¿Realidad o ficción? Así se las gastan los animalistas para promocionar sus «ideas»

8 mayo, 2018 • Miscelánea

El vídeo de realidad virtual que acaba de publicar la organización animalista Peta quiere «concienciar» a los humanos.

 Los grupos animalistas refuerzan la humanización de los animales creada por industrias cinematográficas.

Redacción | La organización animalista internacional Peta ha realizado un experimento que ha traspasado fronteras en cuanto a humanos y animales se refiere. El vídeo muestra cómo una liebre mantiene una conversación con humanos a través de unas gafas de realidad virtual. El objetivo de la organización no es otro que intentar «concienciar sobre el maltrato animal». Pero ahí no queda todo.

Mientras los animalistas pretenden a través de sus redes sociales dar lecciones de moral con sus vídeos o imágenes, para llegar a la persona hiriendo su sensibilidad, ellos mismos además, utilizan a los animales para otros fines.

A continuación se muestra la promo que está dando de que hablar a los representantes de los animales (los cuales se consideran unos defensores natos de los mismos). La humanización virtual de los animales intentando que interactúen con las personas para crear emotividad.

El experimento, con el hashtag #EyeToEye, invita a todos aquellas personas que así lo deseen a ponerse unas gafas de realidad virtual y a subirse en un «viaje» ficticio. La promo muestra a una liebre intercambiando palabras con personas que han decidido someterse al experimiento. Tras intercambiar algunas frases sobre los animales y los productos de origen animal, la liebre conduce a los participantes a cuatro lugares diferentes para que se pongan en la piel de ellos.

Las palabras y expresiones que utilizan los interlocutores para manifestar lo que están viviendo dejan muy claro que es el animal el que sigue las reglas del «juego». Para incrementar la idea de humanización, el animal virtual habla de “familia”, entre otros conceptos, y en le vídeo se ve cómo arranca las lágrimas a algunas de las personas que se prestan al experimento.

La «humanización» de Walt Disney

Toda esta sensibilización y humanización no viene de ahora. Las industrias cinematográficas nos hicieron creer que los animales tenían vida propia en dibujos hablabando y reratando las películas sin necesidad de depender de un humano.

Walt Disney, en particular, creó un universo donde los protagonistas de sus películas reían, lloraban, se enamoraban, o cuidaban de sus «dueños» como si tuvieran derechos y obligaciones. Hechos que no se pueden exigir, por lo tanto tampoco se le pueden pedir obligaciones de carácter moral.

Algunos personajes que han marcado un antes y un después a los niños como es el caso de Mickey, El Pato Donald, Bambi, 101 Dálmatas, Dumbo, Buscando a Nemo o El Rey León, por nombrar a algunos de los dibujos animados,  donde sus protagonistas, todos ellos animales, tienen proyectos vitales y autoconsciencia y en algunos casos visten, duermen y comen como hacen todos los humanos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *