Posiblemente el mejor cazador de la historia

22 agosto, 2011 • Miscelánea

Hoy me gustaría hablar de Frederick Courteney Selous (o Courtney) (31 de diciembre de 1851 – 4 de enero de 1917) fue un explorador, cazador y conservacionista británico famoso por sus hazañas en el sur y este de África. Las aventuras de su vida real inspiraron a Sir H. Rider Haggard a crear el personaje ficticio de Allan Quatermain, protagonista de Las minas del rey Salomón, que trataremos en la sección el cine y la caza. Selous fue también un gran amigo del presidente de los EE. UU. Theodore Roosevelt y de Frederick Russell Burnham.

Nació en Londres y estudió en el Rugby School y en Alemania.  Con 19 años se marchó a Sudáfrica, y viajó desde el Cabo de Buena Esperanza hasta Matabeleland  (Zimbabwe) a donde llegó a principios de 1872.  Desde entonces hasta 1890, con algunos pequeños  intervalos pasados en Inglaterra, Selous se dedicó a cazar y explorar las desconocidass regiones al norte del Transvaal  (Sudáfrica) y al sur de la cuenca del Congo,  cazando elefantes  y recopilando especímenes de todo tipo de animales para museos y colecciones  privadas. A él debemos gran parte del conocimiento del país que hoy se llama Zimbabwe.

Selous, a parte de gran cazador fue uno  de los primeros etnólogos contemporáneos. Tuvo el valor suficiente para tener  una buena relación con las diferentes etnias africanas, empezó a entenderles y  fue en muchas ocasiones el primer hombre  blanco que vieron los habitantes de la zona. Un ejemplo de esto es que, Lobengula,  el rey de los Ndebele, le concedió permiso para cazar en todos sus  dominios.

Era un aventurero y un adelantado a su  tiempo. En 1890  Selous se incorporó al servicio de la Compañía  británica de África del Sur, trabajando como guía para los primeros colonos que se adentraron por Mashonaland, norte de  lo que es hoy Zimbabwe. Después, Selous se dirigió al este, hasta Manica,  provincia de Mozambique, concluyendo los  preparativos para que aquella región cayese bajo el dominio británico. Cuando  llegó a Inglaterra  en diciembre de 1892  se le condecoró con una medalla de la  Real Sociedad Geográfica británica en reconocimiento a sus exploraciones y  hallazgos, de los que da cuenta en su libro “Twenty Years in Zambesia”.

Tras estos años de aventuras y tras  consolidarvel poder blanco en Rodesia,  Selous estableció su residencia en Inglaterra. Pero continuó cazando y visitó o  Asia Menor,  Terranova  y las Montañas Rocosas canadienses entre otros  lugares.

Uno de los hechos más destacados de la  historia relacionados con Selous es que en 1909, Selous lideró el que está  considerado como probablemente el mayor safari jamás realizado, que llevó al presidente de EE.UU. Theodore Roosevelt hasta el África del Este británica, el Congo y Egipto. Safari  donde estaban implicadas unas 300 personas. El propósito oficial de la
expedición fue recopilar especímenes para la Institución Smithsonian. Durante el viaje  Roosvelt y su hijo Kermit abatieron más de 500 animales. Este safari tendrá un  post a parte.

Durante la Primera Guerra Mundial Selous  participó como capitán de un batallón de fusileros en África Oriental. Se unió
al ejército cuando tenía 64 años y murió en enero de 1917 debido al disparo de  un francotirador alemán durante un  enfrentamiento menor en Behobeho, a orillas del río Rufiji.



Artículos relacionados


3 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Luis Gómez Parra dice:

    Quién tuviera la oportunidad de ser explorador de nuevo.

  2. Juan Pablo Pallero dice:

    Supongo que conocerás las sagas de los Courtney y los Ballentynes, de Wilburg Smith, en ellas se recogen los hechos que narras a cargo de Selou y, aparte de ser unos libros de caza e historia de África magníficos, a mi entender, como novelas son una delicia. Simplemente mencionar a este autor, cazador también …
    Gracias por el blog, llegué a él persiguiendo a los leones de Tsavo y, mira, me encuentro en el camino con mi admirado Sr. Courtney,
    Un saludo!

  3. admin dice:

    Gracias por tus palabras Juan. Conocemos las sagas que nos comentas y son muy recomendables, sin duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *