Piden 3 años de inhabilitación y 12.000 € para un presunto furtivo

3 octubre, 2016 • Información de interés

Ecologistas en Acción de Palencia pide para un hombre acusado de un delito relativo a la protección de la fauna, en relación con el furtivismo, que sea inhabilitado para la práctica de la caza durante un periodo de tres años y que pague una multa de 8 meses a razón de 50 euros diarios, lo que suma un total de 12.000 euros. El hombre, que tiene numerosos antecedentes materializados en condenas y sanciones por hechos similares, fue sorprendido por el SEPRONA presuntamente practicando la caza furtiva al abatir en un coto privado a un ciervo macho con la licencia caducada y sin autorización del titular del coto. Se da la circunstancia de que el titular del coto no ha querido declarar contra el acusado. El acusado será juzgado el próximo día 27.

Ciervo presuntamente abatido fuera de la ley por el acusado.

Desde Ecologistas en Acción inciden en el amplio historial que el acusado tiene a sus espaldas. Cuando fue sorprendido por la Guardia Civil, el 29 de diciembre de 2015, se dio a la fuga de forma temeraria, según recogen los propios agentes. En la denuncia consta que cuando fue interceptado a un kilómetro del lugar, intentaba sacar el cartucho del rifle, constatándose que el cañón estaba caliente. Posteriormente, se encontró un ciervo macho agonizando y junto a él un cartucho usado del tipo de los que usaba el acusado.

Se da la circunstancia de que en el año 94 el presunto cazador furtivo ya fue sancionado por el juzgado de lo penal de Palencia con 50.000 pesetas por hechos similares. Tiene otra denuncia de ese mismo año y sanción por estar implicado en una batida e incluso se le sancionó posteriormente con 2.450 euros, otros 1.500 euros de indemnización y retirada de licencia por dos años por participar en una cacería nocturna de jabalí junto a otras personas.

Desde Ecologistas en Acción, su responsable en Palencia, Alberto Fuentes, recuerda que el furtivismo es una práctica habitual especialmente en la Montaña Palentina. Y lo que antes se hacía como una medida desesperada en situación de necesidad, se ha convertido en un pingüe negocio. Fuentes tiene claro que las gentes que viven en la Montaña Palentina conocer perfectamente a los furtivos, ya que suelen reincidir.

Consideran los Ecologistas que la administración y los cuerpos de seguridad carecen de medios para combatir este tipo de prácticas tan habituales. Entienden que las sanciones, las consecuencias por vulnerar la ley de protección de la fauna deberían endurecerse; especialmente en casos como el del presunto furtivo que será juzgado el próximo 27, dado que es reincidente.

Informa: cadenaser.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *