Un paseo por el Madrid cinegético visitando empresas relacionadas con la caza

3 noviembre, 2017 • Noticias de caza

La fundadora de Armería Serbal /Belén Díaz

La capital de España reúne una variedad de negocios relacionados con el sector de la caza.

El nexo ancestral entre la caza y el campo es tan evidente que eclipsa la presencia que la actividad cinegética tiene en las ciudades. Negocios con tradición que se convierten en el punto de partida –o en el final, en el caso de los taxidermistas y restaurantes– que son verdaderos templos para los amantes de una práctica que vive estos días su temporada alta.

Las armerías son los más frecuentados. A pesar de la crisis económica, en Madrid han resistido establecimientos fuertes e históricos como Argali (López de Hoyos, 27), la más antigua y mayor de la capital, o Álvarez (Capitán Haya, 60 y Diego de León, 56). Pero, en este contexto, también han nacido otras que han renovado el sector. Es el caso de tiendas como Nieremberg Armeros (Calle Nieremberg, 19. 91 764 85 39 / 606 941 226). Se trata del proyecto personal de tres socios: Juan Conde, Mauricio Pastor y José María Zazo. «Nos caracterizamos por intentar traer a Madrid artículos que nos diferencien. Por ejemplo, una mochilas de caza que permiten llevar el rifle a la espalda y sacarlo con gran rapidez. Viajamos mucho para importar ideas y artículos que están de moda en Europa y en Estados Unidos. Tenemos preparada alguna sorpresa del mercado americano», explica Conde a ABC, experto armero licenciado en «Gunsmithing»por la Universidad de Trinidad, en Colorado.

Librería especializada en caza

Pasión e ilusión renovada es también la que impera en el establecimiento de Cristina López de Ceballos, fundadora de Serbal (Juan Bravo, 9. 91 559 76 46). Este negocio, que cubre todo lo relacionado con la práctica de la caza –armería, taller, moda o accesorios, entre otros–, se ha convertido en todo un referente en pleno barrio de Salamanca. Cristina no olvida las dificultades para llevar a cabo su sueño, nacido «en los años más duros de la crisis». «Quería montar una armería al estilo europeo, con un servicio integral y un alto nivel de calidad», explica. Además de armas, este espacio destaca por tener una de las colecciones de ropa –tanto técnica como sport– más completas de la capital, con dos marcas propias, «Hindu-Koh» y «Serbal», que han vestido personalidades como el Rey Don Juan Carlos. Además, cuenta con una importante librería en la que se encuentran verdaderas joyas bibliográficas dedicadas a la caza.

Empresa de taxidermia Taxtrophy / De San Bernardo

La tradición y la vanguardia también están presentes en el negocio de taxidermia que Diego Cabello de los Cobos y Alfonso Bigeriego montaron hace cinco años. Su pasión por la caza les llevó a fundar Taxtrophy (Orfebrería, 10. Torrejón de Ardoz 691 73 31 33) cuanto tenían solo 23 años, venciendo todo tipo de resistencias. «Incluso las del círculo más próximo», destaca Diego. Ahora se han convertido en uno de los referentes de los cazadores madrileños para disecar sus trofeos –nacionales e internacionales–, entre ellos piezas singulares como el venado con mayor puntuación de España. Por las manos de sus expertos empleados pasan animales y aves de todo tipo –trabajan también con el mundo taurino–. «Es un arte que merece todo el respeto que muchas veces no tiene», asegura Diego.

En ello está completamente de acuerdo un histórico de este arte: Juan Carlos Khoury, fundador de Arte y Hueso. Con cuatro décadas dedicado a defender este oficio, Khoury denuncia el intrusismo, la competencia ilegal y la falta de ética profesional que se ha colado en su sector. Su taller se ha convertido en una auténtica escuela para un oficio que se trasmite de generación en generación. «Es un arte tan duro como gratificante», señala recordando sus primeros pasos en este trabajo tras aprender técnicas escultóricas de la mano de Higinio Vázquez. Desde entonces ha desarrollado una pasión por su oficio y por el mundo de la caza. «Alimenta a muchísimas familias y desarrolla a su alrededor numerosos negocios paralelos», dice defendiendo la importancia de la actividad cinegética en la economía española.

Restaurante Las Reses / Belén Díaz

Para aficionados o no, los restaurantes también homenajean estos días en sus fogones a la caza. Entre ellos, destacan algunos templos como Las Reses (Orfila, 3), con medio siglo de historia. Un local que regentan Luis y Paloma Rodríguez, con una singular decoración de espejos antiguos, cuadros, tapices y vidrieras que consigue trasladarnos a otras épocas. En su carta destaca su lomo de ciervo con salsa de frambuesa, pure de manzana, pure de castaña y setas; la perdiz de campo estofada al chocolate; o el ragú de venado estofado.

Informa Adrián Delgado para abc.es


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *