Voces de caza

Óscar Beltrán: «El futuro de la caza será consecuencia directa de las decisiones que tomemos hoy»

23 mayo, 2017 • Entrevistas

Se llama Óscar Beltrán y actualmente ocupa el cargo de director gerente de la Oficina Nacional de la Caza. Afirma que la caza le llega como «una vocación tardía» y que prefiere sin duda modalidades como la berrea o la montería, además del corzo en rececho. Califica como lacras de la caza al furtivismo y al ‘chanteo’. Felicita a los «cotos intensivos» y a todos aquellos que trabajan por la recuperación de la perdiz roja silvestre. Para conseguir una imagen respetada de la caza por la sociedad, Beltrán considera necesarios un presupuesto y unos recursos dedicados al lobby, así como a las tareas de comunicación, divulgación y educación.

Óscar Beltrán es presidente de la ONC

¿Cómo entra la caza en su vida?

En mi caso era algo que me ha llamado siempre la atención por mi apego al campo. No obstante, es una vocación tardía. Yo no puedo colgarme la medalla “de toda la vida”. En mi familia cazaba un tío-abuelo mío y algún primo. Yo cacé mi primer conejo con 23 años y me aficioné a la caza mayor, que siempre me había atraído mucho, con unos 29 años.

¿Qué modalidades practica, cuál prefiere y por qué?

Sin duda, la caza mayor; particularmente, la berrea y la montería, aunque también me apasiona el corzo en rececho. En cuanto a la montería, me produce una tremenda emoción el ruido producido por un cochino cuando en su huida percibes como va cumpliendo con tu puesto.

¿Qué valoración hace de la caza mayor en España?

Creo que sin duda es un valor en alza. Las fincas privadas y las federaciones vienen realizando un magnífico trabajo. Los orgánicos son cada vez más profesionales (la mayoría). Las únicas debilidades las pondría en el furtivismo. El furtivismo y el “chanteo” son las lacras de la caza.

Y en cuanto a la caza menor, ¿qué diría?

En cuanto a la caza menor, la alarma existe, sin duda, por la paulatina reducción de algunas especies, sobre todo la avifauna ligada al medio agrícola, como, por ejemplo, la perdiz. En este sentido debo felicitar tanto a los cotos intensivos de perdiz como a todos aquellos (en muchos casos son los mismos) que trabajan por la recuperación de la perdiz roja silvestre. En todo caso, me gustaría poner el acento en la efectiva aplicación de la legislación sobre predadores y, también, en la consecución de un entorno agrícola con áreas medioambientalmente amigables para la fauna menor y así invertir la tendencia.

Óscar Beltrán es presidente de la ONC 2

Perros, armas, gastronomía… ¿Qué aspecto de la caza le atrae más?

Todos, acaso el que menos las armas.

Entre la tradición y la tecnología, ¿con qué se quedaría en la caza y por qué?

Tradición. Aunque no podemos ser ajenos a la tecnología. La tradición es la esencia de la caza, la que hace que nuestra afición llegue a ser verdadera pasión. La tecnología podría, llegado el caso, hacernos perder esa ligazón que tiene el cazador con la tierra cuando pone el pie en el campo para enfrentarse a una jornada cinegética. La tecnología debería ser una ayuda para asistirnos en nuestra tarea diaria de conservación o para evitar el furtivismo u otras tropelías.

¿Qué diría sobre la literatura cinegética? ¿Destacaría alguna obra?

Arte General de Cacerías y Monterías del marqués de Albentos y, cómo no,  Solitario de Jaime de Foxá.

En literatura cinegética, ¿está todo escrito? Y en defensa de la caza, ¿todo dicho?

En ninguna literatura de cualquier tipo estará todo escrito nunca. En defensa de la caza está todo o casi todo dicho, pero no suficientemente publicitado, ni comprendido. La tarea es, pues, ardua, de comunicación y de educación hacia todos los estamentos de la sociedad.

Óscar Beltrán es presidente de la ONC 3

¿Hasta qué punto ha influido la caza en su trayectoria profesional o personal?

Obviamente en mi caso la respuesta salta a la vista.

¿Qué logros destacaría que se han conseguido a través de la Oficina Nacional de la Caza durante estos casi 15 años?

La unión de todo el campo español en la manifestación de 2008, los  logros en materia de legislación sobre predadores, la limitación de la responsabilidad  de los cotos de caza sobre los accidentes de tráfico, el posicionamiento de los últimos años de la Oficina como entidad de referencia del sector, la labor de comunicación y esas tareas diarias, y calladas, que permiten que muchas iniciativas legislativas no impidan que podamos madrugar y salir al monte.

¿Y qué batallas principales quedarían pendientes?

Ahora mismo tenemos un enemigo en los ecologistas anticaza y en los animalistas. Pienso que ambos colectivos son, en general, enemigos de toda la sociedad.

En España, ONC, UNAC, RFEC, Anatur, Artemisan… Muchas siglas para un mismo fin: la defensa de la caza. ¿Cómo valora esta diversidad de organismos?

La unión hace la fuerza.

El gabinete de comunicación de la ONC ha estado muy activo durante los últimos años, enviando muchos comunicados de prensa con peticiones tanto a la Unión Europea como a las diferentes administraciones nacionales. ¿Cuáles son los resultados de esas demandas?

Han sido muy positivos. A nivel de la UE, hemos conseguido muchos avances en materia de revisión de las Directivas junto nuestros compañeros de FACE.

Para que la caza sea una actividad natural respetada y admirada por esta sociedad, ¿qué sería necesario?

Un presupuesto y unos recursos dedicados al lobby, la comunicación, la divulgación y la educación. La caza en sí es una actividad natural, sostenible y crítica para la conservación del medio ambiente.

Óscar Beltrán es presidente de la ONC 4

¿Considera que el mensaje y los valores de la caza que lleguen a los medios de comunicación generalistas deberían unificarse y salir de una sola entidad, sea la ONC o no?

El mundo de la caza debería estar más unido,  pero creo que poco a poco se conseguirá.

¿Cómo definiría el sector de los medios especializados en caza y su oferta?

Son francamente buenos y muy didácticos.

¿Qué valoración haría de las múltiples agrupaciones juveniles de caza?

Luchadores y trabajadores incansables.

Y del incremento de asociaciones de mujeres relacionadas con la caza, ¿qué diría?

Que es una de las noticias más positivas del sector.

¿Cómo definiría el presente de la caza y qué futuro prevé?

La caza está siendo muy atacada desde diversos frentes, y según analicemos y gestionemos esos ataques vislumbraremos el futuro de la caza. El futuro de la caza será consecuencia directa de las decisiones que tomemos hoy.

Si tuviera que destacar una frase o reflexión sobre la caza, ¿cuál sería?

Suena muy tópico: “Pasión por el campo y la naturaleza”.

Óscar Beltrán es presidente de la ONC 5

Apunte final… para los lectores de CAZAWORLD.

Muchas gracias por concederme esta oportunidad. Me gustaría subrayar la importancia de que se apoye cualquier iniciativa en defensa de la caza y nuestros intereses comunes. Ahora, por ejemplo, está en peligro el silvestrismo y es crucial que todos apoyemos su supervivencia.

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *