Ordenan el ingreso en prisión de la dueña de la protectora de animales de Torremolinos

9 noviembre, 2017 • Noticias de caza

Carmen Marín junto a otro procesado / Daniel Pérez-EFE

Un juzgado de Málaga ha ordenado el ingreso en prisión de la expresidenta de la perrera y protectora Parque Animal de Torremolinos para cumplir una pena de tres años y nueve meses.

Según el dictamen del juez, la condenada sacrificó animales con una finalidad «lucrativa» entre 2008 y 2010 y fue ella misma la que «ejecutaba materialmente» a perros y gatos.

Marín fue condenada en enero pasado por los delitos continuados de maltrato animal doméstico y falsedad en documento oficial, además de por intrusismo profesional, fallo confirmado a mediados de octubre por la Audiencia Provincial de Málaga. La fiscalía reclamó, entonces, su ingreso en prisión, petición atendida ahora por el juzgado que enjuició los hechos. La resolución judicial resalta que no procede suspender la pena por la extensión de las penas impuestas y alude a “la “gravedad de la conducta desarrollada” por Marín.

Fue ella quien creó en 1996 la protectora Parque Animal, que tenía la concesión del Ayuntamiento de Torremolinos para recoger las mascotas abandonadas en el municipio. Según dictaminó el juez, los sacrificios de los animales tenían una finalidad “lucrativa” y se practicaron entre principios de 2008 y octubre de 2010. Marín, que durante el juicio negó los hechos, impartía las instrucciones y “ejecutaba materialmente” esas muertes con la colaboración de uno de sus trabajadores.

La fiscalía, basándose en los informes del Seprona de la Guardia Civil, fijó en 2.183 los perros y gatos sacrificados. El juez, sin embargo, apuntó que el número era “indeterminado”, aunque “masivo”, y señaló un fin lucrativo porque el objetivo era crear espacio en las instalaciones para acoger nuevos animales, por los que se percibía una cantidad económica. Por un perro adulto se cobraba 60 euros, por un cachorro, 45 y por un gato, 25 o 30 euros.

Los sacrificios se realizaban “sin control” veterinario alguno y los productos eutanásicos (se utilizaba sobre todo Dolethal) eran suministrados por la condenada, que no tenía titulación, en menor dosis de la indicada para que el animal no sufra. La muerte de las mascotas era “lenta” y su agonía, “dolorosa y prolongada”. Las sesiones para segar la vida de los perros y gatos se practicaban “de forma sistemática regular en el tiempo”, en ocasiones dos veces por semana, y se intensificaban los meses estivales. En una sola de ellas se podía llegar a sacrificar “hasta varias decenas” de animales, según se determinó en el juicio. La Sección Segunda de la Audiencia Provincial, en su sentencia, aceptó los hechos declarados probados por el juzgado.

La protectora El Refugio ha ejercido la acusación popular en este procedimiento y también pidió, como la fiscalía, la ejecución de la sentencia y el ingreso en prisión de la expresidenta de Parque Animal.

Informa Esperanza Codina para elpais.es


3 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Jesús dice:

    Aún son pocos años por maltratadora

  2. Manolito Pérez dice:

    “Se practicaron entre principios de 2008 y octubre de 2010” y que se tenga constancia, porque dudo que no hubiese más sacrificios anteriores, aún así con solo un día de ese tipo de sacrificio ya sería legalmente aplicable esa condena, la pregunta es: ¿La frecuencia de las inspecciones es suficiente? ¿Están bien gestionadas? ¿Hay personal en seprona y agentes de medio ambiente suficientes para realizarlas? Que pase una, incluso varias veces es hasta normal porque hay “gente pa to” y es difícil de controlar, pero ¿Durante casi 3 años? Ya la causa no es sólo de esa gente sino de quienes tienen que controlarlas, y no me refiero a los agentes de medio ambiente y los guardas civiles, sino a la gestión de inspecciones, que es de risa, en este y en muchísimos campos. No nos quedemos solo en lo sinvergüenza que es esa mujer.

  3. Isabel dice:

    Pocos años entra,en prision
    mala persona inhumana como as podido hecer semejante barbaridad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *