ONC y RFEC condenan la muerte por disparo de dos linces y piden colaboración con el Seprona

13 octubre, 2017 • Noticias de caza

Las muertes en Jaén de dos linces por disparo de escopeta son actos repudiados por las entidades de caza y los cazadores, por lo que no deben asociarse a la actividad cinegética.

Informan ONC y RFEC | La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC pide al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) una investigación rápida y transparente que permita aclarar lo antes posible la muerte de dos linces en la provincia de Jaén en las últimas semanas. Concretamente en Vilches y en Villanueva de la Reina.

Además, la ONC anima a todos los cazadores a colaborar en la investigación aportando a los agentes toda la información o datos que puedan tener al respecto

Para la ONC los responsables de estas muertes deben ser castigados con todo el peso de la ley, ya que se trata de una actuación que atenta contra una especie protegida en cuya recuperación todos los sectores afectados –y de forma especial los cazadores- llevan muchos trabajando en distintas zonas de España.

La Oficina Nacional de Caza confía en que las investigaciones de la Guardia Civil permitan desvelar de manera inequívoca la autoría de estos hechos, que atentan contra todo el trabajo que desde el mundo de la caza se está llevando a cabo para recuperar una especie emblemática del ecosistema peninsular.

En esta línea, el presidente de la ONC, Santiago Iturmendi, ha dejado claro que el colectivo de cazadores está “impactado” por estas muertes. Al mismo tiempo, ha insistido en la necesidad de que se colabore con la Guardia Civil para resolver unos hechos “muy lamentables y que no pueden quedar impunes”. Y es que, ha añadido Iturmendi, “los cazadores tienen que dar un paso al frente” en su colaboración con el Seprona y demostrar, una vez más, “que son ellos los que mejor conocen y cuidan nuestro campo”.

Todos aquellos cazadores, guardas de coto o personas que puedan aportar alguna información pueden hacerlo, según ha informado la Guardia Civil a través de sus redes sociales, mediante el correo electrónico seprona@guardiacivil.org.

Federación de Caza

La Real Federación Española de Caza (RFEC) quiere expresar su más firme condena e indignación por el atentado cometido contra una de las especies emblemáticas de España, tras la muerte de dos ejemplares de lince ibérico por disparos en la provincia de Jaén.

El primero de ellos, una hembra de algo más de un año de edad, apareció muerto el 13 de septiembre en Villanueva de la Reina y el segundo, un macho nacido este año, que se encontró el 9 de octubre en Vilches. Según desvelaron las necropsias, ambos murieron por el impacto de numerosos perdigones.

Ángel López Maraver, presidente de la RFEC, ha aseverado que el autor o autores de estos lamentables hechos “son desalmados que nada tienen que ver con los cazadores, que son respetuosos con las leyes y las especies protegidas”, por lo que ha pedido que no se criminalice al sector cinegético “ni se asocie a los cazadores con este delito realizado por uno o varios delincuentes”.

En el mismo sentido se ha expresado el presidente de la Federación Andaluza de Caza, José María Mancheño, quien ha afirmado: “Jamás este tipo de comportamientos delictivos pueden asociarse a la actividad cinegética, pues no forman parte de ella”.

Tanto la RFEC como la FAC siempre han apoyado y defendido la recuperación del lince y, por eso, piden a cualquier persona que pueda aportar algún dato para esclarecer los hechos que lo ponga en conocimiento de la Guardia Civil con la mayor brevedad. “Este caso debe representar un antes y un después en la colaboración entre cazadores y Guardia Civil para acabar con una lacra que perjudica a todos los que amamos, cuidamos y respetamos el medio ambiente”, ha indicado Mancheño.

Así mismo, la Federación nacional alienta al Seprona a realizar una investigación a fondo, esperando que caiga todo el peso de la ley sobre los responsables, y López Maraver ha anunciado que la entidad federativa que preside se personará como acusación particular, en conjunto con la Federación Andaluza de Caza, cuando se juzgue a los posibles culpables.

La RFEC, igualmente, comparte la consternación de las entidades conservacionistas implicadas en la preservación del lince ibérico por estos lamentables sucesos, ofreciendo su colaboración para luchar contra la pérdida de ejemplares de este felino por cualquier causa y, en concreto, para que casos como éste no vuelvan a repetirse.

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *