Prismáticos Delta Forest II 8×42: bajo coste, sorprendentes prestaciones

Prismáticos Delta Forest II 8x42 y al fondo el cañón del Río Leza, en La Rioja.

En esta ocasión y aprovechando la visita de mi buen amigo Juan Carlos Calvo a tierras riojanas he tenido la oportunidad de ver y probar los nuevos prismáticos Delta Forest II 8X42 de la firma polaca Delta Optics; esta empresa, que muchos conocerán debido a su constante presencia en los mejores certámenes cinegéticos y de productos para el ocio al aire libre, se dedica a la fabricación de accesorios de óptica desde el año 2002, siendo sus continuas innovaciones y su insuperable relación calidad-precio lo que la han colocado como todo un referente del sector.

Para la realización de este reportaje nos marchamos a uno de los lugares más bonitos de esta comunidad, el Cañón del Rio Leza, situado en pleno corazón de la Sierra del Camero Viejo y hábitat natural de diversas especies de buitres, especialmente Buitre Leonado y, en menor densidad, Buitre Negro y Alimoche.

Buitre Leonado en el cañón del Río Leza.

Este visor se presenta en una caja de cartón de diseño sencillo pero en la cual se detallan las características básicas del modelo; una vez abierta nos encontramos con un pequeño manual de instrucciones, una correa para transportar el equipo y una funda rígida de color negro que contiene los prismáticos. Esta funda -para algunas personas quizá demasiado sobria- está preparada para protegerlos ante caídas y golpes que puedan darse en su transporte en una mochila o bolsillo.

Prismáticos Delta Forest y la funda que el fabricante incorpora con el producto.

En el momento en que los tenemos en las manos lo primero que hemos de decir es que su tacto nos sorprende, ya que es levemente rugoso para mejorar el agarre pero muy agradable y ergonómico, dando sensación de robustez y teniendo un acabado de mejor nivel que otros competidores de rangos de precio superiores. El diseño está bastante cuidado, eliminando detalles superfluos y reduciendo el peso del conjunto. Su cuerpo de policarbonato tratado para resistir el agua es de color verde oscuro mate -habitual en este tipo de prismáticos-, haciendo un elegante contraste con el tono negro de sus oculares, del sistema de enfoque, de los emblemas del modelo y de las tapas traseras de las lentes.

Las tapas delanteras son de goma blanda verde con un perfecto ajuste al hueco del tubo, algo que evita que entre suciedad a los cristales cuando no los estamos utilizando.

Este modelo permite ser sumergido a una profundidad de 1 metro durante 30 minutos, lo que nos salvaguarda de posibles accidentes referentes a vadeos de ríos o caídas del mismo en zonas húmedas.

El ajuste al ancho de los ojos se hace con suma facilidad ya que su sistema basculante no presenta una dureza que podamos calificar de alta pero tampoco permite que los oculares “bailen”. Lo mismo sucede con la dureza del sistema de enfoque y corrección de dioptrías -el fabricante nos detalla que la compensación es de +/-4-, ambas ruletas son agradables al tacto, con la dureza justa -algo más blanda esta última- y su superficie acanalada evita que los dedos se deslicen al accionarlas.

Probando el alcance de los prismáticos Delta Forest II.

Una vez que nos los acercamos a los ojos nos sorprende la facilidad con la que divisamos nuestro objetivo pese a las condiciones ambientales de luz a las que nos enfrentamos -día muy nublado y visibilidad escasa-. La nitidez y luminosidad son muy buenas para tratarse de un equipo cuyo PVP es inferior a los 180€, destacándose la ausencia de reflejos que puede darse en algunos prismáticos cuando se fija un objetivo cubierto de nieve. Obviamente no llegan al nivel de luminosidad de, por ejemplo, una gama alta de Zeiss o Swarovsky, pero hay que comprender que el rango de precio es notablemente inferior y por ende las cualidades también aunque de una manera menos proporcional.

Poseen un campo de visión de 149 metros a 1000 metros, una cifra muy por encima de otros prismáticos con este diámetro de lentes y aumentos y que nos permite visualizar sin problemas una gran superficie de terreno.

Jugando con los aumentos podemos comprobar la regularidad y progresividad que ofrece en todos los rangos de uso, algo de agradecer a la hora de mantener un objetivo sin necesidad de volver a enfocar y buscarlo.

Las medidas de este equipo son de 147x127x56 mm, dimensiones standard para las características que posee y haciendo gala un peso relativamente escueto, sólo 760 gramos.

El fabricante nos da una garantía de 5 años en este modelo, algo que es de mencionar ya que nos da una idea de la seguridad que tiene en el buen hacer de sus productos, cosa normal puesto que tenemos que decir que su desarrollo de ingeniería viene conjuntamente testado y avalado por el Instituto DEVA alemán.

Mi opinión personal es que la relación calidad-precio-prestaciones es un factor fundamental para elegir casi cualquier producto del mercado y en eso estos prismáticos cumplen con nota. Ofrecen un buen campo de visión con una nitidez y claridad más que aceptables, un acabado muy bien elaborado con una alta protección frente al agua, una amplia garantía de 5 años y el respaldo de un importador para España como es El Caldén Outdoors y todo por apenas 180€. ¿Qué más se puede pedir?

Jesús Beni Aransáez


3 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. mario garcia puente dice:

    Hola ,algun/a usuario/a de esta pagina web tiene este modelo de prismaticos delta forest II 8 x 42?

    y me pueden decir que tal van para recechos de corzo?

  2. Fidel dice:

    Hola alguien sabe donde se fabrican los prismaticos delta¿

  3. Andres lopez dice:

    Alguien me puede decir donde puedo comprar una tapa de los prismáticos mDelta Forest i.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *