El PP presentará en las Cortes de Aragón la propuesta de considerar al lobo especie cinegética

11 julio, 2017 • Noticias de caza

La propuesta popular también pretende incluir una compensación patrimonial a los ganaderos que se vean afectados por los ataques de lobos.

El Gobierno de Aragón valora como mejora de las explotaciones ganaderas la instalación de vallados especiales para impedir los ataques.

Desde el Gobierno de Aragón se trabaja en un protocolo y se aboga por facilitar la convivencia entre los lobos y la actividad ganadera en la comunidad. Los ganaderos piden que sean capturados, entre otras propuestas a las que ahora se suma las del PP, que presentará en las Cortes de Aragón una iniciativa para que el lobo se considere especie cinegética.

La presencia del lobo en Aragón está generando problemas entre los ganaderos, que ya suman más de 300 bajas en cabezas de ganado. El sector agrario fue el primero en demandar que se adoptasen medidas como la captura de los lobos para evitar los ataques, aunque desde el Gobierno de Aragón se aboga por facilitar la convivencia entre los lobos y la ganadería, estando ahora trabajando en un protocolo y en el diseño de medidas compensatorias y preventivas.

Unas propuestas a las que ahora se suman más medidas que podrían implementarse en Aragón como es la consideración del lobo como especie cinegética. Una iniciativa que va a ser presentada por el PP en las Cortes de Aragón con el fin de evitar los ataques a las ovejas y que los cazadores puedan contribuir a su gestión a través de la caza regulada.

La propuesta popular también pretende incluir una compensación patrimonial a los ganaderos que se vean afectados por los ataques de lobos y la concesión de ayudas para que puedan adaptar sus instalaciones.

Ante esta propuesta, desde el Gobierno de Aragón, a través del Departamento de Desarrollo Rural, recuerdan que se está trabajando en un protocolo para que los ganaderos sepan qué proceso tienen que seguir con la Administración ante un ataque de lobo y en la elaboración de medidas compensatorias y preventivas.

Dentro de las primeras, las medidas compensatorias, se prevé conceder ayudas directas a los ganaderos afectados como consecuencia de los costes que conllevaría la convivencia con el lobo y que irán más allá del pago de los animales muertos. Una línea de acción para la que desde el Ejecutivo aragonés recuerdan que se necesita un marco legal adecuado, que requiere un proceso administrativo que no es inmediato.

Dentro de las ayudas de tipo preventivo, el Gobierno de Aragón bajara la protección de las explotaciones con la adquisición de vallados especiales, según las necesidades que tengan los ganaderos.

El Ejecutivo aragonés también incide en que para abordar este problema se ha creado una comisión de trabajo con técnicos del Departamento de Desarrollo Rural y ganaderos de zonas afectadas a los que se trasladará el protocolo de actuación y con los que se trabajará para diseñar las medidas preventivas y compensatorias.

Informa Eva Sereno para elconomista.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *