Prórroga de 45 días para realizar sueltas en cotos intensivos andaluces

11 junio, 2020 • Noticias de caza

La Consejería de Agricultura de Andalucía adopta esta medida para evitar el sacrificio de las aves criadas en granjas y el cierre de las mismas

Redacción | Los propietarios y titulares de cotos intensivos andaluces donde se realicen sueltas dispondrán el próximo año de una prórroga de 45 días para realizar estas acciones. La ampliación se debe a la paralización de la actividad cinegética en estos terrenos, un mes y medio antes de la finalización de la pasada temporada, debido a la declaración del estado de alarma motivado por la COVID-19.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía prorrogará «excepcionalmente» durante 45 días el periodo para realizar sueltas de perdices, palomas, ánades y faisanes. Durante esta ampliación no se permitirá el empleo de perros, «salvo en el caso de animales de cobro en los ojeos».

La Consejería advierte que el ejercicio de la caza estará sujeto al cumplimiento de las medidas higiénico sanitarias de prevención contra el coronavirus que establezcan las autoridades.

Sacrificio de animales y cierre de granjas

La Administración andaluza ha tomado esta medida para compensar a los empresarios afectados por la paralización de las sueltas intensivas la pasada temporada a causa de la COVID-19. Este hecho supuso que las perdices, faisanes, ánades reales, palomas y codornices ciradas en las granjas productoras no pudieran salir, quedando «expuestas al sacrificio de los ejemplares en sus instalaciones para poder cumplir con el programa sanitario aprobado por la Adminsitración y cuyo objetivo es garantizar el bienestar animal y la minimización de las posibilidades de contagio de enfermedades».

Para los empresarios afectados, explican desde la Consejería, no se contemplan compensaciones económicas, por lo que se ofrece esta ampliación temporal del periodo de tiradas. Esta medida resulta «la única solución viable» para evitar que se sacrifiquen las aves criadas en las granjas cinegéticas y, además, para evitar que las propias granjas «se vean abocadas al cierre por falta de rentabilidad».


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *