Podemos se queda a solas en su petición de que el lobo sea especie no cinegética

9 mayo, 2017 • Noticias de caza

Podemos se ha quedado a solas en el Parlamento de Cantabria en su petición de que el lobo sea declarado especie no cinegética. PP, PRC, PSOE y Ciudadanos han justificando su postura en contra aludiendo a la necesidad de controlar la especie y que a ello colaboren los ganaderos además del personal de la Consejería. A pesar de su voto en contra, a los socialistas «no les gusta» tener al lobo como especie cinegética. La formación morada señala por su parte que la población del lobo se puede gestionar sin cazar a los animales y que el cambio de criterio del Ejecutivo regional se debe al miedo a las protestas de los ganaderos.

Podemos se ha quedado solo en el Parlamento de Cantabria en su petición de que el lobo sea especie no cinegética como inicialmente preveía el plan de gestión de la especie que Gobierno regional sacó a información pública tras consensuarlo con cazadores, ganaderos y ecologistas antes del cambio de postura del Ejecutivo regional tras hallar una fórmula para poder pagar todas las indemnizaciones por los daños que generen en todo el territorio regional sin modificar el estatus de la especie.

Todos los demás grupos han votado en contra de la proposición no de ley de Podemos, que pedía mantener el plan de gestión acordado en la Mesa del Lobo “entre todas las partes vinculadas”, en el que esta especie pasaba a ser no cinegética, algo que ahora no ocurrirá, ya que se mantendrá como cinegética.

PP, PRC, PSOE y Ciudadanos (Cs) han justificando su postura en contra de la petición de Podemos en la necesidad de controlar la especie y de que en esa labor colaboren los ganadores, no solo el personal de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación.

Al PSOE “no le gusta”

De hecho, esta ha sido la razón por la que el PSOE también ha votado ‘no’ a la iniciativa de Podemos pese a reconocer que a los socialistas “no les gusta tener al lobo como especie cinegética” y que “pueda ser exhibido como un trofeo de caza”.

Mientras, Podemos ha insistido en que se puede hacer control poblacional sin cazar y ha opinado que “no hay razón” para este cambio de criterio que, a su juicio, “dinamita” el acuerdo alcanzado con los agentes implicados.

La formación ‘morada’ ha vinculado el cambio de postura del Ejecutivo al “miedo a los campanus”, esto es a las protestas de los ganaderos, y ha acusado al Gobierno de “vender” el acuerdo que se había alcanzado en el plan de gestión del lobo por “un poco de paz social” para el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.

De hecho, Podemos se ha preguntado si el cambio de criterio fue adoptado por el propio consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria (PRC), o si éste solo está “aguantando el chaparrón” de la decisión de “un superior”, aludiendo, aunque sin citar, a Revilla.

La postura de Podemos ha sido criticada, sobre todo, por el PRC y Cs, que han insisitido en que el lobo no es una especie en extinción, sino “en expansión”, por lo que han insistido en que se debe de controlar su población para hacerla compatible con la actividad ganadera.

“Los ganaderos son una especie a proteger si queremos mantener el mundo rural”, ha espetado el diputado regionalista Fernando Fernández a la podemita Verónica Ordóñez.

Por su parte, Cs ha acusado a Ordóñez de “ver el mundo rural a través de una lente” que se lo “distorsiona”.

Tanto PRC como Cs han insistido en que el hecho de que el lobo se mantenga como especie cinegética no desvirtúa el plan.

Así, Cs ha recordado a Podemos que lo que se cambia es una “solo punto” para –ha dicho– permitir que el Gobierno regional pueda pagar todas las indemnizaciones por daños del lobo en todo el territorio, una justificación que ve “lógica”.

Fernández (PRC) ha opinado, en la misma línea, que el hecho de que el lobo se mantenga como especie cinegética “no daña para nada los objetivos del Plan” ni es un “cheque en blanco para matar lobos” ya que es el Gobierno el que decide las condiciones en que se puede cazar.

Además, el regionalista ha advertido a la podemita que al PRC “nadie le impone lo que tiene que hacer y cómo tiene que hacerlo”.

Por su parte, el PP ha llamado la atención sobre el “cambio de criterio” del Gobierno regional sobre el estatus que debe tener el lobo –si especie cinegética o no– y de, según ha dicho, todos los grupos parlamentarios, a excepción del suyo y Podemos.

Sin embargo, se ha mostrado de acuerdo en que finalmente el lobo vaya a mantenerse como especie cinegética, como defendía el PP, al considerar que es una postura “sensata y posibilista” y, por ello, ha dado la “bienvenida” a ella al Ejecutivo y al resto de grupos que ahora apuestan por ello.

[…]

Informa lavanguardia.com

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *