«Pequeños gestos vitales» para la conservación de muchas especies

1 junio, 2018 • Vídeos de caza

Extraer corcinos o perdigones son prácticas intolerables que debemos erradicar, y nuestras actividades han de ser lo más respetuosas posibles con el medio.

Redacción | Salir el campo durante la veda es algo que hacemos los cazadores, ya sea para disfrutar de una jornada campestre o para realizar tareas de gestión en los cotos, como pueda ser el acondicionamiento y mantenimiento de bebederos y comederos. La primavera, como ésta que se alarga debido a las abundantes lluvias, es uno de los periodos en los que los campos se engalanan y visten con sus más vistosos colores. Prácticas agrícolas y actividades de ocio también se realizan ahora, cuando las especies trabajan para perpetuar su superviviencia.

Ya sea durante la primavera o el verano, hemos de tener en cuenta que son épocas de renuevo: las especies crían y tratan de sacar adelante su relevo generacional. Por eso, son fechas delicadas en las que nuestra presencia o actividades no controladas pueden suponer molestias y ser perjudiciales. Por ejemplo, podemos dejar pistas para que un nido que descubramos sea predado o que sea abandonado. Por supuesto, “sacar” pollos de perdiz del campo o un corcino es algo intolerable que todos condenamos. Mejor, ni tocarlos.

La Fundación Artemisan hace un llamamiento a todos aquellos que durante la primavera y el verano salen al campo para disfrutar del entorno con la máxima responsabilidad y respeto, y recuerdan que cumplir «estos pequeños gestos pueden ser vitales para la conservación de muchas especies».


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *