . Tras  pasar  controles  y  recoger  el  equipaje  nos  encontramos  con  Abdulli  nuestro  anfitrión  y  jefe  del campamento , que  tenía  todo  preparado  para  la  inspección  de  armas , tras  este  tramite  nos  llevó  al  Hotel  Sheraton  donde  pasamos  la  noche. Al  día  siguiente  a  las  ocho  nos  recogería  para  llevarnos  al  aeródromo  donde  cogeríamos  una  avioneta  que  nos  llevaría  al  cazadero. Nos  advirtió  que  todo  el  equipaje  iría  por  carretera  por lo  que  debíamos  llevar  una  muda , el  cepillo  de  dientes  y  por  supuesto  un  rifle.

 A  la  mañana siguiente  a  las  8  estaba  esperándonos  fuimos  al  aeródromo y  tras  hacer  unas  gestiones  montamos  en  la  avioneta , una  Seneca II   que  cerraba  mal la  puerta  de atrás  y  que  según  iba  tomando  altura  nos  íbamos  congelando. Al  cabo de  dos  horas  llegamos  a  un  gran  llano , cercano  a  un  poblado  Sukuma , donde  tomamos  tierra  había  dos  coches  esperándonos   con  Juan  Toquero  que  cazaría  con  el  jefe  y Pedro  , Sherdel   el  profesional  de  Rafa  y  Antonio , y  Chris  un  chaval  de  Texas  que  estaba  de  asistente  en  el  campamento. Montamos  en  los  Land  Rover  y    nos  fuimos  a  el campamento ,   el  camino  la  verdad  es  que  nos  defraudó  un  poco  porque  vimos  un par de  jirafas  y  dos  impalas  pero  bueno  al  fin  estábamos  allí.

 El  campamento  estaba  bien  era  el  típico  con  cuatro  tiendas para los  clientes  forradas  de  pajas  y  cañizo , con  sus  duchas  hechas  del  mismo  material , un  comedor  que  era  una  gran  choza  muy  bien  arreglada  y las  demás  dependencias  de  todo  campamento. El entorno era impresionante, colgado sobre el río Ruaha conviviendo con los hipos y cocoodrilos.

 Esa  tarde  como  Abdulli  no  había  llegado  salí  a cazar  en  el  coche  del  jefe , la  primera  tarde   fue  de toma  de  contacto  y  Juan  dijo  que  había  que  matar  un  impala  para  carne  para  el  campamento  y  buscaríamos  un  macho  joven , cruzaron  el  carril  saltando  la  primera  manada  y  tiré  el  último  a la  carrera  en el  crucé  del  carril  pero  no le  di ,  poco  después  vimos  otra  manada  lejos  y  dije  que  probaría , me  apoyé  bien y  empezaron  a  pasar  a través  del  visor  eran  todo  machos y  todos  me  parecían  grandes , había  uno  muy  cerrado  y  corto  por  lo  que  decidí  tirarle , el  primer  tiro  le  pegué  en mitad  y  el  segundo  ya  medio  muerto  en  el  codillo. Lo  degollaron  , para  que  los  musulmanes  del  campamento  pudieran  comer  lo  cargamos  al  coche  y  volvimos.

 

 Día  23 . Como  mi  cazador no  llegaba  hasta  por  la  noche  volví  a  salir  con  el  coche  del  jefe ,  al  poco  de  salir  mató  Pedro  un  impala  bonito  y  una  hora  después  el  jefe  pinchó  otro  que  tras  un  buen  paseo  cobramos.  Los  colgamos  para  cebo  de  leopardo  y  a  última  hora  de  la  mañana  maté  un  baboon  que  también  colgamos. Al  volver  hacia  el  coche  cortamos  unos  rastros de  búfalo  muy  frescos  , dos  machos  solos , y  nos  pusimos  en  marcha  al  cabo  de una  hora  dimos  con  ellos  no  se  les  veía  muy  bien  y  el  jefe  tardó  en  tirar , le  cascó  a  uno  y  salieron  arreados  , lo  fuimos  pisteando   y  dimos  con  él  le  pegué  dos  tiros   y  siguió  a  los  200  metros  uno  de los  trackers  lo  vió  echado  ,  fuimos  Juan  y  yo  y  lo  rematamos. Era  un  búfalo  muy  viejo  con  42¨    y  que  tras  mucho  correr  habíamos  cobrado.

El jefe  estaba  encantado ,  al igual  que  todos  ,  allí  nos  echamos  a  la  sombra  de  un  mopane  a  esperar  al  coche , al  llegar  éste  comimos  , desguazamos  el  búfalo  y  volvimos  hacia el  campamento . En  el  trayecto  fallé  un  waterbuck  y  me  empecé  a  mosquear.

Día  24 . Por fin  salí  en  mi  propio  coche  a  cazar  , al  cabo  de  media  hora  vimos  una  manada  de  waterbucks  y  me  dijo  que  tirara  al  último , iban  corriendo  de  izquierda  a  derecha   le  corrí  la  mano y  le  pegué  trasero , empezamos  a  pistear  y  tras  una  hora  lo vimos  cruzando  el  río  muy  largo  lo  intenté  y  le  pegué  en un  jamón  poco  después  lo  encontramos   bañándose  y  lo  rematé. Estaba  contento  por que  era  mi  primer  waterbuck  pero  el  tiro  no  había  sido  bueno. Seguimos  cazando  y  a  media mañana  encontramos  un  grupo  de  impalas  necesitábamos  carne  para  el  leopardo  y  el  macho  era  bastante  decente ,  tiré  y  lo  mismo  tiro  a  la  izquierda  y  pinchado  de  atrás  esta  vez  la  paliza  por  el  cerrado  bosque  fue  de  casi  tres  horas  pero  al  final  lo  cobramos. Tenía  en  el  cuerpo  una mala  sensación del  carajo  , había  perdido  la  confianza  en  mi  rifle  preferido  y  la  sensación  de  ridículo  que  estaba  haciendo  me  abrasaba. Continuamos  y  sobre  las  tres  vimos  unos  elands   el  macho  se  apartó  a  la  derecha , estaba  de  frente  un  poco  terciado  hacia  la  izquierda  , me  apoyé  bien  y  con  la  paranoia  que  tenía  encima    apunté  en  mitad  de  pecho  y  rocé  el  gatillo  muy  suave  tratando  de  hacer  todo  a la perfección , el  tiro el  bicho  lo  acusó  pero  salió  corriendo , no me lo  podía  ni creer , decían  que  le  había  pegado  en  el  jamón de  la  izquierda , y  nada  otra  vez  a  pistear. Llevaba  un  cabreo  que  prefería  ni  hablar  y  la  jupa  esta  vez  fue  apoteósica  pero  al  final  lo encontramos  muerto , no  hubo  ni  que  rematarlo , tenía  el  tiro  en un  costado , por supuesto  en  el  izquierdo. Se  fueron  a  por  el  coche  y  tras  una  hora  y media  volvieron. Tras  hacer  las  fotos  comimos  y  cargamos  el  eland,   de  vuelta  al  campamento  en  un llano  vimos  un  gato  cerval  y  como  estaba  mosca  con  el  rifle  le  apunté  descaradamente  a  la  derecha  y  lo  deshice. Al  llegar  al  campamento  nos  reunimos  todos  y  contamos  lo  que  habíamos  hecho  después  de  cenar  nos  fuimos  a  la  cama  bastante  cansados.

Día  25 . Al  salir  por  la  mañana  me  comentó  Abdulli  que  podíamos  ir  al  otro  campamento  y  colgar  allí  algunos  cebos ,  de  camino  también  colgamos  alguno. A  pesar  de  haber  centrado  el  rifle ,esa misma mañana debido a los contratiempos del día anterior,  todavía  tenía  mal  sabor  de  boca  y  necesitaba  un  buen  tiro  para  recuperar  la  confianza. Pues  paso  todo  lo  contrario  en un  claro  de  un  bosque  vi  una  hiena  y  la fallé  con  lo  cual  los  fantasmas  volvían  y  ahora  no  había  excusas. Luego  en  un  gran  llano  llamado  Land  Vitale vimos  tres  dik-dik  y  el  Askari  me  dijo  el  de  la  derecha  tiré  con  el  22Mag. y  no  dijo  ni  pio , era  una  hembra , como  él había  metido  la  pata  no  la  apuntó  en la  licencia  y  la  dejó  de  carne  para  el  campamento. Llegamos  sobre  las  12 al  otro  área  y  colgamos  parte  del  eland  y  del  waterbuck  del día anterior. Ya  cerca  del  otro  campamento  vimos  tres  o  cuatro  cebras  juntas  y  me  dijo  que  tirará  a  la  de  la  izquierda  estaban  a  150 mts.  le  apunté  perfecto  al codillo  y  allí  fue  la  bala   corrió  15 mts. y  se  desplomó. Esto  es lo  que  me  hacía  falta  un  buen  tiro. La  cargamos  y  fuimos  a  comer  al  campamento. Este  campamento  era  más  pequeño  con  solo  dos  tiendas  y  mucho  más  salvaje , no  había  un  ruido ,  el  silencio  era  increíble, incluso acojonaba.  Después  de  comer  fuimos  a  colgar  la  cebra  en  distintos  sitios.  Como  empezaba  a  anochecer  volvimos  hacia  el  campamento  principal  donde  tardaríamos  en  llegar  cerca  de  tres  horas. A  mitad  de  camino  uno  de  los  trackers  le  susurró  a  Abdulli   nyati , yo  sabía  lo  que  significaba  por  que  lo  aprendí  el  año  anterior  en  Zimbabwe , BUFALO, paramos  el  coche  y  prepararon  el foco  lo  cual  les  llevó  como  10 minutos. Los  búfalos  estaban  metidos  en  unas  pajas  muy  altas  por  lo  que  acercarse  andando  era  imposible  a  la  vez  que  muy peligroso. Entramos  con  el  coche  y los  vimos  a  90 mts.  por  que la  noche  era   muy  clara , echó  el  foco  y  yo  solo  veía  los  ojitos  brillar , no  tenía  ni  el  rifle  en la  mano  pensando  que  solo  los  miraríamos , me  dijo  tira  al  de  la  derecha  es  un  macho  bueno ,  le  miré  extrañado  y  me  lo  repitió  añadiendo  rápido  rápido , cogí  el  416  apunté  sin  mucho  confianza  porque  se  veían  solo  los  ojos , calculé  donde  debía  estar  la  caja  y  tiré  salieron  todos  en  estampida  y  los  cortamos  entrando  al  bosque. Vi  enseguida  al  herido  que  iba  un  poco  rezagado  corrí  hacia  él  con  precaución  y  le  pegué  un  tiro  en  el  cuello  con  el  que  dobló.  Me  pareció  increíble  que  con un  tiro  en  los  pulmones  hubiera  podido  recorrer  tanto  terreno , pero  bueno  ya  estaba  listo. Fue  un  buen  búfalo  de  41¨  con  mucha  curva. Tardamos  como  2 segundos  en  cargarlo  en  el  coche  y  seguir . Al  llegar  al llano  grande vimos  correr  algo  echó  la  luz  y era un  dik-dik  lo  tiré  y  resultó  ser  un  macho  muy  bueno. Con  el  coche  lleno  de  carne  llegamos  al  campamento , donde  cenamos  y  nos  retiramos.

Día  26. Como  llevaba  muy  bien  mi  licencia  Antonio  me  preguntó  que  si  podía  venir  en  mi  coche  y  tirar  los  animales  que  yo  ya  había  matado , dicho  y  hecho , además  que  su  compañía , aunque a veces  habla  mucho , es  siempre  agradable  y  entretenida  porque  disfrutamos  la  caza de  un  modo  similar , no en el aspecto comercial donde  la ética es muy diferente. Al  poco  de  salir  vimos  3  waterbucks  , yo  ya  tenía  el  mio , y  le  dije  a  Antonio  que  tirara , Abdulli  dijo :  al primero , no  al último ;  Antonio  tiró  y  el último  se  desplomó ,  llegamos  y  era  largo  y  gordo ,  hicimos  las  fotos  de  rigor  y  llamaron  al  campamento  para  que  vinieran a  buscarlo  porque  estábamos  muy  cerca. Proseguimos  la  marcha   y   vimos  un  dik-dik  lo mató  Antonio  y  hembra  yo  tiré  otro  y  macho  aunque  chico. Cortamos  los  rastros  frescos  de búfalos  y  los  comenzamos a  seguir  daban  vueltas  entraban  y  salían  del  Parque  y  en mitad de esta operación  llegamos  a  un  cebo  que  tenían  colgado  de  la  semana  anterior , al  asomarnos  había  un leopardo  en lo  alto  del  árbol  y  en  un segundo desapareció. Yo  me  quedé  helado  después  del  año  anterior  en  Zimbabwe  donde  tanto había  trabajado  para  cobrar  uno  y  aquí  verlo a  la  luz  del  día.  Enseguida  subimos  el cebo  a  lo  alto  de  una  rama , porque  estaba  a  media  altura  para  que pudiera  ser tocado tanto por  león  como  por  leopardo , construimos  un blind  , que  me ocupé  de  limpiar  y  mojar  para  evitar  ruidos  y  volvimos   hacia  el  campamento. En  el  trayecto  yo  ya  iba  pensando  en  el  leopardo , porque  esa  noche  nos  colocaríamos , cuando  vi  algo  , creí  que  era una  visión  un  sable  macho  atravesado  a  100 mts.  le  avise  a  Abdulli  y  asintió  con  la  cabeza. Al  tiro    cayó  y  cuando   me  iba  acercando  se  levantó  y  corrió   le  tiré  otro y  se  acabó  la  historia  no  era  muy  largo  pero  bueno  ya  tenía  el  sable  en  el  bolsillo. Muy  contentos  volvíamos  al campamento  cuando  vimos  un  búfalo estaba  justo en la linde  del  Parque , le  dije  a  Antonio  que  tirara  él  que  yo había  cobrado  uno bueno  el día  anterior. Le  entramos  y  nada  lo vimos  a  lo  lejos  ya  dentro del  Parque. Al  llegar  al  campamento  me  encontré  con  Rafa   que  había  matado el leopardo  de  amanecida   y  estaba  encantado  le  dije  que  yo  lo  intentaría  esa  tarde.

Tras  comer  Abdulli  me  sugirió  que  me  echará  una  siesta  porque  igual  nos  quedaríamos  hasta  tarde  en  el  blind.  Sobre  las  cinco  menos  cuarto  salimos y tardamos cerca de una  hora  en  llegar , nos metimos  en  el  blind  y a esperar. Venía  con  nosotros  Justin  el  Game  Scout  que  era  un  tipo  singular  del que  hablaré  más  adelante. Sobre  las  7:00  Abdulli  vio  algo  con  los  prismáticos  por  el  suelo  corriendo , era  el  leopardo  buscó  el  cebo  y  no  lo  encontró  por  que  lo habíamos  subido  y  se  marchó. Al cabo de 15 minutos  volvió  y  empezó  a  trepar  , como  había  luna  llena  se  veía  todo  a la perfección , cuando  estaba  en  lo  alto  de  la  rama  acercándose al  cebo  me  dijo  que  lo  tirara  y  apunté  me  estuve  recreando  un  rato,  no  se  si  un  minuto  o  una  hora  pero  el  espectáculo  de ver recortar  la  silueta  del  animal con  luna  llena  merecía  la  pena , Abdulli  volvió  a insistir  tira  y  le  apunté  al codillo  un  poquito  alto  para  no coger  el  hueso  y  destrozarlo . Al  tiro  cayó  , lo  vi  claro ,  salimos  del  blind  no  sin precauciones   y  miramos  debajo  de  la  rama , no  estaba ,  se  me  cortó  el  cuerpo ,  Abdulli  llamó  al coche  y  contó  lo  sucedido ,  al  acercarnos  al  árbol , con el coche,   lo  vimos  muerto,  con  la  oscuridad  de  la  noche  y  la  distancia  estábamos  mirando  30  mts.  más  a  la  derecha  de  donde  debía  estar. Ya  tranquilos  nos  hicimos  fotos  y  emprendimos  la  vuelta. El  leopardo   era  largísimo  pero  delgado  como  un  cheeta. Al  llegar  al  campamento  nos  enteramos  que  Pedro  había  cobrado  el  suyo  también  y todos  estaban  como  locos. No  creo  que  se  hayan  dado  muchos  casos  de  que  tres  hermanos  hallan  cobrado  tres  leopardos  el mismo  día. La  verdad  estaba  un  poco  defraudado  había  sido  demasiado  fácil  y  si  soy  sincero  he  sentido  mucha  más  emoción  con  guarretes medianos  que  he  matado  en  espera.

 

DIA  27.  Con  el  leopardo  en  el  bote  teníamos  que  centrarnos  en  el  león   por lo  que  fuimos  a  revisar  los  cebos  del  otro  campamento. Hacía  mucho  calor  y  no  se  veía  nada  de  caza  con lo  cual  la  mañana  fue  bastante  aburrida . Llegando  a  la  primera  zona  abierta  del otro  campamento  vimos  unas  cebras y poco después   un  antílope  grande  a  la  sombra  de  un  mopane , se  lo  dije  a  Abdulli  y  contestó parece  un  eland , nos  fuimos  acercando y  se  lió  a  correr  , no  era  un  eland  sino  un  roan. Tuve bastante suerte  fallando  el primer  tiro  ya que  detrás  del  que  había  tirado  salió  uno mucho más  grande  corriendo  de  culo  le  pegué  un tiro  en  mitad  pero  nada  no  paraba , de repente  se  atravesó  y  le  pegué  en  el  codillo , volvió  a  correr  y  a  los  100 mts.  se  desplomó pegando  un  volteretòn  y  levantando  una  polvareda  espectacular. Al  llegar  me  quedé  encantado  era  un  bicho  enorme  y  con buen  trofeo , además  era  el  primer  roan  que  veía  en mi  vida. Hicimos  fotos  y  Abdulli  filmó un poco  de  video , eso me  gustó  porque  siempre  que  filmaba  quería  decir  que  era  un  buen  trofeo. Una  vez  cargado  el  Roan  seguimos  cazando ,  vimos  varias  hembras  de  oribi  y  una  de  reedbuck,  al  rato  vimos  un  macho  con  dos  hembras   y  probamos  le  tiré  largo  y  tuve  que  pasar  la  bala  por  la  orquilla  de  un    árbol  , hizo  un  extraño  y  corrió  al  llegar  lo  vimos  muerto  a  50  mts. Poco  después  vimos  un  Hartebeest  de  Linchestein  debajo  de  unos  mopanes  y  le  tiré y cayó  en  el  sitio , al  llegar  vimos  que  estaba delgado y poco desarrollado   por  lo  colgamos  de  cebo  para  el  león ,  junto  con  el  reedbuck. Tras  revisar  los cebos  nos  marchamos  al  campamento  central  donde  llegamos  de noche. Tras  la  ducha  y  la  cena  nos  acostamos.

DIA  28. Esa  mañana  salimos  en  el  coche  con  Pedro  mi  hermano  para  que  tirara  los  bichos  que  yo  ya  había  cobrado. Cortamos  los  rastros  de  los  búfalos  y  tenía  muy  claro  que  los  iba  a  tirar  yo. Al  poco  los  encontramos e intentamos cortartlos, la  manada  se partió  en  dos  y   seguimos  al  grupo  de  la  derecha , corrían  por la  parte  alta  de  un  cerro  y nosotros  por  abajo , no  conseguíamos  cortarlos  y  seguimos  corriendo  cerca  de  3 Km  con  paraditas  para  andar  más  despacio y  descansar de  vez  en cuando. Al  fin  vimos  que  ellos  bajaban  hacia  nosotros y  nos  escondimos  en  unos  árboles  a  esperarles , apareció  la  manada  a  unos  80 mts.  y  Abdulli  me  dijo  al  primero  le  tiré  y  acusó  el  tiro ,  me  dijo  al  último  le  tiré  y  lo  mismo ,  la  estampida  fue  tremenda  y  arrasaban  todo  lo  se  les  ponía  por  delante. Salimos  a  detrás  y  a  los  200 mts.  encontramos   el  primero  tambaleándose , lo  rematamos  y   50  mts.  a  la  izquierda  apareció  el  segundo , también   muy  tocado  le  dimos  la  puntilla  y  fuimos  a  verlos . Al  llegar  al  primero  horror  era  una  hembra   grandísima  y  le  dije  a  Abdulli  que  porque  me  había  hecho  tirarla , me  contestó  que  como  utilizaba  bala  sólida   posiblemente  había  pasado  al  macho  y  había  pegado  a la  hembra. Ni  de coña  vi  claramente  al  que  le pegaba   porque  estaba  separado  del  grupo. Me  dijo  que  no  me  preocupara  que  el  otro  era  un  macho  bueno , al  llegar  otra  macro  hembra  ,  se  le  puso  una  cara  de  calzoncillo  de  narices  y  con  esta  no  tenía  excusa porque  estaba  sola  a  50  mts.  del  grupo  cuando  tiré. Le  dije  que  yo  no  pensaba  pagarlos  porque  había  sido  fallo  suyo  me  dijo  que  no  me  preocupara  que  sería  carne  para  las  aldeas. En el  fondo  no  me  importó  porque  había  matado  dos  búfalos  por  la  cara.  El  resto  del  día  fue muy tranquilo  Pedro  pinchó  un  kudu  grande  en  la  linde  del  Parque  con  la  mala  suerte  que  se  metió  y  no  lo  pudimos  cobrar. Esa  tarde  salí  de  pájaros  y  cobré  32  francolines 2  gallinas  de  Guinea  y  un ganso  del  Nilo , me  lo  pasé  fenomenal. Al  anochecer  volvimos  al  campamento  y  cenamos  todos  juntos  tras  contar  los  resultados  del  día  y  una  buena  ducha  nos  retiramos.

DIA  29.  Desayunando  me  propuso  Abdulli  ir  al  otro  campamento  revisar  los  cebos  del  león  y  si  estaban  tomados  intentarlo , no  me  pareció  mal  y  no  puse  ninguna  pega. De  camino  vimos  un  Duiker  tras  una  mata  pero  no le  veíamos  la  cabeza , se  movió un  segundo   le  vi  los  cuernos   y se  lo  dije  a  Abdulli , me  contestó  si  estas  seguro  de  que  es  un  macho  tíralo. Le  apunté  lo  mejor  que  pude , pues  estaba  bastante  incomodo , apreté  el  gatillo  y  pegó  un  salto  de  narices  fuimos  corriendo  y  estaba  deshecho. Tenía  el  tiro  más  curioso  que  he  visto  en  mi  vida , una  entrada  y  salida  normal  a  la  altura  del  codillo  y  otra  entrada  y  salida  descomunal  a  la  altura  de  las  agujas ,  la  explicación  es  que  había  un  peñon  detrás  y  la  bala  le  volvió  a  pegar  de  rebote.

 

 Al  pasar  el  llano  de  Land  Vitale  vimos  un  faco  y  nos  pareció  grande  le  entramos  y  se  lió  a  correr  le  tiré  a  140  metros  corriendo ,  por  probar  y  dio la  voltereta  como  los  cochinos,  al  llegar  nos  decepcionó  un  poco  pues  tenía  un  lado  de la boca  roto  pero  bueno  el  tiro  me  valió  la  pena.  Seguimos  y  tras  dos  horas  de  viaje  llegamos  al  otro  área , en  mitad  de uno  de  los  bosques  de  mopanes  vimos  una  pareja  de  Oribis , nos  aproximamos  tapándonos  con  los  termiteros  , llegamos  a  120  metros  y  había  que  tirar  porque  no había  más  escondites ,  me  apoyé  en  el  termitero  y probé  , se  arreó  a  correr  y  cayó  dando  cabezazos  a  unos  50  mts.  al  llegar  otra  decepción  tenía  un cuerno  mocho, no me importa debido a mi afición a coleccionar animales “extraños” de cualquier especie. Seguimos  a  lo  que  habíamos  venido  y  tras  un  par  de  cebos  sin  tocar  llegamos  al  tercero  estaba  tocado  y  con  serios  indicios  de  simba  , aunque  un  leopardo  había  estado  por  allí. Fuimos  a  comer  al  campamento ,  durante la  comida  me  dijo  Abdulli  que  me  echará  un  siesta  que  esa  noche  lo intentaríamos. A  las  cinco  salimos  y  maté  una  cebra  para  colgarle  al  león   la  pusimos  y  a  las  seis  y  cuarto  estábamos   colocados . Sobre  las  siete  entró  algo  yo  no  lo  podía  ver  pero  Abdulli  que  tenía  los  primáticos  me hizo  una  seña  y  me  preparé , al  echar  la  luz  vimos  , con  sorpresa ,  un leopardo  enorme  en  el  cebo  que  no  se  asustó  y  al  que  pudimos  filmar  durante  algunos  minutos  luego  muy tranquilo  se  marchó. Decidimos  que  había  sido  suficiente  para  el  primer  día   y  volvimos  al  campamento  llegando  allí  maté  un  ginet  cat  que  nos  cruzó  el  carril. Esa  noche  dormí  en  el  otro  campamento  solo  y  fue  maravilloso  sin  ruidos , sin  ronquidos  y  solo  el  canto  de  algún  pájaro.

DIA  30.  Nos  levantamos  pronto  y  fuimos  al  cebo  y  el  león había  vuelto  vimos  sus  rastros , pelos  de  la  melena  en  el  árbol  , estaba  claro  había  que  intentarlo otra  vez.  Matamos  un  faco  y se  lo  colgamos  también , el  menú  era  completo. El  resto  del  día  fue  bastante  relajado  y  tras  comer  y la  siesta  nos  fuimos  hacia  el  blind.  A  las  cinco  y  media  estábamos  colocados  con  Umballeka  el  tracker  y  al  cabo  de  un  cuarto de  hora  oímos  unos  silbidos , era  Adam,  el  chófer  que  nos  quería  indicar  algo ,  se  acercó  y  dijo  que  una  gran  manada  de  búfalos  se  encontraba  a  500  mts.  de  donde  estábamos , Abdulli  me  dijo  que  si  quería   probar  que  era  una  gran oportunidad  ,  estaba  muy  concentrado  en  el  tema  del  león  pero  bueno  quedaban  muchos  días  y  porque  no  intentarlo.

Los  localizamos  en  un  pajizo  muy  alto  y  apesar  de  estar  a  50  mts.  de  ellos  solo  veíamos  los  vultos  negros  pasar. Los  chanteamos  aposta  para  sacarlos  al  llano   y  allí  los  cortamos ,  tiré  uno a  150  mts.  y  me  dijo  está  muerto  ,  cortamos  otro  grupo  y  lo  vi  claro , había  un  macho  que  destacaba  por  encima  de  los demás  era  anchísimo  y  corría  delante  del  grupo , lo cortamos  detrás  de  un  hormiguero  se  paró  pero  un  choto  se  puso  en  medio  y  no  pude  tirar , se  arrearon  otra  vez  y  volvieron  a  dar  otra  vuelta  , aprovechando  unos  árboles  los  cortamos  otra  vez  pero  estaban  ocultos  y  no  salían ,  de repente  apareció  el  macho  corriendo  con  la  manada  detrás  le  tiré  y  se  desplomó  como  un  baúl , me  acerqué  y  le  pegué  otro  tiro  en el  cuello  por  si  acaso, tenía 45”. En  un  minuto  todo  cambió ,   la  tensión  se  convirtió  en  alegría  y  abrazos , hicimos  muchas  fotos  y  Abdulli  me  dijo  rápido  tenemos  que  volver  al  león , yo  pensé  que  con los  tiros  y  la  proximidad  del cebo  no  había  nada  que  hacer  pero  bueno  íbamos  a  intentarlo  de  todas  formas.

Al  volver  al  cebo  empezó  a  anochecer  ya  me  había  aprendido  el  terreno  de  memoria , a  la  izquierda  unas  pajas  altas , a  la  derecha  un  bosquecillo  de  árboles  chicos   y  en  medio  el  cebo  colgado  de  un  gran  árbol.  Estábamos  muy  tranquilos  cuando  hizo  su aparición  una hiena  se  acercó   a  el  cebo  pero  se  asustó  de  algo  y  no  acabó  de  entrar  a  las  siete  y  media  la  hiena  se  retiró  un  poco  más  y  Abdulli  me  dijo  que  había  algo  comiendo  en el  cebo  y  que  íbamos  a  probar ,  me  preparé  echó  la  luz  y  vi  el  león un  segundo  que  se  metía  al  pajizo ,  Abdulli  me  preguntó  porque  no  has  tirado , le  dije  que  al  no  estar  muy seguro  prefería  no tirar  que  pincharlo ,  y  me  contesto  que  había  hecho  lo  correcto ,  al  cabo  de  cuarenta  minutos  el  león  volvió  y  me  propuso  esperar  hasta  las  diez  y  media  que  salía  la  luna  y  podríamos  tirar  sin foco ,  pero  de repente  cambio  de  opinión  y  me  dijo  que  lo  intentaríamos  una  vez  más ,  saqué  el  rifle  por  la  tronera  , echó  la  luz  y  vi  que  había  dos  , la  hembra  corrió  hacia  las  pajas  y  el  macho  hacia  el  bosquecillo pero  hizo  una  parada  de  un segundo  que  aproveché  para  tirarle  al  codillo  con  el  416 , al  tiro  salió  corriendo ,  Abdulli  me  dio  una palmadita  en  la  espalda  y  me  dijo  está  muerto  tiraba  cubos  de  sangre  por  la  boca ,  salimos  del  blind  con  el  foco  y  yo  con  el  rifle  preparado  y  a  40  mts.  lo  encontramos  patas  arriba , seco  con  el  tiro  en  todo  el  codillo. Llamamos  al  coche  y  nos  hicimos  mil fotos  después  lo  cargamos  y  pusimos  rumbo  al  otro  campamento , al  llegar  ya  se  habían  enterado  por  radio y  todos  salieron  cantando  una  canción  en  swahili  que  decía  no  se  que  de  simba ,  el  jefe  y  los  demás  se  acercaron  al  coche  y  me  dieron  la  enhorabuena  y  les  dije  que  miraran en  la  parte  de  atrás ,  al  ver  el  búfalo  todos  fliparon  y  empezaron  con  el  rollo  de  mi  suerte.

Nos  hicimos  fotos  todos  juntos  y  tras  cenar  y  la  ducha  me  metí  en  la  cama  más  ancho  que  un  buey , le  di  mil  vueltas  a  los  lances  y  casi  no  podía  dormir , como  dobló  el  búfalo , el  tiro  rápido  al  león  y  todo  en  un  segundo.  Este  sin  duda  ha  sido  el  día  más  grande  que  he  tenido  en  Africa  hasta  la fecha  y  va  ha  ser  muy  difícil  superarlo ,  mi  primer  león  y  un búfalo  de  45 ” en  la  misma  tarde  y  en  un  periodo  de  dos  horas.   

DIA  1.   Con  el  gran  objetivo  ya  cumplido  nos  levantamos  más  tarde  sobre  las  nueve  y  tras  desayunar   volvimos  hacia  el  otro  campamento  con  idea  de buscar  el  otro  búfalo  y  descolgar  los  cebos  que  no  habían  sido  tocados. De  camino   uno  de  los  trackers , todavía  no  se  como , vío  un  bushbuck  le  entramos  y  lo  ví  corriendo  entre  unos  arbolillos , le  corrí  un  poco  la  mano  y  cayó  como  un  trapo ,  era  muy viejo , con  buenos  cuernos  y  tenía  un  collar  negro  alrededor  del  cuello  muy  extraño. Todos  estaban  encantados  porque  aseguraban  que  matar  un  bushbuck  allí  era  una  cuestión  de  mucha  suerte.

Proseguimos  hacia  el  otro  campamento  y  lo primero  fuimos  al  búfalo  que  estaba  a  unos  500 mts.  de  donde  había  matado  el  otro ,  vimos  bastante sangre  pero  se  metía  en  las  pajas  altas ,  tras  mamonear  un  rato  decidieron  que  no  lo  encontraríamos   y  lo  dejamos ,  me  cogí  un  cabreo  del  carajo  que  no se  me  quitó  en  todo  el  día . Pensando  el  tema  ya  en  frío  deduje  porque  no  lo  habíamos  cobrado , el  búfalo  se  metió  en  las  pajas  altas  donde  se  acostaba  el  león  que  maté  pero  no  estaba  solo  porque  entró  con  las  leonas  y  probablemente  ellas  lo  encontraron  antes  que  nosotros  por  eso  no  se  atrevieron  a  entrar  allí  a  buscarlo. Seguimos  descolgando  cebos , siempre  suelo  echar  una  mano  pero estaba  tan  cabreado  que  ni  me  bajé  del  coche. Antes  de  comer   vimos  un  hartebeest  de  Linchestein  escondido  entre  unos  matones  le  entramos  y  a  unos  100 mts.  le  pegué  en  el  cuello  y  calló  seco.  Todos  me  hacían  la  pelota , que  tiro  no  se  ha  movido ,  pero  yo  seguía  queriendo  matarlos  a  todos . Allí  mismo  comimos   y  tras  cargar  el  bicho  volvimos  ,  de  vuelta  maté  un  faco    en  un  llanete  pero  cuando  llegamos  a  él  no  era  él  sino  ella  con  lo  que  me  cabreé  aún  más.

Llegamos  sobre  las  cinco  y  media   al  campamento ,  Busiri  , el cocinero , nos  dijo  que  mamba  estaba  en  el  río   Abdulli  lo  miró  con  los  prismáticos  y  dijo  que  si  que  era  el  grande  y  me  explicó  que  era  un  cocodrilo  que  llevaba  allí  muchos  años  y que  todos  los  años  lo  fallaban  tres  o cuatro  clientes , cogí  el  300  y  ya  me  habían   explicado  donde  tenía  que  tirarle , detrás  del ojo  en  un  pequeño  bulto  que  tiene a la altura del oido. Estaba  a  unos  150 mts.  y  solo  se  la  veía  la  cabeza ,  el  blanco  era  como  una  bola  de  golf , pero  con  la  mala  leche  que  traía  y  ante  el reto  de  que  todo  el  mundo  lo  fallaba  estaba  dispuesto  a  intentarlo ,  me  apoyé  bien  y  apunté  , me  desencaré  y  me  lo  pensé  un  poco  más  me  volví  a  apoyar  y  pim ,  le  miré  a  Abdulli  y  me  dijo  está  muerto ,  pegó  dos  coletazos  y  no  se  movió  cruzamos  con  la  barca  y  lo  sacamos  del  agua  , la  verdad  era  enorme ,  hice  fotos  a  todos  los  del  campamento  lo  cargamos  como  pudimos  y  volvimos. Al  llegar  el  jefe  se  lo  conté  y  fuimos a verlo. Nos  quedamos  en  el  campamento  porque  ya  no  había  tiempo  para  más  y  empezaba  a  oscurecer.

 

 DIA  2 :  El  plan  para  este  día  era  ir a  los  Flats  de  Usangu  a  buscar  los  topis ,  por  el  camino  vimos  algo  de  caza  pero  todo  bichos  que  ya  habíamos  cobrado . Al  cabo de  un  par  de  horas  llegamos  a  las  llanuras  y  al poco  vimos  un  chacal  al  que  tuve  que  pegar  3  tiros  con  el  22 Mag  por  que  se  seguía  levantando. Empezamos  a  buscar  los  topis  y  no  había  manera  ni  por  un lado  ni por  otro , vimos  un  grupo  de  impalas  con  un macho  aceptable  le  tiré  corriendo de  culo  y  cayó  ,  seguimos  tras  los  topis  pero  no  hubo  manera , encontramos  a  unos  pastores  sukuma  , dos  chavales  uno  de  unos  16  años  y  otro  pequeñito  que  les  asustaba  venir  con nosotros  pero  finalmente  les  convencimos. El  mayor  dijo  haberlos  visto  por  la  mañana  en  una  zona  no  muy  lejana  y  nos  dirigimos  hacia  allí   pero  nada  , cuando  volvíamos  a  llevarles  salieron  cuatro  impalas  un  macho con  tres  hembras  y  Abdulli  dijo que  el  macho era  fantástico  y  que  debería  tirarlo  se  arreó  a  correr  por  el  llano  y  le  tiré  cayó  dando  un  volteretón  del  carajo  y  los  sukumas  gritaban  como  si  hubieran  visto un  milagro. El  impala  fue  bueno  y  midió   25″. El  día  en los  flats  fue  horrible  el  terreno  era  un  marisma  seca  que  estaba  lleno  de  grietas  y  no  corría  una  gota  de  aire  la  paliza  fue  tremenda  y  nos  volvimos  sin  topis  pero  me  aseguraron  que  la  próxima  vez  los  vería  sin  problema.

 

DIA 3   Este  día  fue  de  los  más  tranquilos  llevaba  la  licencia  bastante  bien  por  no  decir  terminada , con  lo  cual  me   llevé  a  Antonio  conmigo , volvimos  a  los  Flats  otra  vez  y  esta  vez  encontramos  los  topis  sin  ningún  problema. En  un  codo  que  hacía  el  bosque  y  dejaba  un  gran  llano a  su  derecha  los  vimos  , estaban  a  unos  180  mts.  Abdulli  me  indicó  a  cual  debía  tirar ,  me  apoyé  bien , tiré  y  corrió  20  mts.  hacia  un  lado  20  hacia  el otro  y  se  desplomó  con  el  tiro  en  el  codillo. Era  un  macho  bonito  pero  tampoco  era  nada  del otro  mundo ,  seguimos  a  la  manada  y  Antonio  mató  otro  y  luego  dos  impalas . Volvimos  al  campamento  y  por  la  tarde  dimos  una  vuelta  corta  y  Antonio  mató  un buen  hartebeest.

DIA 4   El  jefe  se empeñó  en  venir  conmigo  al  ver  que  mi  coche  era  el  que  mejor  funcionaba , por  la  mañana  falló  un  par  de  impalas  y  luego  mató  otro  , fuimos  a  mirar  una  poza  donde  había  un  macho  de  hipopótamo  solo  que  estuvimos  mirando  un  rato , al  jefe  le  dio  el  típico  cabreo   diciendo  que  porque  no  íbamos  a  cazar   en  vista  de  lo  cual  volvimos cazando campamento. Por  la  tarde  ya  solos  fuimos  donde  el  hipo , pero  el  tema  estaba  difícil  porque  solo  asomaba  la  punta  de  la  nariz  para  respirar , hicimos  un plan  tirarle  con  el  22Mag.  a la  nariz  y  cuando  se  sintíera  herido  saldría  y  entonces  lo  tiraría  con  el  rifle  grande . Lo  intentamos  varias  veces  pero  era  como  tirar  al  plato  con  rifle. Ya  cansado  cogí  el  300   y  en  una  de las  asomadas  le  pegué  en  mitad  de  la  nariz , vimos  la  sangre  y  lo  dejamos  de  ver , de repente  a  la  derecha  lo  vimos  con  medio  cuerpo  fuera  del  agua , salí  corriendo  y  desde  un  alto  le  tiré  con  el  300  en lo alto de la cabeza y  quedó  seco , por  si  acaso  le  tiré  dos  tiros  en  la  columna. Después  de  la  tensión  y  el  agotamiento  de la  tarde  volvimos  al  campamento  encantados  y  cuando le  conté  al  jefe  que  lo  había  matado  se  le  quitó  el  cabreó  y  me  dijo  que  al  día  siguiente  vendría  conmigo  a  cobrarlo.

DIA 5   Nada  más  levantarnos  fuimos  a  por  el hipo  y  allí  estaba  flotando  con  la  barriga  al  sol  con la  ayuda  de  una  veintena  de pescadores  lo  sacamos  a  la  orilla  y  después  con  el  coche  lo  subimos . Era  macho  y  cojonudo  tras  las  fotos  lo  descuartizaron  y  cargamos  parte  en  el  coche  y el  resto  se  lo  repartieron  los pescadores. Por  la  tarde  matamos  una  cebra  con  el  jefe  con  lo  cual  se  quedó  muy  contento. Los  dos  siguientes  días  no  cazé  por  que  tenía la  licencia  completa. 

 

DIA  8  Por  la  mañana  se  marchaban  el jefe , Pedro y  Antonio  y  tras  despedirles y  y habiéndome cedido los restos de sus licencias nos  fuimos  a  cazar. Al llegar  a  Land  Vitale  vimos  una  pareja  de  avestruces  y  maté  el  macho  lejísimos  después  de tirarle  varios  tiros  pero  era  algo  nuevo  una  sensación  totalmente  distinta , por  como  corría  de  raro  y  de  rápido. Luego  seguimos  cazando  muy  relajados  sabiendo  que  teníamos  todo  prácticamente hecho. Por  la  tarde  al  cruzar  el  río  vimos  un  waterbuck  soberbio , como  ya  tenía  uno  dude  pero  finalmente  lo  tiré  a  la  carrera  y  lo  cobramos  era  realmente  bueno. Ya  anocheciendo  llegamos  al  campamento  donde  me  encontré  a  Rafa  que  había  tenido  un  buen  día.

DIA  9  Fue  otro  día  de  bastante  relax  por  la  mañana  matamos  un  faco  en  un  pelado  tras  perseguirlo  durante  bastante  rato , le  pegué un  poco  trasero  y  lo  encontramos  en  un  barranquete  donde  se  había  encamado  y lo  rematamos. Luego  de  vuelta  al  campamento  cobré  un  buen  dik-dik  y  por  la  tarde  fuimos  a  cazar a  Vietnam ,  este  lugar era  llamado  así  por  lo  cerrado  y  húmedo  que  era. Nos  pasó una  de  las  cosas  más  graciosas  que  me  han  ocurrido  nunca  cazando  tras  cruzar  uno  de  los  inumerables  arroyos  vimos  un  vulto  negro  metido  en  una maraña  Abdulli  me  hizo  pasar  delante  y  me  dijo  que  tirara , le  comenté  que  no  podía  distinguir  donde  estaba  el  culo  o  la  cabeza  y  me  dijo  que  tirara al  medio , así  lo  hice  y  nada  ni  un  ruido , ni  una  carrera  ni  nada  , era  imposible. Al  acercarnos  vimos  que  el  búfalo  no  era  tal  sino  un  tronco  quemado  de  un  gran  árbol  todos  nos  empezamos  a  reír  y  los  trackers  no  paraban  de  meterse  con  él , al  llegar  al  campamento  hubo  un  descojone  general  con  al  tema. 

DIA  10  Salimos  con  la  idea  de  buscar  algún  búfalo  puesto  quedaban  pocos  días  y  me  quedaba  uno . Recorrimos  todos  los  pasos  habituales  y  no  cortamos  huellas , vimos  la  gran  manada  de  más  de  500 mts  dentro  del  Parque  y  por  lo  tanto  fuera  de nuestro  alcance. Hacía  bastante  calor  y  el  día  empezó  a  convertirse  en  un  coñazo. Sobre  la  1:00  nos  acercamos  a  una  charca   para  ver  si  podíamos  leer  algo  y  efectivamente  vimos  rastros  y  además  frescos. Nos  preparamos  y  comenzamos  la  marcha ,  fuimos  caminando  por  un  korongo  ( arroyo seco )  durante  una  hora  y  encontramos  rastros  de  hacía  pocos  minutos  al  poco  una  meada  muy  húmeda  y  me  dijo  Abdulli  que  fuera  muy  preparado  que  podían  estar  en  cualquier  sitio. A  los  100  mts.  los  vimos  en  lo  hondo  del  arroyo  eran  tres  machos  solos , pero  no  podíamos  entrarles  de  frente  porque  huirían  y  el  monte  era muy  cerrado  , dimos  un  rodeo  a  un  pequeño  morrete  que  teníamos  delante  esperando verlos  al asomar  al  otro  lado  pero  al  asomarnos  se  levantaron  una  pareja  de  francolines  montando  mucho  escándalo  y  los  búfalos  salieron arreando ,  los  vi  repechar  a  unos  100 mts.  y  justo  al  trasponerse  tiré  al  de  la  izquierda , salí  corriendo  monte  arriba  y  al  asomar  lo  vi  partido  con un  tiro  en  la  columna  me  acerqué  y  le  tiré  otro  tiro  al  codillo  pero  no  doblaba  y  tiré  otro  más ,  al  acercarnos  seguía  cabeceando  y  hacía  por  nosotros , tuve  que  tirarle  dos  tiros  más  en  la columna. Es  impresionante  como  un  animal  puede  aguantar  5 tiros  de  un  416 Rem , y  seguir  con  vida.

Allí  mismo  comimos  y  descansamos  un  rato  después  de  tanta  carrera , lo descuartizamos  y  lo  cargamos  al  coche. Llegamos  al  campamento  sobre  la  6:00 con  lo  que  dimos  por  concluido  el  día  con  una  buena  ducha  y  una  cena.

 

DIA  11   Con  todo  lo  grande  en  el  bote  nos  apetecía  un  día  tranquilo por lo  que optamos  por  volver  a  los  Flats  a  los  topis , encontramos  la  manada  rápido  pero  no paraban  y  como  ambos  sexos  tienen cuernos  me  resultó  difícil  seleccionar  uno ,  seguimos  caminando  por  un  bosque  de  mopane  y  a  200 mts.  los  vimos  parados , elegimos  uno  y  lo  dejé  seco , por  cierto  son  muy  blandos , al  llegar  a  cobrarlo  volvimos  a  ver  la  manada  y  les  entramos  otra  vez   maté  otro. Se  fueron  a  buscar  el  coche  para  cargarlos  y   una  vez  en  el  coche  los  volvimos  a  ver  Abdulli  me  dijo  que  tirara  otro  de  carne  para  el  campamento  y  así  lo  hice . Por  la  tarde  dimos  una  vuelta  donde  vimos  una  manada  de  elefantes  pero  no  llevaba  en  mente  tirar  uno ,  por  lo  que  estuvimos  observándolos  y  proseguimos. Después  de  cenar  oímos  las  hienas  cerca  del  campamento  y  me  preguntaron  si  quería  tirar  una  dije  que  si , y  salimos  al  poco  vimos  unas  cuantas  y  fallé  una , ya  de  vuelta  se  cruzó  otra  y  la  hice  un  taco , volvimos  al  campamento  y  los  skiners  no  la  querían  ni  tocar  por  superstición.

DIA  12  La  verdad  es que  no  se  me  ocurría  plan  para  este  día  en vista  de lo  cual  volvimos  al  otro  campamento con  idea  de  buscar  un  oribi  porque  el otro  que  maté  tenía  un  cuerno  mocho. Al  llegar  al  segundo  llano  grande  vimos  una  pareja  el  macho  estaba  de  frente  a  unos  150 mts.  me  apoyé  en  la  espalda  de  Abdulli  , tiré  y  cayó , un  tiro  de  suerte. Llegamos  a  comer  al  campamento  y  nos  dijeron  que  andaba  un  reedbuck  por  allí  salimos  a  buscarlo  y  tras  una  horita  de  rececho  lo  cobramos,  por la  tarde  volvimos  al  campamento  principal.

DIA  13  Era  el  último  día  y  salímos  como  siempre  al  rato  maté  un  faco  medianete  en  un  llano , y  proseguímos  dando  una  vuelta  al  poco    vimos  una  manada  de  Eland  y  el  macho  era  bueno ,  le  tiré  al  cuello  con  el  300  hizo  el  tiro  y  salió  arreando , le  tiré  dos  veces  más  con  el  300  y  nada , cogí  el  416  y  corriendo  de  culo  lo  volteé ,  era  un  macho  bastante  grande  y  bonito.

Comimos  en  el  campamento  y  por  la  tarde  debíamos  acudir  a  una  aldea  a  comunicar  que  el  gobernador  iba  allí  al  día  siguiente  y  si  veíamos  un  impala  lo  tiraríamos  para  llevárselo. Solo  vimos  una  manadita  pequeña  de impalas  pero  no pudimos  entrarles . Cuando  más  dormido  estaba  en  mitad  de  la  tarde  vimos  una  piara  de  kudus  me  dijo  que  tirara  a un  macho  y  me  explicó  donde  estaba  porque  no  se  veía  nada  en  el  espesor  del  monte  tiré  al  bulto  y  el bulto  resultó  ser  el  cuello. Llevamos  la  carne  a  la  aldea  y  ya  de  vuelta  vimos  una  manada  de  búfalos  que  salió  arreando  y  un  león  lo  cual  nos  dejó  bastante  impresionados. De  última  noche  en  el  campamento  hicimos  una  barbacoa.

A  la  mañana  siguiente  nos  llevaron  al  llano  donde  cogimos  la  avioneta  que  nos  dejó  en  Dar  y  de  allí  al  hotel  donde  después  de  comer  con  Juan  nos  mamamos  como  piojos. Al  día  siguiente  cogimos  el  avión  de  regreso a Madrid  por  la  misma  ruta.

La  experiencia  de  Tanzania  ha  sido  algo  espectacular  no  solo  por  la  caza  , que  abundaba  por  todos  lados , sino  por   esa  pequeña  vena  romántica  que  nos  da  a  todos  los  cazadores  cuando  disfrutamos  de  nuestro  hobby  favorito  en  un  lugar  tan  salvaje , sabiendo  que  si  te  voltéa  un  búfalo  estas  a  catorce  horas  del  hospital  más  cercano , que  una  hembra  de  leopardo  preñada  nos  robaba  carne  del  campamento  una  noche  si  otra  también  y  que  aunque  los  viejos  profesionales  y  safaristas  digan  que   Africa  ya  no  es lo  que  era y  que  nunca  volverá  a  ser  lo  mismo , yo  he  tenido  la  gran  suerte  de  vivir  un  poco  de  esos  viejos , mágicos e  irrepetibles  años de los  que  tanto  hemos oído hablar. Esto , para mí , es  la  grandeza  de  la Caza , que  culpa  tengo  yo  de  haber  nacido  en  1968 , tendré  que  disfrutar  lo  que  me ha tocado y por supuesto no me quejo en absoluto.

JCM




Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. MANUEL GARCIA dice:

    DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS DE LOS ANIMALES
    La declaración, proclamada el 15 de octubre de 1978, fue aprobada por la Organización de la Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), y posteriormente por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

    Preámbulo
    Considerando que todo Animal posee derechos.
    Considerando que el desconocimiento y desprecio de dichos derechos han conducido y siguen conduciendo al hombre a cometer crímenes contra la naturaleza y contra los Animales.
    Considerando que el reconocimiento por parte de la especie humana de los derechos de la existencia de las otras especies de Animales constituye el fundamento de la coexistencia de las especies en el mundo.
    Considerando que el hombre comete genocidio y existe la amenaza de que siga cometiéndolo.
    Considerando que el respeto de los Animales por el hombre está ligado al respeto de los hombres entre ellos mismos. Considerando que la educación debe enseñar, desde la infancia, a observar, comprender, respetar y amar a los Animales…… NO DAR CLASES, NI NARRAR, NI ENSEÑAR COMO ASESINARLOS, NI ENSEÑAR FOTOS DE CADAVERES COMO SI FUERAN TROFEOS

    Se proclama lo siguiente:

    Artículo 1
    Todos los Animales nacen iguales ante la vida y tienen los mismos derechos a la existencia.

    Artículo 2
    * Todo Animal tiene derecho al respeto.
    * El hombre, en tanto que especie animal, no puede atribuirse el derecho a exterminar a los otros animales o de explotarlos violando ese derecho. Tiene la obligación de poner sus conocimientos al servicio de los Animales.
    * Todos los Animales tienen derecho a la atención, a los cuidados y a la protección del hombre.

    Artículo 3
    * Ningún Animal será sometido a malos tratos ni a actos crueles.
    * Si es necesaria la muerte de un Animal, ésta debe de ser instantánea, indolora y no generadora de angustia.

    Artículo 4
    * Todo Animal perteneciente a una especie salvaje tiene derecho a vivir libre en su propio ambiente natural, terrestre, aéreo o acuático, y a reproducirse.
    * Toda privación de libertad, incluso aquella que tenga fines educativos, es contraria a ese derecho.

    Artículo 5
    *Todo Animal perteneciente a una especie que viva tradicionalmente en el entorno del hombre, tiene derecho a vivir y a crecer al ritmo y en condiciones de vida y de libertad que sean propias de su especie.
    *Toda modificación de dicho ritmo o dichas condiciones que fuera impuesta por el hombre con fines mercantiles es contraria a ese derecho.

    Artículo 6
    Todo Animal que el hombre ha escogido como compañero tiene derecho a que la duración de su vida sea conforme a su longevidad natural.

    Artículo 7
    Todo Animal de trabajo tiene derecho a una limitación razonable del tiempo e intensidad de trabajo, a una alimentación reparadora y al reposo.

    Artículo 8
    *La experimentación animal que implique un sufrimiento fisico o psicológico es incompatible con los derechos del animal, tanto si se trata de experimentos médicos, científicos, comerciales, como toda otra forma de experimentación.
    *Las técnicas alternativas deben ser utilizadas y desarrolladas.

    Artículo 9
    Cuando un Animal es criado para la alimentación, debe ser nutrido, instalado y transportado, así como sacrificado, sin que ello resulte para él motivo de ansiedad o dolor.

    Artículo 10
    *Ningún Animal debe de ser explotado para esparcimiento del hombre.
    *Las exhibiciones de animales y los espectáculos que se sirven de Animales son incompatibles con la dignidad del Animal.

    Artículo 11
    Todo acto que implique la muerte de un Animal sin necesidad es un biocidio, es decir, un crimen contra la vida.

    Artículo 12
    *Todo acto que implique la muerte de un gran número de animales es un genocidio, es decir, un crimen contra la especie.
    *La contaminación y la destrucción del ambiente natural conducen al genocidio.

    Artículo 13
    *Un Animal muerto debe ser tratado con respeto.
    *Las escenas de violencia en las cuales los animales son víctimas deben ser prohibidas en el cine y en la televisión salvo si tiene como fin el dar muestra de los atentados contra los derechos del animal.

    Artículo 14
    a) Los organismos de protección y salvaguarda de los Animales deben ser representados a nivel gubernamental.
    b) Los derechos del animal deben ser defendidos por la ley, como lo son los derechos del hombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *