Orina de lobo para frenar los accidentes provocados por fauna salvaje

31 julio, 2019 • Noticias de caza

La medida comenzó de forma experimental y ahora se aplica en un tramo de 27 kilómetros de la zamorana N-631

Los accidentes producidos por fauna salvaje como jabalíes y ciervos se han llegado a reducir hasta en un 14 por ciento

Redacción | Aunque a alguno le pueda parecer extraño, el orín de lobo es una medida que se lleva utilizando ya durante un tiempo para evitar que la fauna salvaje cruce las carretera y poder evitar así accidentes.

Esta medida se está aplicando desde hace algún tiempo en la carretera N-631  de Zamora. En un principio se adoptó de manera experimental, pero sus buenos resultados son la causa de que amplíen los tramos rociados con este «repelente para animales».

Aplicable junto con otras medidas

El riego de cunetas con orín de lobo, que ya se extiende a un tramo de 27 kilómetros a lo largo de la mencionada carretera, no es la única medida que el ministerio de fomento ha adoptado para reducir la siniestralidad causada por animales salvajes. Además, se ha procedido a realizar un desbroce de los márgenes de la carretera para favorecer la visibilidad de los conductores. Otra medida que se ha decidido adoptar es la de reducir la velocidad máxima en algunos tramos que entrañan un mayor riesgo de accidente junto con la mejora de la señalización.

Por otra parte, el vallado de la vía de la futura vía del AVE, que transcurrirá paralela a la carretera, también ha podido ser un factor decisivo en el descenso de siniestros provocados por fauna.

Periodicidad de las barreras olfativas

Las barreras olfativas que se están aplicando en la carretera N-631 serán renovadas con una periodicidad de 3 meses entre los puntos kilométricos 24 y 51.

La efectividad de este repelente natural no solo ha sido probada en Zamora, sino que también ha tenido efectos positivos en otros puntos de la geografía española. Los datos al respecto confirman que solamente en Zamora los accidentes producidos por fauna salvaje como jabalíes y ciervos se llegaron a reducir hasta en un 14 por ciento, como manifestaba el subdelegado del Gobierno en Zamora Ángel Blanco.

Las cifras hablan de 916 accidentes el pasado año. Durante 2019, hasta la fecha, se ha llegado a contabilizar 458.

La aplicación de la orina se realiza mezclándola junto con una tipo de resina que hace que se pueda adherir a los diferentes elementos del suelo aumentando considerablemente sus efectos y durabilidad.

Hasta el momento, los siniestros provocados por ciervos y jabalíes se han reducido, aumentando sin embargo los producidos por perros. ¿Repelerá esta medida también a los lobos?

Accidentes en toda España

Mientras los colectivos animalistas entorpecen el correcto control de especies que están originando accidentes de tráfico por su crecimiento demográfico, las cifras de los mismos suponen un auténtico calvario en algunos puntos de la península.

En La Rioja, por ejemplo, durante 2018 se produjeron al menos 434 accidentes, los cuales estuvieron distribuidos tal y como aparece en la imagen superior.


Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. Alvaro dice:

    Que digan que un jabalí, que nunca ha tenido contacto con un lobo se «asusta» por el olor a orina o feromonas, me parece una auténtica bobada (¿ y el olor a orina de yorkshire por qué no les espanta?). El de la orina de lobo es un olor que la mayoría de los jabalíes desconocen, por lo que no pueden relacionarlo con algo negativo o que suponga peligro. No digo que quizá pueda funcionar en núcleos donde los cánidos existan y acosen a las poblaciones de jabalíes existentes, pero en general, para ellos es un olor nuevo, sin más.
    Estoy seguro de que no hace mayor efecto que la orina humana o un ambientador casero, y si se puede constatar algún tipo de resultado, me inclino más a pensar de que haya podido ser por el rastro de olor humano que dejan cuando lo pulverizan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *