Montería social 2013 en Deleitosa-Jaraicejo

15 octubre, 2013 • Caza mayor, Noticias de empresas

La mañana se presentó fresca.  Parecía que el día iba a ser soleado y con una temperatura agradable, aunque al final no fue del todo así.  Tras una ducha rápida, surge todo el ritual de preparación y el cosquilleo en el estómago.  Además, comienzo de temporada.  No va mas.

monteria social Cazaworld 2013

Para algunos de nosotros la montería ya empezó la noche antes con una agradable cena y luego una charla amigable para ponerse al día y reirse bastante.

A las 9 de la mañana estábamos ya en el restaurante donde se realizaba el sorteo.  Caras de sueño que por otra parte marcaban la tensión por empezar.

Los cafés no paraban de salir de la máquina.  Cinco camareros nos atendían con diligencia.  Casi todos estábamos ya preparados.  Además de desearnos suerte, nos dió tiempo a charlar un rato más y constatar una vez más, que la caza esta por encima de la crisis y que todos echamos de menos a gente que no estaba allí por una causa u otra.

En un momento dado había más gente fuera fumando que dentro esperando.  Los nervios se notaban en la mayoría.  Los organizadores porque quieren que todo salga bien.  Los cazadores porque estaban ante la primera de la temporada.  Los rehaleros porque sienten la responsabilidad de su trabajo.

Comenzaba un ligero retraso, la causa, unos amigos que venian de Lugo y se habían perdido.  Lugo-Deleitosa para cazar.  ¡Impresionante!

A las 10 estábamos desayunando unas migas, que para ser justos, les faltaba un punto de sabor.  Pero eso daba igual, la gente esperaba el sorteo.

Las armadas comenzaron a formarse, los postores cogían a su grupo y se iban yendo.  Suerte era la palabra más repetida.  Para cuando todos nos pusimos en marcha el calor había hecho acto de presencia y sabíamos que iba a ser una jornada dura para los perros.

Nosotros no acabábamos de ponernos en el puesto cuando ya oímos los primeros disparos.  Buena señal.   Nuestro puesto estaba despejado en toda su extensión mientras a nuestra espalda todo eran matorrales a media altura.

En este momento es preciso decir que cada participante tiene ahora su visión personal.  Desde cada puesto puedes observar lo que pasa a tu alrededor.  Luego, oyes a los perros y los disparos.

En nuestro caso, varios guarros se acercaron a nuestra espalda, pero el viento cambiante hizo que se alejaran.  No debían andar muy lejos porque en dos ocasiones oimos disparos cercanos, es decir, se dieron la vuelta y fueron a parar a otros puestos.

A mitad de montería paso un venado de los llamados de montería.  La puntería nos fue esquiva, pero el compañero del puesto de al lado tuvo la fortuna de su parte.  Creo que lo llegamos a pinchar, pero la ilusión del compañero era muy grande.  Fin de la discusión.

Después oímos bastantes disparos, tanto a  un lado como a otro de nuestro puesto y en general durante toda la montería.  Mi percepción es que fue una montería buena, aunque mal repartida.  Algunos puestos tuvieron mucho paso y otros escaso o nulo.  La caza en abierto es lo que tiene.

En la vuelta al restaurante, empezamos a contar la historia según cada cual la ha vivido.  Es interesante observar como un mismo hecho puede ser percibido de manera totalmente opuesta según la experiencia del que lo vive.

Eran casi las 4 de la tarde cuando empezamos a comer.  Hambrientos pero contentos por lo vivido, comentamos de nuevo la jugada con los compañeros de mesa.

Con el café posterior, más jugadas comentadas con otros compañeros.  Y en la junta, según llegaban las piezas, se iban despiezando por los carniceros, por lo que no fue posible una foto total ni en familia.  Cada zona tiene sus costumbres.

Nosotros nos fuimos despidiendo unos de otros.  Había bastante gente de Cazaworld y creo que el espíritu de la comunidad se respiraba fuerte.  Por eso teníamos un punto de vista positivo de todo el día.

Fue una jornada inolvidable.  Para nosotros, que llevamos tantos años luchando por los cazadores, viviendo sus alegrías y sus penas, tener la oportunidad de compartir una jornada de caza es maravilloso.  Todo lo demás es secundario, aunque tiene su importancia.

Podéis ver un informes de caza de la montería: Informe 1 de este año y otro correspondiente al año pasado para que comparéis: Informe 2



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *