Policías abaten a tiros a un jabalí que quiso atacarlos tras ser atropellado en Oleiros (La Coruña)

21 diciembre, 2016 • Actualidad

Un jabalí fue atropellado en la localidad coruñesa de Oleiros por un turismo que sufrió daños en la defensa, el capó y la aleta, sin ocasionar la muerte del animal. La Policía Local llegó al lugar del percance y el jabalí intentó cargar contra los agentes, que se vieron en la obligación de abatirlo con sus armas reglamentarias. La conductora del vehículo accidentado no sufrió heridas.

La defensa, el capó y la aleta del turismo quedaron destrozadas tras recibir el impacto de un ejemplar de jabalí de gran tamaño. El golpe sin embargo no lo mató, sino que el animal quedó herido en la cuneta y cuando llegó al lugar la Policía Local arremetió contra los agentes, que se vieron obligados a matarlo a tiros para defenderse. Ocurrió el pasado sábado por la tarde en Oleiros.

Jabalíes cruzan por el casco urbano de O Temple, el pasado octubre. / La Opinión

El atropello ocurrió sobre las seis de la tarde en la zona de Lourido, a la altura de la calle Benito Feijóo, antes de llegar a Canide. La conductora, natural de Pamplona y que no resultó herida, arrolló al animal que salió de una zona boscosa hacia la carretera y quedó en la cuneta.

Al llegar los agentes el jabalí, herido, intentó atacarles a ellos y también a los ocupantes del vehículo accidentado, por lo que tuvieron que dispararle.

La zona de Oleiros es prolífica en presencia de jabalíes desde que se hicieron las obras para construir la vía ártabra, al atravesar un bosque en la zona de Arillo en Dorneda y la parte alta de Meirás en Sada. Precisamente los jardines de la urbanización de Arillo fueron los primeros en ser horadados por los hocicos de estos animales a los que les chiflan las lombrices, que detectan con su increíble olfato. También han sido avistados muchos corriendo por la propia vía ártabra e incluso se han atropellado algunos en ella.

El pasado septiembre un jabalí se coló en la autovía A-6 y causó un accidente con dos coches implicados, a la altura de Coirós. Junto a los atropellos, en la comarca coruñesa han sido frecuentes en los últimos tiempos los avistamientos e incluso las grabaciones de jabalíes en pleno casco urbano.

En Sada, primero grabaron a un animal paseando por las calles del centro y poco después a una manada. En O Temple en Cambre la propia Policía Local escoltó con su vehículo a una manada de ocho que paseaban de noche por calles, parques y aceras con toda tranquilidad. Cuando están heridos o con crías (los jabatos), estos animales son más agresivos y peligrosos.

Informa: laopinioncoruna.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *