Nuevo paso del Gobierno en contra del plomo en la munición de caza

6 febrero, 2020 • Noticias de caza

Cartuchos del calibre 28

El Gobierno apoya una reforma europea que podría sancionar a quien porte cartuchos con plomos a menos de 400 metros de los humedales

Por su parte, el sector cinegético rechaza esta medida porque podría suponer la imposición de sanciones injustas

Redacción | El Gobierno parece haber generado una nueva confrontación con el sector cinegético debido a una reforma sobre la normativa europea respecto al uso de cartuchos de plomo en humedales. Con esta medida, el Gobierno pretende armonizar las regulaciones nacionales.

La propuesta en cuestión pretende que «la descarga y posesión de cartuchos hechos de plomo, o que contengan una concentración igual o mayor al 1% de plomo en peso, a 400 metros de humedales», esté prohibida y por lo tanto sea sancionable.

Esta reforma no está exenta de polémica puesto que desde el sector cinegético consideran que puede generar sanciones injustas, ya que podrían ser sancionados cazadores que, simplemente, pasen por la zona o transporten ese tipo de munición de un lugar a otro sin estar utilizándola en ningún momento para cazar dentro del humedal.

En estos momentos la prohibición de plomo en los humedales está normalizada y no se considera oportuna su modificación.

Zonas seguras

La distancia mínima establecida para portar este tipo de cartuchos en los humedales ha sido otro de los puntos de discordia entre diferentes sectores.

Algunos han sido favorables a establecer una distancia mínima sobre el humedal de 300 metros. Por otra parte, la Agencia Alemana de Medio Ambiente era favorable a una distancia superior a 500 metros, aunque finalmente Bruselas ha decidido establecerla en 400 metros como cita la reforma.

Dificultad para controlar las restricciones

El punto de partida de esta reforma se encuentra en 2015. Ese año, Bruselas, en busca de aumentar las restricciones del uso de plomo, solicitó un informe al respecto a la Agencia Europea de Sustancias Químicas. Esta, por su parte, aconsejó en dicho informe la restricción en la tenencia de cartuchos de plomo en humedales, con el fin de favorecer el cumplimiento de las restricciones estipuladas en la actualidad.

Además, esta medida se plantea por la dificultad de controlar in situ si un cazador que porte cartuchos con plomo los está disparando o no.

La postura de la Comisión Europea, pese a estar a favor de la eliminación del plomo en las municiones de caza, es favorable a que las restricciones no se apliquen al transporte de las mismas como tal.

Si finalmente todas estas medidas terminan siendo aprobadas, se estima que habrá un periodo de tres años de adaptación.

Rechazado de los cazadores

Otro de los hechos que genera rechazo en el sector cinegético son las alternativas planteadas para sustituir las municiones fabricadas con plomo.

Las opciones planteadas están basadas en municiones fabricadas con acero y bismuto. En este sentido la Comisión aboga que este tipo de municiones están perfectamente disponibles, son técnicamente utilizables y obviamente reducen en gran medida los factores contaminantes. También destacan que económicamente pueden llegar a ser similares a las utilizadas actualmente.

Desde el sector cienegético no se comparten estas premisas. «No es cierto, y lo señalamos como profesionales deseosos de que lo fuera, que existan alternativas de cartuchos sin plomo ampliamente disponibles», destaca Pedro Morrás, de la Federación Sectorial Armera.

Esta nueva confrontación del Gobierno con el sector de la caza no ha sido la primera. Además, la entrada en el Ejecutivo de Podemos, favorable a la eliminación total del plomo en las municiones de caza y a la creación de mayores restricciones en materia de bienestar animal, podría generar nuevas confrontaciones en el futuro.

Por su parte, Ignacio Valle, presidente de la Real Federación Española de Caza, se ha referido a este tema manifestando que «no existe un informe científico que respalde que se estén depositando en ellos [los humedales] 4.000 toneladas anuales de plomo, y menos que se esté causando la muerte de un millón de aves».

Un estudio demuestra que la incidencia del plomo en aves de caza es mínima

Munición con perdigón libre de plomo: características


Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. Juan José Fernández de Lucas dice:

    Si todas las controversias surgidas contra el ejercicio de la caza y el plomeo de humedales, son para evitar el ejercicio de esta actividad tan arraigada desde siglos, nos tendremos que plantear los cazadores,a quien debemos votar en el futuro, sopesando además, los agravios comparativos, con la mayoría de ONGes., a las cuales les estamos sosteniendo con el 0.7% de nuestro propio salario al destinar dicho %, a fines sociales. Como dice un refrán extremeño, «después de puta, pones la cama». Basta ya de financiar a inútiles con nuestros propios dineros, que se lo financien de su bolsillo, haber si de esta forma y manera, realizan tantas críticas y acciones en contra de todos nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *