Profesionalizar el sector de la caza para el control de especies y la imagen social

24 junio, 2019 • Noticias de caza

Los ponentes, durante su intervención en la primera jornada de Asturcaza / Juan Cueto

La feria Asturcaza ha celebrado una mesa redonda para analizar aspectos relevantes del sector de la caza.

Una de las conclusiones es que los cazadores deben mostrarse a la sociedad como gestores del medio natural.

Redacción | La primera jornada de la feria cinegética Asturcaza, celebrada este fin de semana en la localidad asturiana de Piloña, celebró una mesa de debate donde algunos invitados, como el presidente de la Asociación de Cazadores Monte Cayón, José Ramón Martino, y el jefe del Servicio de Caza y Pesca del Principado, Orencio Hernández, hablaron sobre el presente y futuro de la actividad cinegética.

Para Martino y Hernández, la actividad afronta retos que podrían suponer importantes cambios para el sector.

Profesionalización de la caza

«Esta actividad cinegética dejará de ser percibida solo como una pasión para convertirse en algo más profesional, porque los cazadores serán personas que ayudan a evitar la proliferación de especies salvajes» explicaba Orencio Hernández.

Por otra parte,  Hernández también manifestó su preocupación ante un posible brote de PPA en nuestro país y aseguró que «actualmente se preparan grupos especiales por si llega a nuestro país la peste porcina africana».

Envejecimiento de la caza en Asturias

El responsable autonómico aseveró que la caza en esta comunidad está sufriendo un envejecimiento que parece ser inevitable. Para ello aportó datos al respecto: de los 12.000 cazadores que están en activo, solo 83 tienen entre 15 y 19 años. Existen 1.672 con edades comprendidas entre 65 y 69 años. La media de edad de cazadores asturianos se sitúa en torno a los 60 años.

El éxodo rural y la presión social sobre el sector por parte del animalismo se coronan como los principales motivos de este descenso de aficionados jóvenes. También aseguró que hay que tener muy encuentra «el factor económico, ya que actualmente más del 80% del presupuesto de las asociaciones de cazadores se va en pagar daños y gastos de guardería».

Por su parte, Martino expuso un panorama similar y ha asegurado que hay que reconducir «el tema de los daños de la fauna, porque nos están arruinando».

Ante estos problemas, ambos coincidieron en la importancia de mostrar a la sociedad el importante papel de los cazadores como gestores del medio natural, algo que ayudaría a ser más atractiva para los nuevos aficionados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *