Psicología en la caza 4

1ª parte del artículo (Pinchad aquí)

2ª parte del artículo (Pinchad aquí)

3ª parte del artículo (Pinchad aquí)

Procedimiento de actuación:

-Análisis o estudio por separado de los elementos que integran el problema.

-Una síntesis o estudio de conjunto del problema a la luz del resultado del análisis.

-Una decisión o elección de la solución más conveniente entre las encontradas.

Elementos o factores del problema:

Terreno: Imprevisto surgido en zona donde estamos cazando. Obstáculos, vegetación, naturaleza del suelo.

Medios: vehículo, arma, perros.

Piezas que queremos cazar: enfermas, escasas.

Vías de solución:

Rapidez en la acción: Esto se consigue empleando medios adecuados, situados convenientemente en la finca. Contactos con guardería, tractores, etc.

Coordinación: Se logra concentrando medios suficientes y combinando criterios para lograr obtener resultados rápidos y objetivos.

ACTITUDES QUE HA DE DESARROLLAR UN CAZADOR:

Conocimientos: Ha de formarse para poder actuar sin perjuicio ni riesgo alguno.

Sabiduría: Saber como cazar, actuar con astucia.

Aprendizaje: Estar abierto a escuchar a los más experimentados y absorber toda la información que considere coherente. Formación continua.

Pensamiento crítico y mentalidad abierta: Pensar sobre las cosas y examinar todos sus significados y matices. No sacar conclusiones al azar, sino tras evaluar cada posibilidad. Estar dispuesto a cambiar las propias ideas en base a la evidencia de otros compañeros. Ser abierto. Cazar = práctica de actividad deportiva.

Perspectiva: Ser capaz de dar consejos sabios y adecuados a los demás, encontrando caminos, no sólo para comprender este deporte, sino para ayudar a comprenderlo a los demás.

Coraje: Fortalezas emocionales que implican la consecución de metas ante situaciones de dificultad, externa o interna. Tener mala puntería o cotos con poco número de animales.

Valentía: Proponerse metas o retos. Cupos establecidos y especies.

Perseverancia: No tener miedo al fracaso, continuar hasta lograr el objetivo.

Generosidad: Ser compañero del resto de los cazadores.

Modesto: No hacer halagos personales de lo que uno caza.

Prudente: Saber dónde, cómo y cuando hay que cazar.

Agradecido: Ante invitaciones o muestras de afecto por parte de algún compañero.

– Prudencia, discreción, cautela: Ser cauteloso a la hora de tomar decisiones, no asumiendo riesgos innecesarios ni diciendo o haciendo nada de lo que después uno se pueda arrepentir.

Rafael Martín Díaz: Entrenador Nacional de Tiro Olímpico

 



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *