Primavera

17 abril, 2013 • Pluma invitada
Si por algo es conocido el mes de abril es por sus lluvias, aunque este año parece que marzo quiso adelantarse y dejó un buen puñado de ellas. Además cuantiosas. Hemos soportado el mes de marzo más lluvioso desde que comenzaron a realizarse registros meteorológicos.
Desde 1947 hasta nuestros días, no había habido un año en el que, durante marzo, cayeran los 150 litros por metro cuadrado que el pasado mes tuvimos que soportar. Unos años tanto y otros tan poco. Como muestra: el invierno de 2012, que fue especialmente seco. Como seco y caluroso está siendo el ecuador del mes de abril. En cualquier caso, no nos engañemos, “Abril puede traer rocío y a veces helada y frío”. Así pues, atento al tiempo en tus escapadas al monte y no olvides la chaqueta. Disfruta de la primavera en la que el campo se llena de flores, se escucha el machacón canto del Cuco, se asoma el reptil en busca de calor y regresan las aves que emigraron asustadas por el invierno.
Durante este mes el periodo de luz solar aumenta una hora y cuarto. Tiempo que le recortamos a la noche que lucirá la llamada “luna de los brotes de la hierba”. Tal nombre augura lo que nos va a ofrecer la naturaleza y gracias a ellos, nuestro corzo se dejará ver en siembras y praderas, sobre todo en el orto y el ocaso. Suerte para los aficionados que desde el pasado 1 de abril andan tras el trofeo de sus sueños.
Os deseamos una feliz primavera.
Eduardo Pompa (www.forestcaza.com)


Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *