«No he visto a ningún animalista estos días de calor en el campo»

26 julio, 2019 • Noticias de caza

Los cazadores de la Sociedad Deportiva de Arahal realizan tareas de aporte de comida y agua durante este verano

El secretario de la Sociedad sevillana anima a quienes quieran ayudarles en estas tareas que benefician a las especies

Redacción | Arahal es un municipio de Sevilla donde azota, como en gran parte de España, el calor del verano. Los campos agostados se quedan en ocasiones sin recursos, como son alimento y comida para las especies de la avifauna, ya sean cinegéticas o protegidas.

Durante este verano, como hacen otras sociedades y grupos de cazadores, los miembros de la Sociedad Deportiva Alaharense de Caza han reforzado los cuidados al medio ambiente. Están disponiendo en zonas de las 9.000 hectáreas que gestionan puntos con agua y comida para las especies que han de soportar los rigores de las altas temperaturas.

«Al final comen todo tipo de especies, hasta las lagartijas», afirma el secretario de la Sociedad David Sánchez. Utilizan sus propios coches y hacen los trabajos durante festivos y fines de semana. Colocan unas jaulas donde echan melones y sandías, y rellenan con agua los distintos bidones que tienen repartidos por el acotado.

También han colocado unos tubos de PVC para que las liebres y otros animales puedan refugiarse.

«Ningún animalista en el campo»

Todo sale del bolsillo de los cazadores. «Somos cazadores pero también los que más cuidamos de los animales para que haya un equilibrio —explica Sánchez—. No he visto a ningún animalista estos días de calor en el campo para proporcionarles agua y comida».

Los cazadores de Arahal están pendientes del campo y las especies durante todo el año. Para frenar los daños causados por la superpoblación de conejos en los cultivos de la zona, los cazadores instalaron vallados. Es otra de las labores que hace esta sociedad de caza.

Su secretario es muy claro y hace un llamamiento a quienes quieran ayudar: «pueden venirse con nosotros a recorrer el campo buscando emplazamientos o repartiendo agua y comida para estos animales».

La gestión del cazador

Los cazadores muestran una vez más su predisposición a ayudar a las especies durante momentos críticos, ya sea por cuestiones del clima o de acontecimientos siniestros como los incendios. El incendio que arrasó más de 8.000 Ha en el entorno del Parque Nacional de Doñana movilizó a cazadores de la zona, que repartieron por los terrenos asolados agua y comida.

Pero son otros muchos los ejemplos de cazadores que salen al campo sin las armas en las manos, con la intención de realizar tareas de ayuda o limpieza, retirando basuras y aportando agua y comida para las especies silvestres.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *