Polainas

18 agosto, 2012 • Sin categoría

Las polainas fueron creadas en un principio como prenda de abrigo con el fin de proteger a las piernas. En el mundo de la caza, aparte de proporcionar abrigo a las piernas del cazador, su función principal es que sirva de elemento impermeable frente a las condiciones climatológicas y del terreno, sirviendo de escudo frente a agua, humedad, barro o piedras.

En sí, las polainas son como unos calcetines o medias sin pie que se acomodan en el exterior de la bota o calzado de caza, y del pantalón. Su forma es cilíndrica y se enganchan al pie por diferentes medios de sujeción como pueden ser cintas, correas o cables. Aunque la mayoría de las polainas se ajustan al pie por elasticidad, también podemos encontrarlas con cierres de tipo cremallera o botones.

Para su confección se utilizan materiales resistentes e impermeables; así pues algunos de los materiales usados pueden ser el nylon, poliéster, cordura de alta resistencia, etc. Que decir, que uno de los materiales tradicionales en la fabricación de las polainas ha sido el cuero. En cuanto a su estructura, en la parte superior suelen llevar una goma elástica y en la parte inferior, un elemento de enganche para sujetarlas a las botas o calzado de caza. Para facilitar su colocación, suelen disponer de cremalleras laterales, y otras de mayor calidad, unas solapas con cierre de velcro que impiden el paso de la humedad.

Fuente – polainas en cazavip



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *