Muerte de la más bella Dama de Miguel Ángel Alonso

3 agosto, 2013 • Miscelánea

Moriré cuando muera el otoño

y las hojas de los robles inunden los montes,

lejos de mi tierra,

donde los caminos se confunden

con prados eternos

y se abalanzan sobre cañones

para abrazarse con la mar.

Moriré al caer la tarde

cuando las becadas surcan horizontes

y las corzas ladran intrusos.

Moriré entre carballos,

lejos de mis robles,

sin caricias

sin besos,

moriré sin vida.

Lucharé contra la guadaña,

mi último aliento cobrará su filo

y me la llevaré en mi percha.

Coquetearé con sus ojos

reflejando la luna,

seduciré su mirada

desnudaré su alma.

Le arrancaré su capa

y yaceremos juntos.

Nos despertará la mañana

pero me habrá abandonado

cual amante despechada

y quedaré inerte

soñando vientos del norte

y lunas llenas,

sonriendo tras el reverso de la vida.

Relato de caza participante en el concurso organizado por Cazaworld, autor Miguel Ángel Alonso Valdivielso .  Toda la información del concurso en:

 

Concurso de Relatos



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *