Refuerzo de la reintroducción del lince ibérico en CLM

8 julio, 2014 • Noticias de caza

KUNG-FU Y KIKI, DOS NUEVOS LINCES PUESTOS EN LIBERTAD PARA REFORZAR LA REINTRODUCIÓN DE LA ESPECIE EN CLM

Kung-fu y Kiki, dos nuevos ejemplares de lince ibérico criados en cautividad, han sido liberados hoy en Castellar de Santiago (Ciudad Real) para reforzar la reintroducción de la especie en Castilla-La Mancha.

La suelta de Kung-fu y Kiki, nombres que  los niños de Castellar de Santiago han puesto a través de una votación popular, se une a la liberación de los linces Káplan, Kairós y Kiowa, que fueron reintroducidos hace una semana en Almuradiel (Ciudad Real).

A ellos, también se unió hace unos días Kenitra, un macho procede del centro de cría de La Olivilla, que estaba previsto que hubiera sido reintroducido junto a Kaplán, Kairós y Kiowa hace unos días, aunque, finalmente, por problemas de índole logístico, tuvo que ser liberado con posterioridad.

Los linces llegando para ser soltados

Kung-fu y Kiki, que vienen del centro de cría en cautividad de Silves (Portugal), junto a Kaplán, Kairós, Kiowa y Kenitra, han sido liberados en la provincia de Ciudad Real con el objetivo de que en el futuro puedan conformar un nuevo núcleo reproductor para la especies.

Todos ellos proceden del programa de cría en cautividad y han sido reintroducidos en el marco del programa Life+Iberlince, que tiene previsto liberar en los próximos días otros dos nuevos ejemplares en Castellar de Santiago, Kala y Kivu, con lo que se completará así el número de ocho ejemplares que se había diseñado reintroducir en Sierra Morena Oriental durante este verano.

La suelta de Kung-fu y Kiki ha tenido lugar en una finca en plena Sierra Morena Oriental, hasta donde se han acercado cientos de niños y personas para vivir un momento histórico.

El propietario de la finca, Pedro Solís, ha comentado sentirse muy orgulloso de poder contar con una especie tan emblemática como el lince ibérico y ha asegurado que su finca pretende ser paradigma de gestión del monte mediterráneo humanizado y que tiene como objetivo, la conservación de las especies.

En esta finca se viene trabajando en los últimos años en conciliar la conservación de la biodiversidad con la explotación de los recursos naturales, y el conjunto de las medidas de gestión aplicadas en la finca ha redundado en un aumento de los niveles de biodiversidad que, ahora, se incrementarán con la presencia del lince ibérico.

Nicolás López, Jefe de Servicio de Espacios Naturales Protegidos de la Junta de Comunidades, ha explicado que la elección de esta territorio para soltar a los linces reintroducidos obedece a que tal y como establecen los protocolos de la Unión Europea existe un hábitat adecuado y óptimo para la especie objeto, como es el caso del lince ibérico.

Ha advertido que se ha elegido esta zona porque existen recursos suficientes de alimento para los linces que, a partir de ahora, serán seguidos, bien mediante las señales que emiten los collares dotados con sistema GPS , como por radioseguimiento por antena.

Por su parte, Rodrigo Julián Fuentes, gerente de la empresa Fomecam,  que es además socio del proyecto Life-Iberlince, ha señalado que el trabajo realizado por los técnicos en el último año se ve reflejado ahora en la suelta de estos linces.

Rodrigo Julián ha indicado que el trabajo metódico realizado por Fomecam, junto con los técnicos y agentes medioambientales de la Consejería de Agricultura y el resto de socios que forman el programa Iberlince, ha permitido seleccionar durante el último año las áreas más adecuadas para reintroducir el lince ibérico.

En este sentido, ha comentado que las elegidas son grandes superficies de terreno que cuentan con baja densidad de carreteras, que a su vez cuentan con alta densidades de conejo –presa clave en la alimentación del lince- y en las que las incidencias para la especie pueden ser menores.

Finalmente, ha indicado que en el caso de Sierra Morena Oriental se ha elegido realizar el tipo de suelta denominado dura, por la que los linces son reintroducidos directamente en el medio natural, sin pasar previamente por áreas de adaptación.

Esto ha sido así, ha comentado, “porque se considera que estos ejemplares, al estar cerca de otra zona con presencia de lince, pueden adaptarse sin problemas y sobrevivir desde su liberación en el medio natural”.

Por su parte, la alcaldesa de Castellar de Santiago, María del Carmen Ballesteros, se ha mostrado especialmente ilusionada con el hecho de que el lince ibérico esté presente en el término municipal y en la comarca.

Ballesteros ha comentado que con la suelta de estos ejemplares se puede contribuir a consolidar la zona de expansión natural del lince ibérico que, ha recordado, ya ha visitado con anterioridad otros ejemplares de lince, como es el caso de Huelva, una hembra que desde hace un año y medio está en la zona y que  procede de la reintroducción de la zona de Guarrizas de Andalucía

El proyecto LIFE+Iberlince está liderado y coordinado por la Junta de Andalucía, contando con 19 socios, y en Castilla-La Mancha está gestionado por la



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *