Ni en vacaciones suelta el cazador su rifle o escopeta ni deja a su perro de caza

15 julio, 2020 • Noticias de caza

Escopeta, rifle y perro de caza

Durante el periodo veraniego, el cazador sigue empleando el rifle y la escopeta, cazando y tirando al plato, así como disfrutando en compañía de sus perros de caza

Redacción | Llegan las vacaciones y hay muchas opciones para seguir con el arma en las manos y junto a la compañía de nuestros fieles compañeros de caza. Cuando llega el verano y el periodo de descanso vacacional, el cazador puede seguir usando su rifle o su escopeta, y calentando motores para la próxima temporada junto a nuestros perros de caza.

Recechos y caza en espera, recorridos de caza y compak, galerías de tiro y campos de entrenamiento para perros, además de los lugares de descanso playero en los que se permite la entrada de los canes. Muchas son las opciones que tiene el cazador para no soltar su arma ni dejar de lado a su compañero de caza, además de ser una buena época para reuniones de amigos con aficiones en común: la caza y el tiro.

Recechos y esperas

Hay dos modalidades de caza que se pueden realizar en estas fechas, como son los recechos y las esperas o aguardos, en las que las modalidades más generales están vedadas para respetar los ciclos reproductores de las especies. Las distintas comunidades autónomas reglamentan dos modalidades que atraen al cazador y que se pueden practicar en verano: la caza en espera y el rececho.

Cazador recechando detrás de unos pinos

El jabalí es la especie reina de las esperas o aguardos de verano y son muchos los cazadores que practican esta modalidad que consiste en cazar jabalíes durante sus horas de máxima actividad: al atardecer, durante la noche y al amanecer. Corzo y rebeco son las especies reinas de la caza a rececho durante esta época. Los periodos de caza varían según comunidades, por lo que hay que consultar la normativa de cada orden de vedas.

Durante el periodo veraniego, algunos cazadores aúnan jornadas de caza con los días de vacaciones familiares o con la pareja, lo que resulta un atractivo para disfrutar de la caza, el turismo, la gastronomía y el descanso de una zona o comarca española o internacional.

Tiro con escopeta y rifle

El verano es una época, salvo a finales del periodo (media veda), en la que las modalidades de caza menor están vedadas. No obstante, el cazador puede aprovechar estos días para mejorar su puntería y seguir disfrutando del tiro con escopeta. Hay dos modalidades indicadas para ello: los recorridos de caza y el compak sporting. Ambas son modalidades de tiro al plato, con su normativa y particularidades, que pretenden simular con el vuelo de los platos el recorrido de huida de las piezas de caza, ya sean de pluma o pelo.

Durante el verano se celebran distintas pruebas de estas modalidades, con excepción de las oficiales, a las que pueden asistir los cazadores, que tienen disponibles la red de canchas de tiro de todo el país para entrenar o disfrutar del tiro con escopeta.

Además de las canchas de tiro, en España hay galerías para armas rayadas con munición metálica. El cazador puede acudir a ellas para practicar el tiro con rifle o centrar sus visores. Las galerías más habituales son de 100 metros, pero existen algunas con mayor distancia para tiros más largos.

El perro de caza

Hay unos compañeros a los que no olvidamos los cazadores durante las vacaciones o el periodo veraniego: nuestros perros de caza. Una época estival en la que el grado de ejercicio ha de reducirse a las horas de menor calor y en la que resulta de gran importancia la hidratación constante del animal.

Existen campos de entrenamiento y zonas autorizadas en áreas urbanas para poder soltar a nuestros perros con el fin de que puedan ejercitarse. El verano es sinónimo de playa, pero aunque hay miles de kilómetros de playas en España no se permite en todas el acceso de animales de compañía. La regulación autonómica y municipal, además de la Ley de Costas, establecen los usos que pueden desarrollarse en las playas españolas.

Este mapa indica aquellas que autorizan la presencia de perros, pero el acceso deberemos comprobarlo in situ o a través de la web del municipio al que pertenezca la playa. Las playas en las que podemos estar con perros suelen identificarse con el nombre dog-friendly.

El verano ha llegado y, a pesar de la crisis provocada por el coronavirus, muchos cazadores disfrutarán de sus vacaciones en esta época. Aunque hay una veda generalizada de especies, podemos seguir realizando esperas y recechos. El cazador puede seguir empleando además sus armas de caza, ya sean rifles o escopetas, en las canchas y galerías de tiro, y puede pisar algunas playas españolas en compañía de su perro de caza. Planes de tiro y caza para los veranos del cazador.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *