Protegiendo el ecosistema: caza de corzas

22 enero, 2014 • Noticias de caza

La Asociación del Corzo Español (ACE), siempre atenta a atajar cualquier amenaza para el bienestar de nuestras poblaciones de corzos, es consciente de que una de las principales que hoy día sobre ellas se cierne es el acusado desequilibrio de sexos existente en amplias regiones de España.

caza de corzas

El mencionado desequilibrio es consecuencia de una inadecuada presión cinegética, que desde hace años sólo ha tenido habitualmente a los machos de corzo por objetivo, lo que acarrea toda una serie de indeseables secuelas (derivadas también de la excesiva abundancia de animales, en su mayoría hembras) como son los accidentes de tráfico, los daños a los cultivos o la propia disminución de calidad de los trofeos de los machos, además de diversas patologías que amenazan a la misma salud de la especie.
Por ese motivo, la ACE lleva ya un tiempo promoviendo toda una serie de acciones tendentes a restaurar una correcta estructura de sexos y edades en la especie. Entre ellas deben mencionarse las Jornadas de Caza de Corzas, que persiguen, de un lado, concienciar a los titulares y gestores de los cotos de la necesidad ineludible de extraer anualmente el cupo de hembras necesario para restaurar y mantener el equilibrio de las poblaciones de sus respectivos territorios y, de otro, establecer las bases para crear los canales de distribución adecuados para dar salida a las numerosas hembras que deberían cazarse cada temporada en nuestro suelo.

La no existencia actualmente de dicho canal dificulta en gran medida las cosas a los cazadores concienciados de la necesidad de esta caza selectiva, provocando que sólo existan dos alternativas para ellos, ambas igualmente indeseables: la renuncia al abatimiento del cupo de hembras anual o, en caso de cumplirse éste, el abandono en el monte de buena parte de los animales abatidos.

Las Jornadas de Caza de Corzas persiguen, mediante la coordinación y colaboración entre los titulares de cotos de una misma comarca, juntar en pocos días un número suficiente de corzas como para que el necesario desplazamiento de un profesional veterinario que inspeccione y precinte las canales y un camión frigorífico que las recoja y transporte a la sala de despiece y procesamiento resulte económicamente rentable.

Con esta iniciativa se pretende también difundir la necesidad de utilizar perros de sangre en los recechos de corzo -para evitar la habitual pérdida de piezas heridas, con el consiguiente sufrimiento del animal, sin provecho de nadie- gracias a la colaboración desinteresada de los conductores acreditados de la AEPES, así como poner en valor la carne de corzo, cuya alta calidad y delicadeza no son aún suficientemente conocidas ni valoradas por muchos cazadores (y menos aún por la generalidad de los consumidores españoles).
Desde este planteamiento y como continuación de las I Jornadas de Caza de Corzas, celebradas en febrero de 2013 en el sur de Soria con gran éxito, la Asociación del Corzo Español, en colaboración con la Asociación Española del Perro de Sangre (AEPES), organiza en Tiermes (Soria) durante los días 1 y 2 de febrero las II Jornadas de Caza de Corzas.

Se trata solo de dar continuidad a una iniciativa que tanto la ACE como la AEPES creen que deben consolidarse, pues sólo mediante actuaciones de este tipo puede lograrse que a los cotos se les llegue a extraer con regularidad el número de corzas que hace falta para mantener una población equilibrada.
La organización va a coordinar la recogida de la carne por un camión, así como a gestionar la presencia del veterinario que debe inspeccionarla y emitir las guías para las canales. Cada uno de los cotos que quiera participar cazará por su cuenta, conforme a sus necesidades y de acuerdo con su Plan Técnico, transportando posteriormente (tanto el sábado 1 por la tarde como el domingo 2 al mediodía) las canales, convenientemente precintadas, al punto de recogida. Una vez pesada la carne, su importe será abonado, al mejor precio que la ACE logre negociar y descontados los honorarios del veterinario, al titular de cada coto participante.

Fuente: Asociación Corzo Español



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *